cash

Domingo, 23 de marzo de 2008

FINANZAS › LA CRISIS FINANCIERA EN ESTADOS UNIDOS Y SU IMPACTO EN LOS MERCADOS

Panic attack

La quiebra y posterior salvataje del banco Bear Stearns provocó pánico en los mercados, parcialmente contenida por una agresiva e inédita intervención de la Reserva Federal.

 Por Pablo Simian

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s estimó que el sector financiero internacional tendrá que afrontar amortizaciones vinculadas con activos respaldados por deuda hipotecaria subprime por unos 285.000 millones de dólares. Una crisis de semejante magnitud puede hacer tambalear a cualquiera, como quedó demostrado con la caída del banco de inversión Bear Stearns, que fue comprado por su competidor JP Morgan al módico precio de dos dólares por acción, cuando algunos días antes el valor de ese papel se ubicaba en unos 65 dólares.

La noticia del pase de manos del primer gigante abatido por la crisis instaló la sensación de que sería una de las peores semanas desde el inicio de las turbulencias, en agosto pasado. Pero la heterodoxa intervención de la Reserva Federal (banca central de los Estados Unidos) mediante la constante y cada vez más elevada inyección de liquidez y la nueva baja en la tasa de interés, llevándola de 3 a 2,25 por ciento anual, calmaron la ansiedad de los mercados mundiales, al menos por unas horas.

A diferencia del crac del ’30, cuando las bolsas sufrieron una profunda caída, la versión moderna de aquella “Gran Depresión” muestra recurrentes retrocesos y recuperaciones de los índices bursátiles, a la sombra de las dudas que se ciernen sobre la solvencia de grandes entidades financieras. Mariana Diehl, analista de mercados internacionales de Puente Hermanos, explicó a Cash que “hay una crisis de confianza antes que de liquidez o solvencia. Por eso las intervenciones de la FED sólo generan alivios transitorios: es capaz de inyectar miles de millones de dólares, pero frente a la constante aparición de nuevos datos negativos se hace difícil recomponer la credibilidad del sistema”.

La actuación de la FED ha sido útil para contener circunstancialmente la tendencia a la baja de las bolsas mundiales. Pero, a esta altura, muchos especialistas se preguntan cuánto más podrá bajar la tasa de interés y cuán efectivos serán esos recortes, que cargan con un costo implícito: el de acentuar la depreciación del dólar y hacer aún menos atractiva esa moneda para los inversores.

Por otra parte, en medio de los desequilibrios, los expertos aún no se ponen de acuerdo sobre si la economía de Estados Unidos ya entró en recesión. En este sentido, el 71 por ciento de los 51 economistas que integran el panel habitual de consulta de The Wall Street Journal opina que ese país ya se encuentra atravesando un período de decrecimiento de la economía, según una encuesta realizada entre el 7 y el 11 de marzo pasados. Más allá de las cuestiones técnicas, Diehl afirmó que “si la recesión llegó o no, es meramente una cuestión semántica: lo que interesa es la creencia del mercado y la profunda volatilidad indica un comportamiento ajustado a una economía en retroceso”.

Las expectativas del mercado han tomado una dimensión insospechada desde la caída de Bear Stearns. El organismo de supervisión bursátil británico, Financial Services Authority, anunció que está investigando la cotización de las acciones de algunos bancos por la volatilidad de sus movimientos. “Existe una serie de rumores completamente infundados sobre instituciones financieras en el mercado de Londres en los últimos días, algunas veces acompañado de ventas a corto plazo”, enfatizó en una nota la directora de la institución, Sally Dewar. Uno de los bancos más afectados por esas especulaciones fue HBOS (Halifax Bank of Scotland), cuyos títulos llegaron a desplomarse un 18 por ciento durante la mañana del miércoles a consecuencia de rumores sobre su supuesta falta de liquidez, posteriormente desmentidos.

Más allá de los perjuicios que podrían llegar a través del canal financiero, la crisis ya se ha cobrado una buena cantidad de víctimas en la economía real: las ejecuciones hipotecarias en Estados Unidos aumentaron un 60 por ciento con respecto al mismo mes de 2007, según datos difundidos por RealtyTrac, una compañía especializada en el sector inmobiliario.




FINANZAS
el buen inversor

- ARG Natural Beef, a través de Cabaña Don Panos, empresas de Corporación América, realizó el primer embarque de embriones y dosis de semen a Venezuela.

- Banco Macro ocupó el primer lugar en el ranking de “Most Convincing and Coherent Strategy” en Argentina de la revista británica Euromoney.

- Axoft Argentina, empresa líder en el desarrollo de software de gestión para empresas, anunció que su programa “Tango” fue calificado como una Topbrand por segunda vez consecutiva.

- El Banco Galicia selló un convenio con la Universidad Torcuato Di Tella con el fin de promover y facilitar la actividad académica.

- Ocasa, empresa internacional de soluciones logísticas integrales, firmó un convenio con la Anses para modernizar y asegurar el envío de sus comunicaciones.

- Aeropuertos Argentina 2000 informó que aceptó la oferta efectuada por las empresas Helport, Ingeniería y Obras Sudamericana y Riva para la construcción, ampliación y refacción del aeropuerto internacional Ministro Pistarini.

Compartir: 

Twitter
 

Las pérdidas de los bancos de EE.UU. han generado una profunda crisis de confianza.
Imagen: AFP
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.