cash

Domingo, 28 de noviembre de 2004

EL BAúL DE MANUEL

El baul de Manuel

 Por Manuel Fernández López

Noviembre 28

El anhelo de que “formásemos una de las naciones del mundo” movilizó a Belgrano. Dotar al proyecto nacional de una maquinaria administrativa con agentes surgidos de estudios superiores era claro para Rivadavia, quien ya en 1812 intentó crear un “establecimiento literario”, que fracasó por falta de todo. La Asamblea del año XIII le dio otra oportunidad, al enviarlo con Belgrano a Europa. Del viaje nació la idea de fundar primero una universidad, enseñar economía según el credo utilitarista, utilizar textos de Destutt de Tracy y de James Mill, y designar un único profesor “generalista”. En 1823 pudo reunir todas las partes: una universidad, con la cátedra de “economía política” en su presupuesto; un texto –el de James Mill– impreso en castellano, y un docente, cargo que aceptó el doctor Pedro José Agrelo. El 28 de noviembre fue el gran día. Rivadavia escribió: “A despecho de los esfuerzos que el gobierno ha desplegado para generalizar en el país los conocimientos y el estudio de la economía política, se ha visto detenido en los pasos que ha dado para la apertura de la cátedra de dicha ciencia, establecida en el plan general de instrucción pública, por los obstáculos que presenta el estado del país y el de la ciencia misma. Mas crece la urgencia con que la situación de estos pueblos reclama la adquisición de tan importantes nociones y aun lo que importa más el crearse la aplicación de la teoría de esta ciencia a la práctica correspondiente a países tan nuevos y que, por lo tanto, difieren en gran parte de los principios que rigen y que son adaptables a naciones en que la población ha subido al grado de embarazarse, en que la acumulación de capitales disminuye la entidad de sus productos, en donde las necesidades, la moral y habitudes formadas por tantos siglos y tantos sucesos tienden al aumento del trabajo, y en donde la industria y las luces proporcionan una concurrencia que viene a ser más fecunda que ellas mismas. En fuerza de esto, el Gobierno ha acordado y decreta. Art. 1º Queda nombrado el Dr. don Pedro José Agrelo catedrático de Economía Política, con la asignación prefijada en el presupuesto general y que principiará a gozar desde el 1º de enero del año entrante. 2. La duración del curso será de dos años. En el primero se dictará la teoría de la ciencia, sirviendo de texto los Elementos de Economía Política por Mill, publicados últimamente en esta ciudad”.

28 Noviembre

¿Qué partes integran la ciencia económica? Rivadavia en su decreto estipuló que en el primer año se dictaría la teoría de la ciencia y en el segundo, su aplicación a la economía doméstica y comercial, y a la estadística y administración de la hacienda pública. Y el catedrático redactaría la historia de la ciencia. Habría, pues, una división entre economía teórica y economía aplicada. La segunda comprendía economía de la familia, economía de la empresa, estadística, finanzas públicas e historia de la ciencia económica. Aquel proyecto no se cumplió al pie de la letra. A lo largo del siglo XIX fueron apareciendo las distintas partes: luego de Caseros, se encomendó a Bartolomé Mitre dar unas clases de Estadística, materia que nunca se integró a Economía Política en la Facultad de Derecho. En esa facultad, a partir de 1892 de Economía Política se desgajó Finanzas Públicas, que continuó dictándose en forma separada. La historia de la ciencia aparece en 1912, en el plan de estudios de un Instituto de Altos Estudios Comerciales (IAEC) creado en 1910, que separaba las carreras de Contador Público (3 años) y Licenciado en Ciencias Económicas (4 años). Esta última contenía estas asignaturas: Matemáticas financieras 1ª parte, Geografía económica, Contabilidad general y administrativa, Historia de las doctrinas económicas, Economía política, Derecho civil, Derecho comercial, Matemáticas financieras 2ª parte, Organización bancaria y Banco Modelo, Derecho civil, Derecho comercial y marítimo, Historia delcomercio, Nociones de derecho constitucional y administrativo, Etica, Contabilidad general y administrativa, Fuentes de riqueza nacional, Finanzas, Estadística, Instituciones de derecho privado mercantil, Instituciones económicas, Organización del comercio interior y exterior, Régimen aduanero comparado, Derecho internacional y Legislación consular. El IAEC no funcionó, pero su planta docente y patrimonio pasaron a la Facultad de Ciencias Económicas, creada por ley 9254, del 30/9/1913, que fijó su plan de estudios el 28 de noviembre de 1914 –a 91 años de la cátedra rivadaviana, y hace hoy 90 años– al suprimir Historia de las Doctrinas Económicas, Instituciones Económicas y Organización del Comercio; desdoblar Economía Política y Geografía Económica; e incorporar Transportes y Tarifas, Régimen Agrario y Seminario Económico.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.