cash

Domingo, 21 de marzo de 2010

CRECE EL DEBATE SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DE FONDOS ESPECULATIVOS

Regular los “hedge funds”

 Por Carlos Weitz

Las reformas en la regulación financiera europea volvieron a ocupar el centro de la escena esta semana. El director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, advirtió que “el público está cada vez más impaciente por la lentitud con la que avanzan las reformas”. El jefe del FMI puntualizó que “los contribuyentes ven cómo los banqueros continúan recibiendo compensaciones enormes, el desempleo sigue creciendo y no queda claro si los políticos siguen comprometidos para implementar reformas serias y duraderas”. También señaló que cada país está llevando adelante reformas en direcciones y velocidades diferentes, remarcando que hasta que se efectivice un acuerdo global, el sistema financiero presenta vacíos regulatorios (segmentos que nadie regula) que deben ser abordados. Como corolario, el director del FMI urgió al Consejo del Parlamento Europeo a alcanzar un acuerdo rápidamente.

En el mismo momento en que desde Bruselas Strauss-Kahn reclamaba aceleración en las reformas, el primer ministro británico Gordon Brown se comunicaba telefónicamente con el jefe del gobierno español y actual presidente de la Unión Europea, José Luis Rodríguez Zapatero, para retrasar el debate sobre la regulación de los fondos especulativos (hedge funds) en el Consejo de Economía de la Unión Europea, expresando su oposición al actual proyecto regulatorio impulsado por Francia y Alemania. La iniciativa de estos países apunta a una mayor regulación de estas instituciones, mejorando el gobierno societario de los fondos especulativos, fijando normas más estrictas en términos de requisitos de liquidez que deben mantener; y limitando fuertemente potenciales conflictos de interés. La norma que empezó a discutirse hace un año obliga a fondos con más de 100 millones de euros bajo administración a registrarse, estableciendo restricciones a los mecanismos de compensación a sus ejecutivos.

La propuesta contempla, también, prohibir la actuación en Europa de fondos extranjeros que no tengan normas de igual calibre en sus países de origen, estableciendo que los inversores europeos sólo podrán invertir en fondos domiciliados en Europa. El secretario del Tesoro de los Estados Unidos Timothy Geithner salió a defender a los fondos especulativos de origen estadounidense que actúan en Europa, descalificando la propuesta “acusándola” de proteccionista.

Francia y Alemania respaldaron el endurecimiento de las regulaciones basando su argumentación en que la falta de transparencia de esos fondos contribuyó a desatar la reciente crisis financiera. La negativa inglesa a regular estos fondos especulativos puede explicarse en el hecho que aproximadamente el 80 por ciento de los hedge funds europeos operan en Londres, aunque sus casas matrices se localizan en las islas Caimán y en otros centros financieros offshore. La industria financiera es una fuente de empleo relevante en la city londinense y genera importantes recursos tributarios para el presupuesto británico.

El debate referido al accionar de los fondos especulativos tiene como trasfondo también las distintas visiones que reinan en Europa respecto de los controles en los movimientos de capitales entre países. Francia, a través de su presidente, Nicolas Sarkozy, ha vuelto a la carga con la necesidad de aprobar un impuesto a las tran­sacciones financieras internacionales –iniciativa conocida popularmente como Tasa Tobin, por el nombre del economista que lo propuso, en 1971–, apuntando a utilizar esos recursos para financiar proyectos vinculados con el cambio climático

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.