espectaculos

Jueves, 20 de enero de 2011

CHICOS › ESPECTáCULOS INFANTILES PARA PASAR EL VERANO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

La cartelera no se toma vacaciones

Cine, teatro, talleres de arte tecnológico y música son algunas de las opciones, muchas de ellas gratuitas o a precios populares.

 Por Sebastián Ackerman

El cambio de año ya quedó en el pasado y mucha gente recibió este 2011 a kilómetros de sus hogares; los centros turísticos están recibiendo cada día a más visitantes y la ciudad, aunque no desierta, muestra espacios antes muy ocupados. Uno de ellos es el de los espectáculos y actividades para los más bajitos, pero –a pesar del éxodo para buscar espectadores en sierras y playas– siempre la ciudad de Buenos Aires ofrece actividades en una grilla que parece no tener vacaciones: cine, teatro, talleres de arte tecnológico y música harán que el hecho de pasar el verano sobre el pavimento sea un poco menos complicado. Artistas ya probados, los que empiezan sus carreras, ciclos que buscan consolidarse y otros que recién están naciendo, más actividades gratuitas y para todas las edades, son parte de las opciones que brinda la ciudad de Buenos Aires si es que se quiere alejar un poco del televisor.

El teatro siempre es fuente de nuevos espectáculos, y las tablas ofrecen opciones en sus dos versiones: actores y títeres. En el primer rubro se pueden encontrar las obras de La Galera Encantada, que este mes deja su sede de la calle Humboldt y traslada sus espectáculos, que ya atravesaron varias generaciones, al Museo Larreta (Vuelta de Obligado 2155), para ofrecer sus versiones de María Elena, Robin 4x4 Hood y Blancanieves y los 8 enanitos (toda la info en www.lagaleraencantada.com.ar). Pero también los títeres dicen presente con el estreno de Patas a la obra, de Mariana Barrandeguy, que los domingos a las 16 en Liberarte (Av. Corrientes 1555) habla del cuidado del medio ambiente con un zoológico como escenario en una “fábula ecológica posmoderna”, como la define su autora; o el grupo Babel Teatro, que presenta su puesta de La flauta mágica, ópera de Wolfgang Amadeus Mozart, mañana y el sábado (21 y 22) a las 20 en La Nube (Jorge Newbery 3537).

Un ciclo que intenta consolidarse para todas las edades es el de La Bomba Acústica, en el cual el grupo de más de 30 tambores genera una rave de percusión improvisada para que grandes y chicos salten y bailen los domingos de enero y febrero a las 19 en la C.C. Konex (Sarmiento 3131), además del ciclo tradicional de los lunes; la pasión por el séptimo arte puede despertarse a partir del ciclo de cine Baficito, planeado por los programadores del Bafici. Ofrece seis películas viernes y sábados de enero a las 20.30 en el anfiteatro del Parque Centenario; también se puede hacer pie en la tradición circense con el Polo Circo (Av. Juan de Garay y Combate de los Pozos), que los fines de semana a las 18.30 ofrece, gratis hasta 13 de febrero, Ludus, un espectáculo que tiene como fundamento juegos físicos a partir de los cuales se conoce el propio cuerpo, y que además cuenta con talleres para que los chicos se acerquen a lo lúdico del mundo del circo.

El Anfiteatro de Mataderos (Av. Lisandro de la Torre y Av. Directorio) será la sede de una serie de espectáculos, realizados por artistas que construyeron un feeling especial con su público. Hay garantía de calidad y certeza de que los chicos la van a pasar bien. Siempre a las 18.30 y con entrada gratuita, este sábado padres e hijos podrán bailar al ritmo de Papando Moscas, la autodenominada “aplanadora del rock para chicos”; una semana más tarde Gertrudis los invita a bailar y divertirse junto al ya famoso Perrovaca; y el domingo 30 cierran el ciclo Los Cazurros, que vuelven a presentar su obra Diversión, para toda la familia, en donde convierten el escenario en un enorme cuarto de juegos.

También hay maneras de salirse del circuito tradicional y buscar nuevas formas de pasar el verano con los chicos. En espacios cerrados o al aire libre. En La Rural se desarrolla Mundo Jurásico, con 19 dinosaurios robotizados tamaño real y recorridos educativos en los que puede aprenderse cómo vivían estos enormes seres hace 65 millones de años, además de contar con una excavación, un cine y un arenero para que los chicos jueguen a ser paleontólogos; también es posible aprender a bailar tango como lo hacían sus abuelos en “La Milonguita”, que se ofrece en Caminito (gratis, frente a Vuelta de Rocha) los lunes a las 18.30 con profesores de la escuela de Mora Godoy; o divertirse en un laboratorio de arte multimedia en “Flexible”, donde los chicos de entre 7 y 12 años intentan relacionar arte, tecnología y educación de manera lúdica.

Enero y febrero en la ciudad –y con chicos– puede ser complicado. En marzo ya empiezan las clases, y ahí entonces las preocupaciones serán otras. Pero estos días, en los que el tiempo libre de los bajitos está multiplicado, pueden representar una oportunidad para que descubran un mundo paralelo: el lúdico planeta del espectáculo, donde la creatividad vence a la rutina. Para que desde chiquitos intuyan que toda realidad puede cambiar. Y que la imaginación no tiene límites.

Compartir: 

Twitter
 

Los Cazurros vuelven a presentar su obra Diversión.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.