cash

Domingo, 19 de febrero de 2012

ENTREVISTA A IMMANUEL NESS, PROFESOR DE LA CITY UNIVERSITY OF NEW YORK

“Se empieza a cuestionar al neoliberalismo”

 Por Esteban Magnani

Al igual que en otros países, en los Estados Unidos ha comenzado a cuestionarse el rol de las universidades en el mantenimiento de un sistema neoliberal que muestra cada vez más fisuras. En diálogo con Cash, Immanuel Ness, doctor en Ciencias Políticas y profesor de la City University of New York, da cuenta de esa situación y de los debates que genera.

–La crisis ha generado un interés cada vez mayor entre docentes y estudiantes acerca de modelos alternativos al capitalismo neoliberal. Estamos viviendo un renacimiento de los debates que incluyen perspectivas críticas que van más allá de la reforma del capitalismo para reemplazarlo directamente por otros modelos.

¿El neoliberalismo es una ideología monopólica en la universidad de los Estados Unidos?

–El neoliberalismo, luego de 30 años de dominio, está siendo analizado en todas las instituciones académicas y el cuestionamiento alcanza ya a los discursos de la sociedad civil. Y eso ocurre a pesar de que los medios cierran filas con el discurso neoliberal dominante, ya que están controlados por corporaciones poderosas que quieren frenar el debate y eliminar la crítica sobre las groseras desigualdades que produce el capitalismo neoliberal. El aparato represivo y legal de los Estados Unidos es opuesto al cambio democrático que conduce a una mayor igualdad.

¿Qué impacto tuvo el documental Inside A job en el mundo intelectual?

–Creo que a la mayoría de los académicos e intelectuales de los Estados Unidos le interesó como forma de documentar las causas de la crisis y en particular la relevancia de las instituciones especulativas. Los de derecha, por su parte, argumentan que el documental no pone atención en un gobierno que es cómplice en el proceso. Lo que está ausente es una crítica más profunda acerca de todo el ciclo que beneficia a los ricos y que empobrece a los trabajadores. De alguna manera, los críticos de izquierda coinciden en que cualquier otra persona que esté en el poder dentro del mismo sistema hubiera seguido la lógica capitalista. Es necesario calificar al sistema como imposible en lugar de argumentar que algunos pueden manejarlo mejor que otros.

¿Qué tan serias son las nuevas reglas acerca de no ocultar la relación entre académicos y las corporaciones, como ocurrió recientemente en la Universidad de Columbia?

–Lo que presenta Inside Job es particularmente devastador para Columbia y otras universidades que producen ejecutivos de Wall Street. Esos individuos se benefician conscientemente de la ruina de las economías nacionales, lo que demuestra que la integridad moral de las universidad está en cuestión. Aun así, hay dudas de que se termine la corrupción ya que hay reglas diferentes para universidades como Columbia, Yale, Princeton y Harvard, cuyos egresados manejan la economía. El hecho es que la mayoría de los norteamericanos considera a esos graduados como maníacos y egocéntricos elitistas que no se interesan por el bienestar general.

¿Hay un desafío al monopolio ideológico del neoliberalismo?

–Absolutamente. Hay un sentimiento emergente entre los profesores acerca de que los principios neoliberales están enraizados en una construcción científica falsa que, a su vez, se apoya en una falsa construcción de la economía clásica.

En el gobierno de Obama continúan los mismos que causaron la crisis del 2008. ¿Ocurre lo mismo en las universidades?

–Así es. Y el precio de que se queden es que las universidades pierdan mucho prestigio. Cada vez más los profesores críticos ganan el interés de estudiantes que están endeudados y tienen muy pocas perspectivas de conseguir un trabajo. Profesores como Zizek, Chomsky o Naomi Klein, por citar algunos, son cada vez más populares en los cursos de economía y han contribuido al crecimiento de un movimiento de oposición en los campus de Estados Unidos.

¿América latina se ve como alternativa?

–En el mundo académico, el argentinazo de 2001/2 representa un ejemplo de lo que muchos pensadores de izquierda ven como un desafío a la posición hegemónica del neoliberalismo y la valorización financiera. Se visualiza al cooperativismo en general como una alternativa. Las lecciones de Argentina, Brasil e incluso Venezuela, y la noción de economía solidaria son muy importantes

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.