cash

Domingo, 31 de agosto de 2008

“El sector rural...”

 Por Roberto Navarro

El titular de la AFIP, Claudio Moroni, anunció en una entrevista exclusiva a Cash, la primera que brinda a un medio gráfico desde que reemplazó a Alberto Abad, que en dos semanas comenzará a asistir técnica y financieramente a las provincias para que aumenten de manera sustancial la recaudación del impuesto inmobiliario rural. También señaló que se viene un fuerte cruce de información entre monotributistas y sus consumos y que se va a comenzar a controlar a las mutuales, que ya manejan el 12 por ciento de los depósitos del sistema financiero. Moroni estima que aún existe un porcentaje de evasión en el IVA de aproximadamente un 19 por ciento. Porcentaje que significa alrededor de 40 mil millones de pesos anuales que se pierden de recaudar.

¿Qué nivel de evasión existe en la actualidad?

–La estimación para el 2007 de la evasión en IVA es de aproximadamente un 19 por ciento. Sigue bajando respecto del dato de los últimos años. En cuanto a Ganancias, el porcentaje es muy fluctuante porque depende de un montón de supuestos de carácter subjetivo. No obstante, es imposible que siga una tendencia distinta a la del resto de los impuestos.

¿Cuáles son los planes para reducir la evasión?

–Tenemos que trabajar fuerte en el monotributo, que, conceptualmente, se desmadró. No me interesa lo que se deja de tributar, sino que me preocupa que en ese impuesto tenemos una ruptura de la red de información. Entre fin de año y principios de 2008 vamos a armar una red de control muy fuerte sobre el monotributo. Pero en forma inteligente. No tiene sentido molestar al propietario de un kiosquito. O sea, tenemos que detectar profesionales, cruzar con consumos, propiedades. Vamos a tener un cruce de información fuerte. Con esto no vamos a dar vuelta la recaudación, pero vamos a empezar a rearmar una red de control que había entrado en una vía muerta.

¿Cuáles son los sectores con mayor nivel de evasión?

–El sector rural es un rubro duro en todo el mundo y en Argentina en particular. Trabaja mucho en la informalidad. Es un sector disperso no sólo geográficamente, sino en cantidad de unidades económicas, de difícil fiscalización. Por eso es un sector complejo para la administración tributaria. Luego no hay un sector en particular que ocupe el segundo lugar, sino que existen nichos.

¿Cuáles son dentro del campo los sectores que menos pagan?

–En el campo hay cadenas de informalidades que van del productor hasta los intermediarios, los medios de transporte y en algunos casos –que incluso tenemos algunos procesos penales– los corredores de cereales que están habilitados en las bolsas. Es decir, lo que tenemos son cadenas completas de informalidad. Porque el productor solo no puede colocar su producción en negro, requiere de algún mecanismo para que esa producción en algún punto se blanquee. En algún punto todo lo que va a exportación se registra, con lo cual tiene que haber una cadena que permita ese blanqueo. Y lo que va a mercado interno, si no se blanquea es porque hay una cadena completa que llega hasta el consumidor. Es lo que pasa con pequeños frigoríficos locales, donde existe una cadena completa que llega al consumidor sin nunca haberse formalizado.

¿Los grandes pools también evaden?

–Sí, hay un montón de realidades distintas. Tenemos pools con oferta pública, otros que son simplemente cuasi-sociedades de hecho sin tener oferta pública. A veces encontramos un pool perfectamente organizado, pero existen irregularidades en el arrendamiento. También detectamos pools que distribuyen utilidades a monotributistas por un monto que supera su categoría fiscal. Puede ser que el estado fiscal del pool sea perfecto, pero la cadena alrededor del pool está llena de irregularidades.

¿Es habitual que no se declaren los contratos de arrendamientos?

–Sí. Primero tendrían que empezar por pagar el impuesto inmobiliario. En menos de 15 días vamos a presentar un programa de asistencia a las provincias. Hemos cambiado el enfoque. Vamos a brindar asistencia en materia de registro y propiedad de inmuebles y catastro a las provincias. Cuando se analiza la situación impositiva general del mundo respecto de la renta de la tierra, el primer impuesto, que es el más fácil de capturar, que es absolutamente local, es el impuesto a la tierra. Cualquier país que tenga una producción agropecuaria importante, el primer impuesto que captura muy bien es el inmobiliario.

¿Cómo sería esa asistencia?

–Será técnica y financiera. Las provincias diseñarán sus programas dentro de los objetivos que vamos a plantear. Existen casos en provincias con 800 mil hectáreas cultivadas que recaudan apenas 10 millones de pesos al año de impuesto inmobiliario rural. Ese monto es igual a nada. Entonces una de las primeras cuestiones que tenemos que resolver con el agro –y esto sí es federalismo, porque ese impuesto lo capturan las provincias– es que el primer impuesto que deberían pagar es el inmobiliario. Hoy la tierra pasó a ser, y va a seguir siendo por mucho tiempo de acuerdo a todas las proyecciones económicas, un factor de renta muy importante en la Argentina.

¿Por qué la AFIP tiene los nombres de los dirigentes agropecuarios que evaden y no los difunde?

–Nunca va a salir de la AFIP nada que tenga que ver con información fiscal de una persona física. De nadie. Hay ciertas cuestiones que son estratégicas, no de un gobierno, sino de una política de administración tributaria: el secreto fiscal. Además, la AFIP, pese a lo que dice algún dirigente agrario, no es una agencia de persecución. Trabaja en base a un programa de fiscalización. No es un programa que diseña el administrador, sino que lo diseñan cada una de las direcciones, trabaja en base a pautas racionales.

En la provincia de Buenos Aires, Santiago Montoya publica los nombres en Internet.

–Son dos criterios de administración distintos. No voy a opinar sobre la bondad de uno u otro. Pero la verdad que creo que el mantenimiento del secreto fiscal y este esquema de políticas de administración que se estuvo llevando en la AFIP fueron exitosos, con lo cual lo último que se me ocurriría es cambiarlo.

Compartir: 

Twitter
 

Claudio Moroni, titular de la AFIP.
Imagen: Guadalupe Lombardo

CLAVES

“La estimación para el 2007 de la evasión en IVA es de aproximadamente un 19 por ciento. Sigue bajando respecto del dato de los últimos años.”

“Tenemos que trabajar fuerte en el monotributo, que, conceptualmente, se desmadró.”

“El sector rural trabaja mucho en la informalidad.”

“En el campo hay cadenas de informalidades que van del productor hasta los intermediarios, los medios de transporte y los corredores de cereales.”

“Puede ser que el estado fiscal del pool de siembra sea perfecto, pero la cadena alrededor del pool está llena de irregularidades.”

“Vamos a brindar asistencia en materia de registro y propiedad de inmuebles y catastro a las provincias para que aumenten el cobro del impuesto inmobiliario rural.”

“Nunca va a salir de la AFIP nada que tenga que ver con información fiscal de una persona física.”

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    “El sector rural...”
    El jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estimó que la evasión en el...
    Por Roberto Navarro
  • CHACAREROS CONVERTIDOS EN RENTISTAS
    El nuevo sujeto agrario
    Por Alberto J. Lapolla
  • DEBATE POR EL PROCESO DE ALZA DE PRECIOS
    Diagnóstico completo
    Por Alejandro Barrios
  • ESCENARIO > CRECIENTE INTERNACIONALIZACION PRODUCTIVA DE CONGLOMERADOS REGIONALES
    Multinacionales emergentes
    Por Diego Rubinzal
  • EL DESEMBARCO LOCAL DE LA CORPORACION ANDINA DE FOMENTO
    El nuevo prestamista
  • AVANCE DE LA PRODUCCION DE UVA DE MESA
    Boom exportador
    Por Claudio Scaletta
  • BUENA MONEDA
    La opción brasileña
    Por Alfredo Zaiat
  • EL BAúL DE MANUEL
    EL BAUL DE MANUEL
    Por Manuel Fernández López

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.