espectaculos

Viernes, 8 de febrero de 2013

TEATRO › EMPIEZA HOY EL FESTIVAL SHAKESPEARE BUENOS AIRES

Tributo porteño al dramaturgo más celebrado de la historia

En su tercera edición, un flamante teatro montado en Costanera Sur evocará al mítico Globe Theatre. Entre las actividades gratuitas, en distintas sedes, habrá piezas de teatro, danza, comedia musical, ópera, cine, workshops y hasta bicicleteadas y caminatas.

 Por Paula Sabatés

Existe una distancia grande, enorme, entre las palabras de William Shakespeare y las de quienes escriben el tiempo presente. No es, fue ni será nunca un moderno más (mucho menos un posmoderno, si es que ese término tiene real valor), pese a la creencia (insistencia) de varios. De ninguna forma podría serlo; su tiempo fue, por mucho, muy diferente al de hoy. Y sin embargo, a pesar de esa distancia, es sin dudas el autor dramático más celebrado a lo largo de mundo. Su fama se hace eco en las miles de versiones y reinterpretaciones de sus obras que se presentan por año en cientos de países y también en los festivales que lo honran, que se celebran en las principales capitales teatrales. Buenos Aires no es la excepción: hace ya tres años tiene su propia Semana Shakespeare, que en esta oportunidad comienza hoy y se extenderá hasta el próximo sábado 16. Coproducida por Patricio Orozco –director, adaptador, traductor y productor que tuvo la idea de hacer el evento en el país– y el programa Festivales de Buenos Aires, del Ministerio de Cultura porteño, tendrá en esta tercera edición una novedad impactante: se montó, para la ocasión, un teatro que evoca al mítico Globe Theatre, construido en 1599 a orillas del río Támesis, en Londres, donde el inglés estrenó sus obras más célebres.

“Shakespeare es un autor genial y muy rico”, dice Orozco a Página/12. El director artístico, que tuvo la oportunidad de estudiar en la Royal Shakespeare Company, una de las más prestigiosas compañías británicas, es también el creador del Festival Beckett Buenos Aires, que tiene su cita anual desde 2006. “Me gusta la idea de los festivales porque, más allá de conocer cada vez más a un autor, un evento así brinda la posibilidad de estar en contacto con gente que tiene la misma pasión que uno y eso es muy enriquecedor”, cuenta, y agrega que, con el apoyo del gobierno porteño (que se da desde el año pasado), el festival “pasó de ser algo artesanal a algo más profesional”. Por su parte, el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, con motivo de la presentación de Shakespeare Buenos Aires, afirmó en conferencia de prensa: “La ciudad reafirma y fortalece su identidad, pero a la vez tiene una cultura cosmopolita. Eso es una suerte, porque no tenemos que aspirar a una sola tradición sino que podemos aspirar a varias. En ese sentido, Shakespeare también forma parte de la cultura de Buenos Aires, de la de Argentina y de la de Latinoamérica”. El funcionario dejó entrever, aunque no dio detalles, que habrá una conexión entre éste y el festival Colombia Cultural, que también se desarrolla por estos días en la ciudad.

La idea de montar un teatro de las características de los de la época isabelina –y no un espacio alla italiana, como son todos los teatros actuales, con la premisa fundamental de “la cuarta pared”– parte de la necesidad de ver los espectáculos de Shakespeare de la forma en la que él mismo se los imaginó. “Los textos en un lugar así se resignifican mucho. Todo es muy envolvente, el público participa muchísimo. Y ahí te das cuenta de que muchas veces los monólogos que en los talleres les hacen hacer a los alumnos de forma muy introspectiva, en realidad son diálogos con el público. Ese tipo de cosas son interesantes de revisar”, subraya Orozco. En el flamante Teatro Shakespeare –así se denomina– no hay butacas (sí gradas al fondo) y los espectadores estarán parados, tal como sucedía en la Inglaterra del 1600. El teatro está situado en Avenida de los Italianos 751, en Puerto Madero, al lado del Museo del Humor, otro de los espacios donde se desarrollará el festival. Completan las sedes el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930, Recoleta) y el Anfiteatro del Parque Centenario (Av. Angel Gallardo y Leopoldo Marechal, Caballito), donde el 14 febrero, con motivo del Día de los Enamorados, se proyectará Romeo + Julieta, de Baz Luhrmann, con Claire Danes y Leonardo DiCaprio.

Shakespeare Buenos Aires incluirá otras disciplinas, además del teatro y el cine. Así se verán piezas de danza, comedia musical y de ópera, y hasta actividades al aire libre vinculadas con el universo del autor, como bicicleteadas y caminatas para la tercera edad. “La idea es expandir al autor a públicos que normalmente no lo consultan, a aquellos a los que les cuesta más sentarse a leer una obra”, señala Orozco. Por eso, también, la programación incluye la obra Romeo y Julieta XS, una versión del clásico para los más chicos, adaptada, dirigida e interpretada por Tamara Garzón y Esteban Coletti, que se verá desde mañana hasta el martes 12, y luego el sábado 16 a las 15 en Recoleta. “La versión se apoya ciento por ciento en el humor. Buscamos la manera de que a los chicos les lleguen los valores de las obras de Shakespeare, como el amor, la comunicación, el entendimiento, y ésa fue la que encontramos”, cuenta Garzón a Página/12, mientras Coletti agrega: “Fue difícil, porque es una obra con un final muy trágico, con la muerte muy presente. Pero le dimos otra perspectiva. La dupla se encuentra además preparando la adaptación de Otelo, también para niños. “Tendrá una analogía con el bullying y el acoso escolar”, cuentan los jóvenes teatristas, que dicen que se abocaron a adaptar estos clásicos porque “cuando uno es chiquito y le dicen Shakespeare, se asusta”.

Entre la programación para el resto de la familia se destaca Besos de verano, una selección de piezas líricas que distintos compositores hicieron sobre la obra del dramaturgo, dirigida por Ximena Belgrano Rawson. Se verá el sábado 16 a las 20.30 en el Anfiteatro del Parque Centenario y contará con fragmentos de Britten, Cole Porter, Verdi y Purcell, entre otros. Otra de las apuestas fuertes será el espectáculo Borges y Shakespeare, que se llevará a cabo en el C.C. Recoleta el miércoles 13 a las 19.30 y estará dirigido por el propio Orozco (que también estrenará la esperada versión de Antonio y Cleopatra, con Diego Ramos, la periodista Cristina Pérez y elenco). De la mano de los actores María Comesaña y Daniel Miglioranza, el público verá un recorte por las piezas de ambos referentes internacionales y el encuentro de ambos, muchas veces imaginado por sus lectores. Y también habrá performances internacionales, de la mano de la Compañía de Teatro El Gato Negro, oriunda de España, que presentará en el festival el espectáculo Ser o no ser, una cómica tragedia. Se trata de un unipersonal en el cual el personaje secuestra al autor en su propio cuerpo y se verá en el Teatro Shakespeare el viernes 8, sábado 9 y domingo 10 de febrero a las 19.

Pero los espectáculos y los paseos al aire libre no serán los únicos atractivos de la semana shakespeareana en Buenos Aires. También habrá una amplia oferta educativa, que representa uno de los pilares fundamentales del festival desde sus inicios. Así, paralelamente a la programación habrá distintos workshops que brindarán por un lado la directora, dramaturgista y docente especializada en Shakespeare, la argentina Laura Silva, y por otro las prestigiosas instituciones inglesas The Royal Shakespeare Company y The Shakespeare Birth Trust Foundation, ambas por primera vez en la Argentina. Los encuentros, que también serán gratuitos como los espectáculos, requieren de una previa inscripción (en festivales.buenosaires.gob.ar/shakespeareba) y están destinados a profesionales y estudiantes de actuación. Además, el 16 de febrero a las 17 tendrá lugar en el nuevo teatro una master class, en la que además participará Patricio Orozco.

“Se trata de un evento muy especial y sobre todo muy distinto. Es importante que exista porque no hay muchas cosas que estén encaradas de esa manera, con esa profundidad y diversidad. Hay expresiones que son muy difíciles de ver y está buenísimo que en pocos días haya tantas posibilidades de reunirlas a todas. Ni hablar de que Shakespeare le da a todo una energía, una estética y una jerarquía muy particular”, opinó Duilio Smiriglia, tenor del espectáculo Besos de verano, consultado por Página/12. Después de todo, como afirman los organizadores, “se trata de introducir esta cultura de excelencia en los barrios de Buenos Aires”.

Compartir: 

Twitter
 

SonSonetos se podrá ver en el Centro Cultural Recoleta.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared