cash

Domingo, 23 de marzo de 2008

EL BAUL DE MANUEL

 Por Manuel Fernández López

LAMARCA

La Semana Santa es propicia para recordar a quienes, desde la religión, pusieron su granito de arena para difundir la ciencia económica, añadiéndole valores humanos. En primer lugar, recordamos a Emilio Lamarca (1844-1922), fundador de la escuela católica de economía en la Argentina. Nacido en Valparaíso, estudió bachillerato en Buenos Aires, lo continuó en Inglaterra y se recibió de ingeniero en minas en Alemania. De regresó a Buenos Aires, cursó la carrera de Derecho en la UBA y la asignatura Economía Política con Vicente Fidel López, de quien heredó su admiración por H. D. Macleod. Se graduó en 1875. Al dejar Vicente Fidel López la cátedra (1876), Lamarca fue llamado a ocuparla, lo que hizo durante ocho años. Lamarca publicó en 1877 Apuntes para el estudio de la Economía Política. El enfoque neoclásico, pero más específicamente la versión ofrecida por Walras (1874), halló indiferencia en las aulas argentinas, y si puede hallarse algún signo de reconocimiento del mismo, el del profesor Emilio Lamarca (1877), fue sólo para condenarlo, al calificar de oscuro su método: “El método matemático no admite sino muy reducidas explicaciones; y puede decirse que si empleándolo efectivamente gana la ciencia en precisión, indudablemente pierde en claridad. El profesor de Lausanne con todas sus ecuaciones y cálculos no adelanta en la materia ni una sola verdad, que el economista inglés [Mcleod] no haya dejado plenamente explicada”. En 1880 Lamarca escribió El Decálogo y la ciencia económica. El texto permaneció olvidado hasta que en 1919 Alejandro E. Bunge lo exhumó y dio a conocer en Revista de Economía Argentina (enero 1919, t. II, Nº 7), con autorización de Lamarca, entonces de 75 años. En abril-mayo de 1882 tuvo lugar el primer Congreso Pedagógico, en el que tuvo notoria presencia un grupo de docentes católicos: J. M. Estrada, Pedro Goyena, Tristán Achával Rodríguez y Emilio Lamarca, que asumió una posición contraria al gobierno de Roca y a favor de la enseñanza católica. Contra ellos la masonería organizó una fuerza de choque, en la que sobresalió Luis Lagos García (cuñado de Carlos Pellegrini). El presidente le reconoció ese apoyo, y al destituir de su cátedra a Lamarca y Estrada, en mayo de 1884, Roca y su ministro de Educación la entregaron a Lagos García. Al mes siguiente (26 de junio) se aprobó la Ley 1420 de educación laica, gratuita y obligatoria.

VALSECCHI

Francisco Valsecchi cursó estudios económicos en la Università Bocconi de Milán (1925-29). Su tesis Los problemas económicos de la Argentina, se inspiró en las obras de Alejandro Bunge. En 1931 dio en la UBA los exámenes de reválida de su grado de doctor en Ciencias Económicas. En 1934 se le confió el Secretariado Económico-Social de la Acción Católica Argentina. Desde allí realizó una labor difusora de la doctrina social católica. En 1939 compendió su labor de estudio y docencia en “Silabario Social, Principios Fundamentales de Doctrina Social Católica. Principios Económico-Sociales”. En 1944 se incorporó a la UBA como profesor de Sociología en la Facultad de Ciencias Económicas, y de Economía y Legislación Social en la Facultad de Ciencias Médicas. En 1947 obtuvo los cargos de profesor de Sociología, de Introducción a las Ciencias Sociales, e interino de Economía Política. Además, asumió la dirección técnica de la Escuela Superior de Economía (ESE), en el Instituto Católico de Cultura. En 1948 obtuvo el cargo de titular de Economía I, convertida en Teoría de la Producción, Distribución y Consumo (Licenciatura en Economía Política) en 1960. En 1951 se lo designó decano de la ESE. Al inaugurar su gestión dio la conferencia La reconstrucción de la ciencia económica sobre el fundamento ético-cristiano (1952). En 1956 se incorporó a la Academia Nacional de Ciencias Económicas con el estudio Los valores humanos en la Economía. En 1957 participó en la fundación de la Asociación Argentina de Economía Política. El 7/3/1958 se fundó la Universidad Católica Argentina, y Valsecchi fue el primer decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas. En 1968 fue su rector 2º y en 1971 fue designado profesor emérito. En el departamento de Economía de la UCA enseñó Teoría del Precio y la Distribución, Teoría del Producto y del Ingreso Nacional, Teoría Microeconómica y Doctrina de la Iglesia en Materia Económica. En 1979 Francisco Valsecchi dio su visión del conflicto entre Estado y mercado: el Estado –decía– no puede autoexcluirse de ciertas acciones, ni excluir de sus beneficios a clases sociales, sectores productivos o regiones geográficas. El Estado debe ordenar la organización económica para asegurar los valores humanos. Así, la economía queda al servicio del hombre. Las fuerzas ciegas del mercado no llevan la economía al servicio del hombre.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared