cash

Domingo, 31 de octubre de 2010

Legado y futuro

 Por Miguel G. Peirano *

Un transgresor. Un hombre que inició culturalmente un cambio de paradigma económico en el marco de la profunda crisis que el modelo neoliberal de los ’90 había generado en la Argentina. Esto, entre otros hechos, ha sido y es el legado de Néstor Kirchner. Entendía que la posibilidad de lograr una transformación social del país requería de políticas heterodoxas, con énfasis en el desarrollo de los sectores productivos, y con un mercado interno dinámico a través de la creación de empleo, mejoras salariales y políticas activas del Estado. Fue un presidente profundamente comprometido con la tarea de mejorar la situación de la Argentina y expresó en todas sus decisiones el convencimiento de alejarla de concepciones neoliberales. La enumeración de sus políticas económicas no tiene un sentido estadístico o formal sino de marcar los hitos de una administración que, signada por su espíritu innovador, estuvo atenta y efectiva para resguardar la consistencia de las pautas fundamentales en términos macroeconómicos.

Así, encaró una histórica renegociación de la deuda externa que, llevada adelante con la colaboración del ex ministro Roberto Lavagna, modificó estructuralmente las condiciones de funcionamiento de la economía argentina. Mientras la gran mayoría del mundo presagiaba el fracaso de la negociación, logró vencer todas las presiones y resistencias de los sectores de lobby de intereses concretos, que intentaron generar el fracaso de la posición nacional.

Pero no se quedó allí y supo enfrentar los preconceptos del neoliberalismo, tan extendidos en el discurso económico a nivel mundial. En este sentido, concibió la relevancia de desentenderse de las recomendaciones de organismos internacionales como el FMI, y al mismo tiempo, advirtió lo trascendente de contar con una política de acumulación de reservas, como instrumento para ganar autonomía y solidez frente al escenario internacional.

Tenía una profunda convicción sobre el rol del mercado interno para sustentar el desarrollo de la economía, por lo que adoptó medidas para favorecer la demanda interna. Fue un permanente defensor de la industria nacional: generó condiciones para fortalecer un proceso de industrialización que fundamentalmente priorizara a los sectores de pequeñas y medianas empresas. Señalaba la importancia de definir políticas que potenciaran la viabilidad del conjunto de las ramas industriales. Numerosos sectores pymes lograron el acceso fluido al despacho presidencial. En ese espacio, además de analizar las dificultades, en persona se comunicaba con los responsables de las áreas para resolver los temas y alentaba a los industriales para que le suministraran información sobre eventuales dificultades. También aplicó una política de administración de comercio exterior para asistir las inversiones de estos actores. En cada una de las negociaciones internacionales resguardó a los sectores mano de obra intensiva y todas las decisiones tenían como objetivo defender intereses concretos del país. De esta manera, reivindicó el Mercosur como política de Estado, pero cambiando sustancialmente su rol en el funcionamiento para permitir condiciones equilibradas para el desarrollo nacional. En negociaciones trascendentes como la Ronda de Doha dejó totalmente de lado supuestos réditos mediáticos o presiones externas para defender la producción nacional.

Pero junto al “hacedor” siempre estuvo el “hombre”. En lo cotidiano encontré una persona cálida, respetuosa, correcta. Nunca utilizaba “malos tonos”, siempre motivaba creando el mejor clima de trabajo. Por ciertas diferencias conceptuales, me alejé de la gestión pública. En ese marco también mantuvo su forma, su cariño y su permanente mensaje de que frente a cualquier problema, contaba con su persona.

Néstor Kirchner, un presidente que hizo historia, que deja un legado, que marcó un camino, y a quien tuve la oportunidad de conocer como una gran persona. Hacia el futuro, nuestro país tienes las condiciones objetivas para tener un horizonte positivo. La Presidenta de la Nación ya ha enfrentado con éxito la crisis internacional más grave que sacude a los países desarrollados, de esta manera ha despejado el camino para seguir consolidando los avances alcanzados en los últimos años

* Ex ministro de Economía y Producción.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.