cash

Domingo, 22 de mayo de 2016

SUMA CERO

el dato

Un hombre de 40 años, vecino de Calatayud, en Zaragoza, podría ser multado con hasta 600.000 euros por una infracción a la Ley de Protección Civil y Emergencias de Aragón ya que mintió al llamar a urgencias diciendo que sus hijas estaban atrapadas en un coche, cuando en realidad quería que le abrieran la puerta de casa porque tenía la cerradura bloqueada. El hombre movilizó a policías y bomberos tras pedir auxilio. Dijo que tenía a sus hijas menores de edad dentro de su coche y que no podía abrirlo porque alguien le había inutilizado las cerraduras metiendo palillos en ellas. Cuando los policías y bomberos llegaron al lugar comprobaron que no eran dos niñas las encerradas, sino dos gatas; y no en un coche, sino en la casa de quien había llamado pidiendo auxilio. Lo único cierto era que había una cerradura inutilizada. El hombre reconoció que había exagerado al llamar al servicio autonómico de emergencias del 112 para que acudieran más rápido a darle ayuda. Y, cuando le recriminaron la actitud, alegó que se había referido a las gatas como sus niñas porque sentimentalmente las considera así.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.