cash

Domingo, 4 de julio de 2010

MANIOBRAS EN LOS MERCADOS DE FUTUROS

Mister Perkins

 Por Carlos Weitz

El martes pasado, el regulador financiero inglés (FSA) impuso una multa cercana a los 100.000 euros a un operador de contratos de futuro de petróleo llamado Steve Perkins, condenándolo por “abuso de mercado”, prohibiéndole trabajar en la industria financiera por un plazo de cinco años. Perkins llevó a cabo la maniobra cuestionada por el supervisor británico los días 29 y 30 de junio de 2009, mientras trabajaba en PVM Oil Associates, la compañía extrabursátil más importante dedicada al comercio de petróleo. A las 7 de la mañana del 30 de junio, al efectuar la revisión diaria de rutina, los responsables de la empresa encontraron documentación que sugería que Perkins había comprado, entre la 1 y las 3 de la mañana, 7 millones de barriles de petróleo. Tres horas más tarde no quedaban dudas de que el operador había cursado él solo, sin autorización y antes de la apertura de los mercados londinenses, operaciones equivalentes a 10 veces el volumen usual operado en esos instrumentos, empujando artificialmente el precio del petróleo tomado como referencia a nivel mundial. Las compras de Perkins llevaron a que el precio del barril superara los 73 dólares, el nivel más alto alcanzado hasta entonces durante el año pasado. De acuerdo con el regulador inglés y “como producto de esta maniobra, el precio del barril se elevó significativamente”, por lo que inició una investigación por manipulación de mercado. La compañía tuvo que deshacer inmediatamente esas operaciones de compra sufriendo pérdidas cercanas a los 10 millones de dólares, equivalentes en ese momento a sus ingresos de todo un año.

La envergadura de la operación dio lugar a diversas conjeturas respecto de las motivaciones que llevaron a Perkins a manipular el precio de un producto estratégico como el petróleo. El ex operador cerró todas las especulaciones respecto de las motivaciones de su comportamiento cuando reconoció que no recordaba lo que había sucedido debido a que durante el fin de semana había asistido a una fiesta en la que consumió abundante alcohol. De acuerdo con el informe del regulador inglés, Perkins reconoció haber empezado a tomar durante el fin de semana durante un evento golfístico organizado por la compañía. La seguidilla de tragos sólo se detuvo –momentáneamente– cuando Perkins llegó a su casa y utilizó su laptop personal para cursar las órdenes por 520 millones de dólares dirigidas al principal mercado de futuros de petróleo europeo ICE Futures Europe, a través de una plataforma de Internet.

La investigación puso en evidencia cuán sencillo resultaba para un simple operador generar caos en el mercado petrolífero mundial sin hacer uso de efectivo, contando como única herramienta su computadora personal y una buena dosis de bebidas espirituosas. En numerosas ocasiones antes de este suceso, el presidente de la compañía PVC había efectuado declaraciones condenando maniobras especulativas ocurridas en estos mercados, describiéndolos como “casinos electrónicos de petróleo”.

Este episodio llevó a que los reguladores pusieran la lupa en el funcionamiento de los mercados de futuros de petróleo, apuntando a limitar comportamientos especulativos que terminan afectando la estabilidad de los sistemas financieros. En el comunicado publicado por el regulador financiero inglés detallando la maniobra se señaló que “Mister Perkins, cuando se encuentra borracho, representa un riesgo extremo para el mercado”. Para tranquilidad de los reguladores, y sobre todo del normal funcionamiento de los mercados del mundo, el ex operador reconoció tener un problema de adicción al alcohol y comenzó un tratamiento de rehabilitación

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.