cash

Domingo, 20 de diciembre de 2015

FINANZAS › EL BANCO CENTRAL DISPUSO UNA FUERTE SUBA DEL COSTO DEL DINERO

La tasa contra el verde

Después de aplicar una megadevaluación y para desalentar la corrida hacia el dólar, el Banco Central elevó a casi el 40 por ciento la tasa de interés. Es una política recesiva y que alienta la especulación financiera.

 Por Cristian Carrillo

Esta semana se llevó a cabo la anunciada devaluación del peso. Para su implementación el gobierno de Macri dispuso de una serie de medidas que desmantelaron los principales resortes de la regulación financiera. Junto con las resoluciones dictadas para unificar los tipos de cambio y abrir el canal de venta, el Banco Central eliminó el piso de tasas de interés para los plazos fijos y su techo para los créditos. Estos dos límites se encontraban regulados a partir de una tasa testigo desde octubre del año pasado y habían permitido evitar abusos contra el usuario financiero. Antes de la regulación, la tasa de un crédito personal llegaba a superar en bancos de primera línea el cien por ciento. También se anunciaron medidas tendientes a liberar el flujo de capitales extranjeros, lo que hará más vulnerable al país a los cimbronazos globales, mientras que se elevaron las tasas de interés a casi un 40 por ciento. Las condiciones y las medidas implementadas se asemejan a las que se registraron durante el proceso de valorización financiera iniciado en 1976 y que estalló en 2001. La valorización financiera se caracterizó por un sector del capital dominante que contrajo deuda externa para realizar colocaciones en activos financieros en el mercado interno y valorizarlos a partir de la existencia de un diferencial positivo entre la tasa de interés interna e internacional. Esas ganancias se fugaban al exterior y completaban el círculo rentista. Para que pudiese funcionar este circuito la reforma financiera durante la última dictadura liberó los flujos de entrada y salida de capitales.

Con el objetivo de contener la demanda minorista de dólares antes de levantar las restricciones a la compra, el Central convalidó un aumento de la tasa de interés de hasta diez puntos. Lo hizo mediante una licitación de letras, herramienta utilizada para esterilizar pesos, en la que tomó liquidez de los bancos a un 38 por ciento, apuntalando a un alza para el resto de las tasas del sistema.

Esta semana la Reserva Federal llevó a cabo la primera suba de la tasa en diez años, de un cuarto de punto porcentual hasta entre 0,25 y 0,50 por ciento. Sin embargo, pese al inicio de un cambio de tendencia, el diferencial de tasas locales y extranjeras es atractivo para volver a la especulación financiera, favorecida por el libre flujo de capitales.

El alza impulsada por el Central en las tasas de interés para desalentar la demanda de dólares auguraba una corrección directa sobre los rendimientos ofrecidos para los depósitos a plazo y, aunque limitado, del costo crediticio. Pero, con los cambios normativos de esta semana, el reacomodamiento será mayor en créditos y menor en depósitos, ampliando las ganancias de los bancos. Las tasas activas y pasivas se fijaban como un porcentaje del rendimiento ofrecido en los plazos más cortos de las letras en pesos. También se habían limitado los cargos y comisiones asociadas. El organismo que conduce Federico Sturzenegger desreguló la determinación de las tasas de interés y dispuso que se definan libremente entre las entidades financieras y los clientes, lo que resultará en un aumento del costo de los préstamos.

El paquete financiero se corresponde con la idea de una política económica subordinada a la política de Metas de Inflación, como promovió el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, aunque implique enfriar la actividad. Bajo este esquema la suba de tasas de interés buscará convertirse en ancla para los precios, además de un desincentivo para que el ahorrista compre dólares, pero afectará negativamente el consumo y la inversión por el aumento en el costo financiero para las familias y empresas. En cambio, promueve un renovado proceso basado en la renta financiera especulativa.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La bicicleta dólar-tasa-dólar comenzó una nueva etapa en la city.

el buen inversor

-Axion Energy recibió por tercera vez consecutiva el Premio Anual a la Seguridad, otorgado el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y del Gas) en el marco del 108º aniversario del descubrimiento del petróleo.

-Como resultado de la inversión anunciada en mayo último, Whirlpool lanza al mercado Whirlpool Max, su línea de heladeras de alta capacidad producidas en el país.

-Café Martínez presenta su línea de latas de café ilustradas por artistas independientes.

-Banco Supervielle reinauguró su sucursal de la calle Reconquista 330, continuando con su proyecto de rebranding y renovación del modelo de atención.

-Exactian, plataforma online que permite controlar la documentación de los proveedores de las empresas, acaba de desembarcar en el exterior con acuerdos con compañías en Estados Unidos, Chile, Colombia y otros países de Latinoamérica.

-Maxus Argentina, agencia de medios de GroupM, holding de agencias de medios del grupo WPP, fue elegida por Alicorp para su marca Campos Verdes, como su nueva agencia de medios.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.