cash

Domingo, 12 de agosto de 2007

Polémica entre las grandes cadenas y los autoservicios chinos

 Por Roberto Navarro

Ricardo Zorzon

Presidente de la Federación Argentina de Supermercados

“Trabajan de manera ilegal”

“Los autoservicios asiáticos son informales, evaden el IVA, impuesto a las Ganancias y tienen empleados en negro. Trabajan ellos y sus empleados veinte horas por día en condiciones de vida que ni nosotros ni nuestros empleados aceptamos. Consumen poco y barato. No respetan la cadena de frío de los productos frescos, poniendo en riesgo la salud de la población. Es decir, son otra cultura y además trabajan de manera ilegal. No se los puede comparar con una empresa legalmente constituida. De todas maneras, no creo que vendan a precios tan bajos como se dice, pienso que es más una sensación. Hay muchas maneras de transmitir una sensación. Un ama de casa se acuerda de 40 precios. En un súper se venden muchos productos. En algunos hipermercados se comercializan más de 20 mil ítem. Ellos manejan un buen marketing de que venden barato. Lo instalaron desde que llegaron al país y la gente lo creyó. Si se compara el total de la compra mensual en un buen supermercado con lo que saldría esa compra en un autoservicio chino, se verá que conviene la cadena, sin ninguna duda. Además, la sociedad está madura y quiere ir hacia la institucionalización de las relaciones comerciales. No podemos volver atrás. Hay que desterrar el trabajo en negro y todas las prácticas comerciales deshonestas. Si nosotros llegamos a tener un 3 por ciento neto de margen sobre venta, somos Gardel. No podemos ganar más, porque la competencia entre los supermercados es despiadada.”

Miguel Angel Calvete

Presidente de la Cámara de Autoservicios Chinos

“Se creen dueños del mercado”

“Los autoservicios chinos pueden vender más barato que los supermercados por varias causas: porque son eficientes, austeros y trabajan los productos con márgenes razonables. Por el contrario, los supermercados han relajado su eficiencia y operan con márgenes de ganancias cada vez mayores porque se creen los dueños del mercado. No es cierto que tengamos menores costos por cuestiones fiscales. Nadie puede dejar de pagar IVA en productos de primera línea. Y, además, nuestros negocios reciben tres veces más inspecciones que cualquier otro. Ya hemos realizado varias denuncias en el Inadi por esta situación. Sería interesante que alguna vez se hiciera una buena investigación sobre la cantidad de servicios que las cadenas tercerizan a otras empresas que operan en negro. Tampoco es cierto que no se respete la cadena de frío. En una inspección reciente que contó con el apoyo de la Universidad Tecnológica Nacional, sobre 120 autoservicios, sólo tres habían sufrido cortes. Cualquiera que va al depósito de recepción de los supermercados, ve que los camiones, que tienen que hacer varias horas de cola para descargar, paran los motores y detienen así el refrigerador. Son ellos los que rompen la cadena de frío. De hecho les devuelven a los proveedores mucha más mercadería en mal estado que nosotros, por esa causa.”

Matias Montalvan

Gerente de Cuentas Retail Services de ACNielsen

“No se puede comparar precios”

“El 84 por ciento de los consumidores que realizan compras en autoservicios chinos dice hacerlo por cuestiones de proximidad y no por precio. En general, en épocas de crecimiento económico, las compras importantes se realizan en los supermercados. Por otra parte, los precios que se pueden comparar no son muchos. Los autoservicios chinos suelen tener una primera marca de cada producto y luego ofrecen segundas marcas a muy bajo precio. Las cadenas, por su parte, tienen en sus góndolas infinidad de variedades que no están disponibles en otro tipo de negocio. Por ejemplo, distintas clases de cepillos de dientes, artículos de tocador, perfumería, bazar y otros productos de difícil comparación con otros canales de venta. La recuperación de la estructura social fue un factor fundamental para que los supermercados vuelvan a tener protagonismo. No sólo la clase media se acerca nuevamente a representar el 50 por ciento de la sociedad; la clase baja, que había caído y llegado a ser el 66 por ciento del total de la sociedad, hoy es sólo el 46 por ciento y sigue cayendo. Además, por lo menos en el área metropolitana, los pobres son menos pobres. Todos ellos son potenciales clientes de las cadenas. Por otra parte, a diferencia de lo que ocurrió en las últimas décadas, la gente viene perdiendo el miedo a perder el trabajo. Por eso consume con menos cautela. Si la tuviera, compraría de a poco en el almacén de la esquina”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Polémica entre las grandes cadenas y los autoservicios chinos
    Por Roberto Navarro
 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> INVESTIGACION > Aumento de los márgenes de ganancias de los supermercados
    Se llenan
    El aumento de los márgenes de comercialización de los supermercados en el último año es una...
    Por Roberto Navarro
  • HISTORIA DE LA ECONOMIA ARGENTINA DEL SIGLO XX. DESDE 1880 HASTA LA ACTUALIDAD
    El traumático sendero de auges y crisis
    Por Natalia Aruguete
  • CONTADO
    Con China en rojo
    Por Marcelo Zlotogwiazda
  • IMPACTO DE LAS TURBULENCIAS FINANCIERAS INTERNACIONALES EN LA ARGENTINA
    Mirar las tasas
    Por Claudio Zlotnik
  • PERSPECTIVAS DE LA PRODUCCION DE MAIZ
    Contrasojización
    Por Claudio Scaletta
  • INTERNACIONALES > CARLOS SLIM, EL NUEVO NUMERO UNO EN EL RANKING DE FORTUNAS PERSONALES
    El hombre más rico del mundo
    Por Julian Rodriguez Marin
  • BUENA MONEDA
    Puja distributiva
    Por Alfredo Zaiat
  • ME JUEGO
    Maximiliano Mezzamico
  • EL BUEN INVERSOR
    Finanzas
  • EL BAúL DE MANUEL
    El baúl de Manuel
    Por M. Fernández López

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.