cash

Domingo, 3 de diciembre de 2006

INTERNACIONALES

Otra batalla por la renta petrolera

 Por Santiago Piedra

Desde Quito, Ecuador

La política petrolera anunciada por el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, generó preocupación entre las transnacionales que temen que sus ingresos sean nuevamente reducidos, así como una baja de su participación en el volumen de producción. “Las compañías se sienten preocupadas porque nuevamente se estaría intentando romper la seguridad jurídica”, dijo el presidente de la Asociación de la Industria Hidrocarburífera de Ecuador (Aihe), René Ortiz. “Se propone una revisión de los contratos y ya no dan las sábanas”, agregó el representante de las petroleras, enfatizando que “hay que meditar al respecto, analizar, sentarse a conversar”. Apuntó que “si las reglas de juego están siendo cuestionadas, eso genera preocupación y retiene la inversión”, lo cual podría derivar en una disminución de la producción.

El experto puntualizó que el Estado recibe de 71 a 87 por ciento del total de las rentas petroleras (dependiendo del tipo del contrato), mientras que las empresas se “quedan” con el resto. “Hablar de una revisión de los contratos significa desconocer todas las utilidades que al momento generan para el Estado, el cual se beneficia muy bien de la renta petrolera”, declaró. Ortiz señaló que las empresas han invertido alrededor de 7000 millones de dólares entre 1993 y 2005, mientras que la estatal Petroecuador registra cerca de mil millones en el mismo período.

Tras triunfar en el ballottage, Correa planteó una reducción de las ganancias de las transnacionales debidas a la disparada de las cotizaciones del crudo. “Ya se hizo una mejora en la repartición del excedente del ingreso petrolero por precios (en abril pasado) y creemos que ese 50/50 todavía es bajo”, dijo. El mandatario electo, quien asumirá el cargo el 15 de enero, sostuvo: “Estamos hablando de un recurso no renovable y el dueño del petróleo es el país. Por qué no 80/20 en la distribución de los excedentes”. Asimismo, anotó que “no se ha hablado nada de volumen, que es una situación que no puede ser aceptable para Ecuador” y añadió que “de cada cinco barriles se nos llevan cuatro (...) es una participación demasiado baja”.

Ortiz remarcó que “una declaración como la del economista Rafael Correa tiene que ser evaluada en el contexto de los contratos vigentes y de lo que éstos le generan al Estado. Temo que estos anuncios estén siendo evaluados internacionalmente con preocupación. ¿Quién quiere invertir si después le quieren quitar la inversión?”, dijo. Empero, Correa se preguntó “¿por qué van a estar molestas (las petroleras)? Tienen un negocio de miles de dólares de utilidades y muchos motivos para estar muy contentas”.

Ecuador es el quinto productor de crudo de Sudamérica con 543.000 barriles por día (b/d) en 2006, de los cuales 44,5 por ciento corresponde a Petroecuador, que asumió la producción de 100.000 b/d de la estadounidense Occidental Petroleum (Oxy) después que el gobierno declarara la caducidad del contrato en mayo por violar la ley. El petróleo es el principal producto tradicional de exportación, mayoritariamente hacia Estados Unidos. Entre enero y septiembre de 2006, el crudo permitió recaudar 5369 millones de dólares, contra 5397 millones en todo 2005. En Ecuador operan las estadounidenses EDC y Burlington, la francesa Perenco, la italiana Agip, la china CNPC Amazon, la canadiense City, la española Repsol-YPF, las brasileñas Petrobras y Petrobell y las argentinas CGC, Tecpecuador, Bellwether y Petróleos Sudamericanos.

Compartir: 

Twitter
 

Rafael Correa, presidente electo de Ecuador.
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.