cash

Domingo, 4 de febrero de 2007

SUPERMERCADOS E INDUMENTARIA

Llenar el changuito

 Por Claudio Zlotnik

Prácticamente cuatro de cada diez pesos que se abonan con tarjetas de crédito corresponden a consumos en los súper e hipermercados. Las grandes cadenas son las principales beneficiarias de la explosión del uso de los plásticos. En esas enormes superficies se expenden desde alimentos a productos para el hogar y electros. En promedio, con cada tarjeta se consumen alrededor de 500 pesos mensuales. Y se acuerdan compras de seis cuotas en promedio.

De acuerdo con el relevamiento realizado por Cash entre las principales emisoras de tarjetas de crédito, el segundo puesto del ranking de consumo lo ocupa el rubro “Indumentaria”, con el 20 por ciento del total de gastos. Fue el que más creció el último año en cantidad de operaciones, y en las administradoras explican el fenómeno en la fuerte competencia entre las tiendas. Especialmente en la posibilidad de financiar la compra en cuotas sin intereses.

Apenas un escalón por debajo, con el 18 por ciento, aparecen los “Débitos automáticos”. En las empresas destacaron que hay cada vez más gente que se adhiere a esta modalidad para abonar los servicios que consume y los impuestos. Los especialistas sostienen que este segmento seguirá este año con una fuerte expansión, que ya se perdió el temor a que cuando un cliente quiere dar de baja la opción queda “enganchado” contra su voluntad.

En el cuarto puesto del ranking figuran las compras de electrodomésticos, con el 13 por ciento del total. En este rubro también se hacen fuertes las compras en cuotas, que les ganan a los pagos de una sola vez. En los pagos de electrodomésticos, y también en los electrónicos, son claves los acuerdos a que los bancos y las emisoras llegan con las distintas cadenas del ramo. Por esos convenios, los clientes tienen la chance de pagar hasta en 12 cuotas sin intereses y obtener entre 10 y 20 por ciento de descuento. El artículo estrella del último año fueron los equipos de aire acondicionado. También se nota un importante repunte de las adquisiciones de notebooks.

El quinto lugar es para el sector turismo. Cada vez más consumidores pagan los hoteles, los pasajes y hasta el alquiler del auto en el lugar de destino con sus tarjetas de crédito.

Respecto de los niveles de consumo, se nota una fuerte segmentación entre los distintos tipos de tarjetas. En las “nacionales”, el gasto mensual va de 300 a 700 pesos. En las “internacionales”, entre 500 y 2000 pesos. Mientras que las denominadas “Gold” superan ese monto. El gasto promedio de los poseedores de plásticos asciende a 500 pesos por mes.

En cuanto a las comisiones de las administradoras, se cobra un 3 por ciento tanto a los comercios minoristas como a las grandes cadenas. Para las estaciones de servicio baja al 1,75 por ciento. En el caso de un cliente que haya financiado la compra en cuotas, si el dueño del comercio quiere cobrar a las 48 horas puede hacerlo y se le descuenta una comisión de alrededor del 2 por ciento de la venta.

Tarjetas no bancarias

Negocio de las cadenas

Las denominadas “tarjetas no bancarias” y las regionales forman parte del boom del consumo. Son emitidas por cadenas comerciales, compañías financieras y cooperativas de crédito. Algunas de ellas son muy fuertes en el interior. El año pasado movieron alrededor de 11.000 millones de pesos. Esos plásticos son tan importantes que, para las cadenas de electrodomésticos, sus ganancias se explican no sólo por las ventas de productos sino también por el negocio financiero que hacen con el crédito ofrecido con las tarjetas propias. CMR Falabella es una de las más importantes del mercado, con alrededor del 7 por ciento de facturación total entre las “no bancarias” y regionales. Según el Banco Central, financia compras al 30,6 por ciento anual, a lo que debe añadirse un 0,5 por ciento del costo del seguro de vida y 4,70 pesos más IVA mensuales. Cuando Falabella y otras compañías, como Garbarino o Frávega, buscan fondeo, consiguen tasas cercanas al 9 o 10 por ciento anual. El negocio financiero está a la vista. En el mismo rango de tasas se encuentran las principales emisoras de las “no bancarias”. La tarjeta de Carrefour financia al 42,6 por ciento anual; la de Musimundo al 32 por ciento; la tienda Johnson’s lo hace al 30,6 por ciento y la de Wal Mart, al 55 por ciento anual. La mayor flexibilidad que ofrecen los comercios para financiar las compras de sus clientes tiene su (alto) costo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.