espectaculos

Lunes, 3 de noviembre de 2008

TEATRO › PANORAMA EN WORK IN PROGRESS, EN EL CENTRO CULTURAL ROJAS

En la cocina de la creación teatral

Desde mañana y hasta los primeros días de diciembre, la Sala Cancha de la sede de Corrientes 2038 se abrirá a un amplio arco de temáticas y técnicas: diez espectáculos en preparación que involucran a doce directores y más de cien artistas.

 Por Carolina Prieto

Con la intención de acercar al público a la cocina de la creación teatral, el Centro Cultural Ricardo Rojas inauguró el año pasado el ciclo Panorama en Work in Progress, que permitió a lo largo de un mes descubrir trabajos en etapa de preparación, conducidos por varios de los directores más interesantes del circuito porteño. Así, se pudo conocer cómo se gestaron obras que dieron mucho que hablar y que, en algunos casos, hasta hoy siguen en cartel. Los sensuales, de Alejandro Tantanian; Mujeres en el baño, de Mariela Asencio; los Solos de Alejandro Catalán; La presa, de Bernardo Cappa; Círculo Antígona, de Pompeyo Audivert, y Dónde está el norte, de Gabriela Izcovich, fueron de la partida entre otras propuestas a cargo de directores más nóveles pero no menos interesantes, como Adela está cazando patos, de Maruja Bustamante, o Nelidora, montada por Anahí Berneri.

Desde mañana y hasta los primeros días de diciembre, en la Sala Cancha –un espacio amplio y sin escenario, muy apto para distintos tipos de montajes– se desarrollará la segunda edición de esta iniciativa, que abarca diez espectáculos en preparación, doce directores y más de cien artistas de distintas generaciones y estéticas. Una oportunidad para anticiparse a las puestas definitivas, que seguramente marcarán la cartelera del 2009. Detrás de este proyecto está Matías Umpierrez, joven actor y coordinador del área de Teatro del Rojas, siempre alerta a lo que está sucediendo y abierto a incorporar múltiples tendencias. “El público no suele tener acceso al territorio de la creación, por eso apuntamos a generar ese encuentro. Es un espacio de búsqueda, de prueba y error en el que los espectadores pueden ver cómo los creadores construyen sus materiales”, explicó en la presentación del ciclo que arranca mañana a las 21 con Olivo, con dramaturgia y dirección de Monina Bonelli. “Voy a presentar los dos primeros actos de la obra, en una etapa del proceso enfocada en el código de la actuación, en intentar definir un estilo que tiene elementos de la comedia y de la tragedia. Lo relativo a la puesta en escena será más adelante, ahora el foco está en lo interpretativo”, aseguró la artista, que con este texto obtuvo una mención del Premio Rozenmacher a la nueva dramaturgia en el FIBA 2007. Y adelanta: “La pieza habla de la clase política argentina de los años ’90 con un formato shakesperiano. Se produjo un magnicidio y ese muerto vuelve como espectro reclamando venganza”. Luego llegarán Cuarentena, de Martín Trufó y Sofía Humala (el 5 y 12 a las 21), sobre un incierto encierro de dos personajes; El ascenso (el 7 y 14 a las 21) del canadiense Thomas Morison, un escritor y director radicado desde hace un año en Buenos Aires, que trabajó en la versión en español junto a Rafael Spregelburd de un texto sobre “la seducción, la esperanza y los engaños que alimentan a una mujer, su biógrafo y otra pareja mayor”.

Dieciséis actores dirigidos por Julio Molina saldrán a la cancha el 8 y 15 a las 21 para mostrar un trabajo de ficción a partir de documentación histórica y material fotográfico sobre la guerra de la Triple Alianza en Curupayty, el mapa no es un territorio. Autor del texto que incluye fragmentos en guaraní y que aborda el desgarro de un genocidio, Molina confía en “otro tipo de entendimiento que se genera a partir del extrañamiento de una lengua casi desconocida”. Por su parte, dos talentos como Heidi Steinhardt (autora del multipremiado espectáculo El trompo metálico) y Román Podolsky (responsable de elogiadas creaciones como Harina y Guardavidas) expondrán el 9 y 16 a las 19 la primera etapa de gestación de El sepelio, para testear qué generará en el público una anécdota familiar centrada en un madre que reúne a sus hijos para organizar su propio funeral, en una trama de poder y control circular en la que “todos son víctimas y victimarios”.

También se podrá husmear Reflejos, lo último de Matías Feldman, joven y prolífico autor y director, formado con Spregelburd y responsable de una producción que combina humor, ingenio y dramaturgias construidas como puzzles. El 25 de noviembre y el 2 de diciembre a las 21 se verá un montaje “bastante parecido a la puesta final porque no hay ni luces ni escenografía”, anticipó el creador de obras como Todo se desmorona salvo este dolor y Schultzundbielerundsteger. Cansado de las exigencias de la producción, Feldman aspira a una dramaturgia tan potente “que no haga falta nada más, ni luces ni apagones. Sólo vestuario”. ¿La historia? Un ascenso en una empresa genera un conflicto moral en quien debe promoverlo, y a partir de esa decisión, una catarata de acontecimientos trágicos se precipitan alcanzando dimensiones inesperadas. Humor y toques de ciencia ficción para una trama que, según aseguró su autor, “tiene que poder entender mi vieja”. Rocío es la ópera prima como autora y directora de otra joven actriz, Lucía Panno, que se ofrecerá el 27 y el 3 a las 21. Dos actrices para interpretar a un personaje en un intento por reflejar la dualidad que habita en una misma persona.

El menú continúa el 28 noviembre y el 5 de diciembre a las 21 con Uruguay, de Gerardo Naumann, versión teatral con música de Ulises Conti de lo que será la película homónima que filmará el creador de Emily, obra montada en un negocio de venta de muebles de baños y cocinas de Lanús. ¿El origen de esta nueva apuesta? El diario íntimo de un cartonero. También se presentará El borde infinito (el 29 y el 6 a las 21), que fusiona teatro, danza, música y plástica dirigido por la actriz Vanesa Weinberg y la coreógrafa Kovadloff, y que ya lleva un año de elaboración. “La puesta está bastante avanzada pero los distintos elementos que intervienen hace que los cambios sean casi contantes. Y encima queremos asir algo tan escurridizo como el mundo onírico, lo sueños”, destacó la dupla. El cierre será el 30 y el 7 a las 20 con El pequeño elefante, de Brecht, con dirección de la experimentada Ana Alvarado, una de las integrantes de El Periférico de Objetos. “Es una sátira delirante y con resonancias muy actuales, que intentaré desplegar mediante títeres, máscaras, objetos y un documental”, señala la experta.

Compartir: 

Twitter
 

Reflejos, de Matías Feldman, es ingenio y dramaturgia construidos como puzzles.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.