cash

Domingo, 20 de marzo de 2016

LA POSIBILIDAD DE NUEVAS DEMANDAS CONTRA ARGENTINA

Riesgos del pago buitre

El preacuerdo buitre firmado por el Gobierno está confiriendo a los demandantes NML Capital y otros un lucro usurario, inequitativo y totalmente desproporcionado respecto de los otros acreedores que entraron voluntariamente al canje.

 Por Javier Ortega *

Existe el grave riesgo de que la concreción del pre acuerdo entre los fondos buitre (NML Capital de Paul Singer y otros) y la Argentina dispare una nueva catarata de demandas contra el país. Los probables demandantes serían el 93 por ciento de la masa total de acreedores que habían aceptado el canje de los años 2005 y 2010 y que concedieron una quita de 66 por ciento sobre sus acreencias. Ahora ellos también querrán lo que se les da a los buitres

Por el pre acuerdo la Argentina se compromete a emitir nuevos títulos de deuda para que, con lo que se obtenga, pagar en efectivo a los fondos buitre. Los dos aspectos que desde el punto de vista legal ponen en peligro la estabilidad de la reestructuración soberana de la deuda argentina 2005 y 2010 son:

Primero: Se está confiriendo a los demandantes NML Capital y otros un lucro usurario, inequitativo y totalmente desproporcionado respecto a los otros acreedores que entraron voluntariamente al canje.

Segundo: Se les otorga a los buitres super privilegios por sobre los acreedores que canjearon sus títulos en 2005 y 2010, ya que los buitres cobran primero y además se convierten en beneficiarios exclusivos y excluyentes de la deuda que Argentina tomará a futuro.

Estos dos aspectos dan base legal para intentar nuevas demandas contra Argentina exigiendo igualdad de trato, algo que los representantes legales del 93 por ciento que ingresó al canje ya están diciendo que harán. La postura de los negociadores del gobierno es que esto no ocurrirá por el vencimiento de la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers), que cuando estaba vigente daba derechos a cualquier acreedor a exigir igualdad de tratamiento respecto al acreedor que reciba la mejor oferta, como la recibieron los buitres.

Pero la cláusula RUFO no es el único camino posible para reclamar la igualdad de trato con los buitres. Este reclamo puede fundarse también en principios generales del Derecho. Y dado el antecedente creado por la interpretación extravagante que dio el juez Griesa al principio de igualdad de trato y los conceptos peyorativos de la cámara de apelaciones de su distrito para neustro país, es de temer el clima adverso para los intereses argentinos en esos estrados judiciales.

¿Cuales serian los principios que podrían articular el 93 por ciento para exigir que el gobierno argentino los trate igual que a los buitres?

- Pari passu(Igualdad de trato para los acreedores). La propuesta de acuerdo discrimina a la inmensa mayoría de los acreedores (93 por ciento) que aceptaron voluntariamente el canje de sus bonos consintiendo una quita, para privilegiar a una minoría ínfima (un 0,4 por ciento de los acreedores ampliada a 7 por ciento con me too y holdouts) que no consintieron ninguna quita. Les reconoce además intereses usurarios y utilidades lesivas para el deudor (obtendrían un retorno de 1600 por ciento considerando el precio de remate que adquirieron los bonos ya defaulteados) y los premia además con primacía en el orden de cobro, ya que retiene los pagos de los bonistas que adhirieron al canje con anterioridad para que cobren antes que nadie los fondos especulativos (“buitres”) que se presentaron al último.

- Primo tempore potior iure (Primero en el tiempo, mejor en el Derecho). Se da primacía a los buitres por sobre los pagos a acreedores que entraron al canje (pagos que deben hacerse ya, o que están bloqueados por cautelar). Los recursos que vaya consiguiendo el Estado argentino por emisión de bonos se destinan exclusivamente al pago a los buitres dejando el resto afuera. Esos fondos que van entrando son “prenda común” de todos los acreedores. Sin embargo se da privilegio absoluto a los buitres. O sea, se da mejor Derecho a los últimos en el tiempo. Porque “los buitres” adquirieron los bonos ya defolteados recién en 2008. Siete años después de que fueron emitidos y tres años después de su canje de 2005.

- Ad impossibilia nemo tenetur (Nadie está obligado a hacer lo imposible). Fue lo alegado por Argentina para que acepten los bonistas originarios la importante quita de los canjes 2005 y 2010. Pero al pagarle ahora a los fondos buitre una suma que implica el usurario lucro de 1600 por ciento, la Argentina estaría demostrando que sí tendría capacidad para pagar más de lo que les ofreció en su momento a los bonistas que sí entraron al canje. Recordemos que estos últimos pagos no están cancelados, sino que se siguen realizando actualmente con periodicidad.

Las obligaciones con los bonistas que entraron al canje en el 2005 no están canceladas, son pagos que se están efectuando de manera periódica hoy. De consolidarse esta propuesta con los buitres, tendrían motivos para exigir ellos también el mejoramiento de sus condiciones de pago. Incluso sus apoderados legales se verán compelidos a hacer este reclamo so pena de su desprestigio profesional por haber persuadido a sus clientes en el 2005 para que aceptaran la importante quita que ofreció Argentina mientras ahora se pagará sumas escandalosamente mayores a los buitres a pesar de que se presentaron al último. Además de los tribunales de Nueva York por experiencia ya sabemos que nada bueno se puede esperar

* Doctor en Derecho Público. Docente Universidad de Avellaneda. Responsable Frente Profesionales Evita.

Compartir: 

Twitter
 

Paul Singer, el líder de los buitres más agresivos, recibió un trato preferencial del gobierno de Macri.
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared