espectaculos

Miércoles, 19 de octubre de 2016

TEATRO › EL FESTIVAL PIROLOGIAS SE EXPANDE AL CONURBANO SUR Y SUMA ALIADOS

Un fuego que se extiende a la periferia

“Pirologías es una bandera heroica, abarca municipios que pueden ser invisibles para los vecinos que consumen teatro”, dicen sus organizadores, que para la décima edición del festival han organizado una movida internacional, con elencos europeos.

 Por María Daniela Yaccar

El festival Pirologías nació por la ausencia de salas independientes en Villa Bosch. Con el correr del tiempo, a medida que el teatro ganaba cada vez más protagonismo en todo el conurbano bonaerense, el espíritu de la propuesta cambió. “Fue una necesidad nuestra: el festival tenía que crecer o teníamos que dejar de hacerlo”, dice Cristian Palacios, su director, integrante de la Compañía Nacional de Fósforos. “Empezamos con la idea de llevar teatro al conurbano, y de repente nos dimos cuenta de que había mucha programación, salas y gente haciendo cosas. Tuvimos que cambiar de óptica”, explica. En 2014 la zona sur se incorporó al cronograma. Y en esta décima edición, su presencia es todavía más contundente.

Organizado por una compañía independiente, Pirologías busca actualmente dar visibilidad a los espectáculos de ese circuito. Se desarrollará desde mañana jueves hasta el 30 de este mes en Tres de Febrero, Avellaneda, Esteban Echeverría, Hurlingham, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Quilmes, San Martín y San Miguel. Es de carácter internacional: participarán elencos de Uruguay, Austria, Francia y España y habrá coproducciones entre varios países. “Es el décimo. Una celebración, una fecha especial”, define Palacios. “Pirologías es una bandera heroica. Abarca municipios que pueden ser invisibles para los vecinos que consumen teatro”, aporta la actriz y gestora Mariana Ortiz Losada, de Lanús, quien se integró a la producción del festival.

Una iniciativa de estas características es fundamental para los teatreros de la zona, en más de un sentido. Por tratarse de un espacio geográfico tan cercano a la capital, la relación con el público podía costar. Pero los esfuerzos de los artistas vienen revirtiendo la tendencia en los últimos años. “Cuando arrancamos era difícil que el público viniera. Por eso empezamos a la gorra. Poco a poco nos dimos cuenta de que la lógica se fue modificando: hoy en zona sur hay un caudal de público que prefiere quedarse en el barrio antes que ir a capital. Muchos espectáculos del off porteño se presentan en el conurbano y lo que se produce allí es muy interesante”, analiza Palacios, que es actor y director.

Para él, en San Martín y San Miguel hay “una movida impresionante”. “En San Martín las salas se movieron para lograr una ley de habilitación. Lo que también está pasando ahora es que hay muchos espacios municipales que funcionan bien. Desde que tengo memoria siempre los espacios oficiales fueron un desastre en el conurbano. Ahora algunos están teniendo una lógica de programación, e incluyen teatro independiente. Las universidades han impactado mucho. Han colaborado para que se reconfigure el imaginario del lugar: siempre se lo asoció a la delincuencia y lo que pasaba culturalmente era considerado folklórico”, se explaya.

Ortiz Losada es referente de la Red Teatral Sur, integra también la Compañía Nacional de Fósforos y forma parte del equipo de Espacio Disparate, teatro independiente de Lanús que funciona como cooperativa. Pirologías llegó primero a Disparate, en 2014, para luego sumar salas como Nobles Bestias, Banfield Teatro Ensamble y Ceta Teatro. “Este año sumamos espacios oficiales, gracias al apoyo de los municipios. Es un crecimiento groso el que se lleva adelante en zona sur. Y un festival como Pirologías es un momento importante, una gran oportunidad para recibir espectáculos internacionales. Representa mucha movida”, desliza.

Aunque 2016 viene siendo un año “bastante peculiar” debido a los aumentos, el teatro en zona sur es un fenómeno “pujante”. “Muchos espacios se vieron sacudidos. De todos modos, vemos un crecimiento paulatino, que no cesa. Desde 2010 conformamos un colectivo, la Red Teatral Sur, espacio militante, autogestivo. Hemos registrado un aumento del público, reconocimiento de los vecinos, muchas salas, muchos grupos. Hay muchas escuelas de teatro, muchas oficiales, profesorados. En el ámbito oficial trabajan muchos compañeros del ámbito independiente”, describe Ortiz Losada. “La matrícula de alumnos en talleres ha crecido. Nosotros tenemos nuestra Noche de los Teatros, festivales de café concert y varieté, de teatro joven y concurso de dramaturgia, entre otras cosas”, subraya.

Tanto Palacios como Ortiz Losada consideran que lo que vuelve particular al teatro del conurbano es el modo de producción. “No tenemos la posibilidad de que una obra viva durante mucho tiempo en nuestra propia sala. Tenemos que pensar materiales para mover a otras localidades, provincias o países. Muchas se mantienen por años, pero alternando espacios. No hacemos temporadas de ocho sábados seguidos, tenemos una programación diferente. Todo esto determina un montón nuestros montajes: tienen que ser trasladables”, explica la actriz. “Son espectáculos nómades de nacimiento. Esto ya no es una dificultad, es una marca artística. Además, hay una voz particular que tiene el teatro del conurbano. Un color local particular”, agrega Palacios.

* La programación completa se encuentra en www.pirologias.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

Bilis negra, de La Convención Teatro, con dirección de Daniela Martín.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.