cash

Domingo, 8 de abril de 2012

FINANZAS › FUERTE DEMANDA DE BONOS EN DóLARES DE INVERSORES QUE BUSCAN DIVISAS

Fiebre verde

Los títulos públicos nominados en dólares de corto plazo ofrecen un retorno negativo. Inversores pagan por encima del valor nominal para poder recibir dólares al vencimiento.

Que los bonos más buscados sean aquellos que ofrecen un retorno negativo –el Boden 12 hasta 41,9 por ciento– parece un sinsentido. Pero es así. Las vedettes del mercado son los títulos públicos en dólares, en especial las series con vencimientos más cercanos. Estos papeles ya operan por encima de su valor nominal, lo que implica que a su vencimiento la recuperación del capital será un monto inferior al invertido. La pregunta que surge entonces es ¿quién invertiría en un instrumento financiero sabiendo que va a perder dinero? La respuesta está en que esos papeles pagan sus servicios en dólares, y quienes lo compran buscan así obtener divisas eludiendo los controles oficiales para la adquisición de moneda extranjera.

Los bonos en dólares registran un alza promedio de 10 a 15 por ciento en lo que va del año. Los casos más notorios son los Boden 2012 y 2013 que se negocian por encima de su valor nominal, en un 115 y 120 por ciento, respectivamente. Esto implica que quien adquiera hoy estos títulos está pagando un 15 o 20 por ciento más de lo que recibirá con el último vencimiento del capital. Existen otros ejemplos en el mundo con esas características, como la reciente emisión del Tesoro de Estados Unidos, por unos 10.000 millones de dólares en bonos ligados a la inflación y una tasa interna de retorno (TIR) negativa de 0,6 por ciento. En este caso, la explicación se basa en las expectativas de una mayor inflación que compensaría el margen negativo. Sin embargo, en el caso de los bonos locales la justificación es otra: se paga esa diferencia para obtener dólares billetes.

En el segundo semestre del año pasado hubo una fuerte dolarización de cartera, producto del contexto internacional inestable, donde el posible derrumbe de Grecia atemorizaba. A esto se sumó en el plano local la incertidumbre habitual previa a la elección presidencial de octubre. Las herramientas utilizadas por el Gobierno para detener la sangría tuvieron un efecto inmediato, reduciendo la fuga de capitales y bajando el diferencial de precios entre el dólar oficial y el informal. Desde el sector financiero se aplicó una fuerte suba de las tasas de interés, donde la Badlar (por depósitos mayoristas) llegó hasta el 22 por ciento.

Las señales de crisis externa continuaron este año. La preocupación pasa por Brasil por los signos de desaceleración de su economía. Por su parte, financistas hacen su juego dentro de la pelea que mantiene el gobierno con la petrolera YPF. La respuesta volvió a ser la dolarización de portafolios, pero en esta oportunidad existe una batería de herramientas oficiales que dificulta ese proceso. Los inversores más sofisticados se vuelcan a activos en dólares. En este segmento operan hoy grandes bancos y empresas e importadores.

Esta dinámica, que ya lleva casi un año, pone en perspectiva el renovado interés de los inversores por los títulos públicos en dólares. El Boden 2012 ofrece una TIR negativa de 41,9 por ciento, mientras que el Bonar 13 contabilizará -6,0 por ciento. La TIR considera la ganancia por intereses, pero además incluye las ganancias de capital y la reinversión de los cupones de renta. En los bonos en dólares, el factor que más influye en su rendimiento es el tipo de cambio. De acuerdo con el precio de estos papeles, el valor del dólar está por encima del tipo de cambio oficial, pues se abona 520 y 530 pesos por cada lámina de 100, respectivamente. La apuesta es sobre los pagos futuros de esos papeles. Si bien se compran en pesos, los intereses y el capital se reciben en dólares. El Boden 2012, que se entregó a los ahorristas atrapados por el corralito, vence en agosto, siendo, junto con los cupones de PIB, los mayores compromisos financieros de este año para el Gobierno

Compartir: 

Twitter
 

Los bonos en dólares registran un alza promedio de 10 a 15 por ciento en lo que va del año.

el buen inversor

-Corporación América invertirá 200 millones de dólares en la minería de San Juan, al adquirir los derechos societarios de la empresa Mexplort.

-Global Finance seleccionó a Banco Macro como la mejor entidad financiera en Argentina en su 19º informe anual sobre mercados emergentes.

-Con una inversión de 16 millones de pesos, Vea abrió una nueva sucursal en El Challao, Mendoza.

-Diransa San Luis, empresa de materias primas para la industria de tintas gráficas y barnices, exportó a China el equivalente a 120 millones de pesos.

-La brasileña Odebrecht presentó un proyecto para construir una autopista de 216 kilómetros para unir Córdoba y Río Cuarto, con financiamiento del Bndes.

-AES concluyó los trabajos de mantenimiento en la central térmica ubicada en San Nicolás, con una inversión de 7,2 millones de dólares.

-Laboratorios Richmond adquirió la totalidad del paquete accionario de la firma Penn Pharmaceuticals en 11 millones de dólares.

-Con una inversión de 5 millones de pesos, la metalúrgica Santa Rosa duplicará su producción de tuercas hasta alcanzar las 150 toneladas anuales en su planta de San Luis.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.