cash

Domingo, 5 de agosto de 2012

RECUPERACIóN Y EXPANSIóN DE LA PRODUCCIóN DE BIENES DE CAPITAL

Sector estratégico

 Por Federico Kucher

La industria de bienes de capital es estratégica. El consumo de maquinaria y equipo implica un proceso de inversión reproductiva para la economía, lo que permite ampliar la oferta en múltiples sectores de la industria. Parte importante de los bienes de capital que adquirieron los empresarios fueron importados, aunque también se reactivaron fábricas nacionales que habían sido desmanteladas durante décadas. El sector tiene margen para sustituir alrededor de la mitad de sus importaciones.

La inversión es central para el crecimiento en una economía. Expande el Producto al tiempo que impulsa la demanda de empleo. También les permite a los empresarios incorporar cambios técnicos en los procesos productivos para incrementar sus ganancias relativas. Esa innovación se concentra en el sector de bienes de capital. Eso lo hace un sector estratégico. En el país existen 3000 empresas de bienes de capital, concentradas en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos. Los pequeños y medianos empresarios tienen una fuerte participación en esa industria, donde la presencia de grupos extranjeros es menor. El sector ocupa alrededor de 90.000 empleos directos. Los requerimientos tecnológicos de la rama implican una alta calificación de sus trabajadores.

La producción nacional de bienes de capital se incrementó mucho en los últimos años. Eso lo explicó la ruptura de la convertibilidad porque les permitió a los empresarios del sector recomponer rentabilidad para impulsar la oferta local de una variedad de equipos durables. Entre esos fabricantes se destacaron los de maquinaria agrícola. Se trata de un rubro que fue desarticulado en los ‘90 gracias a una política industrial que benefició a las importaciones de tractores, sembradoras, cosechadoras, implementos. Esa situación se modificó y el sector registró un fuerte crecimiento. En algunos de sus segmentos, la producción local no sólo cubrió la expansión de demanda doméstica, sino que alcanzó para multiplicar los niveles de exportación. Las máquinas sembradoras siguieron esa tendencia, aumentando sus ventas al mercado mundial cerca de 10 veces. También los implementos para maquinaria agrícola (remolques, pulverizadoras, partes) lograron incrementar sus exportaciones, lo que se destinó a Brasil, Venezuela, Australia, Uruguay, Estados Unidos.

El sector Bienes de capital incorporó 40.000 trabajadores directos a la economía en pocos años. Ese incremento de la ocupación fue necesario para ampliar la producción de maquinarias para abastecer a un mercado local en pleno ciclo expansivo. Con la megadevaluación de 2002, las manufacturas y otras actividades (minería, construcción, servicios) comenzaron a recuperarse de la fase recesiva de la convertibilidad. En un principio utilizaron capacidad ociosa instalada, aunque rápidamente requirieron equipos de capital para continuar su crecimiento. Desde 2004 el consumo de bienes de capital aumentó alrededor de 3 veces.

Si bien una parte de esa demanda se cubrió con maquinarias domésticas, las compras en el mercado mundial fueron las que registraron el crecimiento más importante. Las importaciones en la rama maquinaria y equipo aumentaron hasta que un 65 por ciento de la inversión local para formación de capital se realizó con productos importados. Rubén Fabrizio, representante de la Cámara de Industriales de Proyectos de Ingeniería de Bienes de Capital, explicó a Cash que “un motivo del incremento en las importaciones fue que la destrucción del entramado industrial no se ha revertido, entonces al crecer la producción demanda insumos, partes y piezas que no se fabrican en Argentina”.

Existe la posibilidad de sustituir muchos productos: 40 por ciento de los bienes de capital importados se fabrican en el país. Fernando Grasso, coordinador de las cámaras de bienes de capital en Adimra, señaló a Cash que “es posible sustituir la maquinaria sin incrementar los precios, evitando que se perjudique la competitividad en la industria”. Para agregar que “un desafío importante es el de reemplazar las partes y piezas importadas (que son necesarias para producir los equipos de capital nacionales). Hay que seguir trabajando en la integración regional para ganar una escala suficiente que permita fabricar en el país esos productos”

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.