cash

Domingo, 12 de enero de 2014

LAS ONG Y EL ESTADO

Caballo de Troya

 Por Diego Rubinzal

Las medidas económicas impulsadas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) jaquean al Estado de bienestar europeo. La implementación de sucesivos ajustes debilita sus clásicas prestaciones sociales. Por caso, el gobierno de coalición holandés (conformado por liberales de derecha y laboristas de “centro-izquierda”) se encamina por ese rumbo. Las últimas medidas debatidas en el Parlamento incluyen un ajuste de 6000 millones de euros en los subsidios a la salud, pensiones y ayudas por desempleo. En su primer discurso ante los legisladores, el rey Guillermo Alejandro manifestó que el “Estado de bienestar clásico de la segunda mitad del siglo XX está terminado”. El monarca agregó que el Estado benefactor debe ser sustituido por “una sociedad participativa”. El integrante de la conservadora Fundación Edmund Burke, Diederik Boomsma, ejemplificó que, “si alguien está desempleado, su red familiar y de amigos pueden darle los contactos para encontrar trabajo, en vez de esperar que lo haga el Estado con impuestos que pagamos todos y afectan el crecimiento económico”.

El repliegue estatal sería sustituido, entonces, por el accionar de organizaciones caritativas, ONG y/o el mismo entramado familiar. La promoción de la “sociedad civil” se transforma así en un programa regresivo. El único objetivo de esa prédica “participativa” pasa a ser la desarticulación del Estado de bienestar.

El profesor de la London School of Economics Howard Glennester sostiene que “las organizaciones caritativas son pequeñas, funcionan con gente que trabaja medio tiempo de manera voluntaria y no tienen los fondos necesarios para reemplazar al Estado... Lo que hay detrás es un proyecto político de desmantelamiento del Estado benefactor basado en la idea de que el Estado hace todo mal y que las cosas funcionaban mejor en un pasado idílico, el siglo XIX, cuando las organizaciones caritativas tenían que cubrir esas necesidades sociales como podían. La realidad es que históricamente el Estado benefactor surgió por las deficiencias de este modelo”.

La valorización excesiva del rol de las ONG es un fenómeno de alcance global. La visión pro “ONGeísta” fue una de las causas del debilitamiento de un espacio alternativo como el Foro Social Mundial (FSM). El brasileño Emir Sader sostuvo que “las ONG y las visiones teóricas vinculadas con ellas dentro del propio FSM centraban su fuego en contra del Estado..., no por nada las ONG consideraban como una cuestión de principio la no participación de los partidos políticos en el FSM. Postura que llegó al absurdo de que presidentes latinoamericanos como Hugo Chávez, Lula da Silva, Rafael Correa, Evo Morales tuvieron que presentarse en un acto paralelo, externo a la programación oficial del FMS de Belem, en 2009... Las ONG e intelectuales vinculados con ellas –en general europeos o latinoamericanos con visiones eurocéntricas– han quedado reducidos a la impotencia política y al aislamiento de los movimientos populares”.

El sociólogo brasileño Bernardo Sorj afirma en “¿Pueden las ONG reemplazar al Estado?” que “la afirmación de que las ONG de América latina pasaron a ser un sustituto del Estado y de sus políticas sociales es insostenible, pues su capacidad de distribuir bienes públicos o sociales es extremadamente limitada. Cuanto más fuerte es la economía del país, más se confirma esa definición. En Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y México no es razonable sostener que las ONG estén en condiciones de sustituir las políticas estatales”. “Las generalizaciones apresuradas sobre el proceso de globalización y una eventual sociedad civil global tienden a subestimar el papel central del Estado nación y de las sociedades nacionales en la formación de las identidades culturales y en la creación o distribución de la riqueza”, concluye Sorj, profesor de Sociología de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

[email protected]

@diegorubinzal

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.