espectaculos

Lunes, 13 de julio de 2015

CHICOS › COMIENZA HOY LA FERIA DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL

De las primeras lecturas al universo de los booktubers

En dos sedes, Tecnópolis y Polo Circo, la feria convocará durante la primera semana a los chicos de las escuelas, y luego continuará durante las dos semanas de vacaciones. Habrá talleres, narraciones, lecturas, un festival de historietas y espectáculos de teatro y música.

 Por Karina Micheletto

Una nueva edición de la Feria del Libro Infantil y Juvenil revivirá esas particulares postales que aparecen cuando los chicos y los libros están juntos. O, más precisamente, cuando muchos libros y muchos chicos están juntos, ya que en las últimas ediciones este evento llegó a ser visitado por unas 300 mil personas. Esta vez, junto a una cantidad de actividades para los más chicos, la feria buscará poner el acento en el segmento juvenil, ese al que, comentan los organizadores, hasta ahora no se le terminó de “encontrar la vuelta” en la convocatoria, con propuestas especialmente pensadas para los adolescentes y preadolescentes, en lo que se llamará Polo Joven. El sector más dinámico y en expansión del mercado actual (y, paradójicamente, el menos reflejado en la crítica y en los espacios de difusión) volverá a tener de este modo su evento anual especial.

La feria comienza hoy, en una semana preparada fundamentalmente para las visitas de escuelas, y continuará durante las dos semanas de vacaciones. Al igual que el año pasado, la entrada será gratuita y la feria se multiplicará en dos sedes: una será en Tecnópolis (repitiendo la experiencia del año pasado), en un sector especial de la megamuestra que también abre en vacaciones. La otra sede será en Polo Circo, un espacio en el sur de la ciudad que por primera vez alberga a esta feria (ver aparte). La principal atracción de este espacio es, de por sí, la de los libros allí reunidos, en exhibición y venta. Pero, además, hay una cantidad de actividades que completan una opción de salida en vacaciones, más allá de lo estrictamente literario. A los talleres de ciencias y artes, narraciones, lecturas de cuentos, firma de escritores, se suma un festival de historietas y espectáculos de teatro y música. Estarán Mariana Baggio, Sonsonado, Mágico Rock y Heavysaurios, entre las opciones musicales, y habrá espectáculos de grupos como La Pipetuá, La Galera Encantada y Puro Grupo, con historias como Alicia Rock, Un elefante ocupa mucho espacio, Los tres mosqueteros, Hansel y Gretel y Romeo y Julieta, una obra en construcción, entre otros. La lectura de famosos es un clásico que volverá en esta edición. El actor, cantante y animador infantil Topa dará inicio a esta ronda de lecturas, este jueves a las 11, y continúan lectores como Florencia Peña, Carla Conte, Chino Darín y Carozo y Narizota.

Tradicionalmente, la Feria del Libro Infantil se realizaba en el Predio Ferial de Exposiciones, junto a la Facultad de Derecho. Como este espacio que pertenece a la ciudad está siendo reconvertido en un “predio de convenciones”, ya el año pasado la feria fue trasladada –entonces al predio de El Dorrego– y este año desembarca en Polo Circo. Oche Califa, el nuevo director de la Feria del Libro (quien asumió este año), tiene ante sí el particular desafío de su primera feria infantil, con la particularidad de su nueva locación: “El desafío es en principio el de un lugar nuevo, en una zona nueva de la ciudad para la feria, en un espacio de características muy distintas”, asume. “El de Polo Circo es un predio pensado para circo y como tal, su estructura es de carpas. Nosotros agregamos dos carpas unidas, con lo cual quedarán cinco carpas para diversos usos: exposición de libros, espectáculos y talleres, gastronomía. A esto se suma un escenario al aire libre. Y luego está el espacio de Tecnópolis, con su enorme convocatoria de público, también de entrada gratuita y también en una zona diferente, con un público que se suma”, detalla.

Sobre este “desdoblamiento” y sobre los espacios que ocupará este año la feria, Califa advierte: “Hay varios millones de potenciales y reales lectores a los que aún no hemos llegado, y la búsqueda de ese público no puede pensarse solamente en una feria en el centro de la ciudad de Buenos Aires. Tecnópolis tiene una convocatoria propia muy grande, y al público del sur de la ciudad lo vamos a ir a buscar, esperando llevar además el de otras zonas. Creemos que esta forma nueva que le encontramos a la feria va a tener mucha aceptación; son dos propuestas grandes, cada una con su características, de entrada gratuita y abiertas en una amplia franja horaria”, concluye el director de la feria sobre las expectativas planteadas.

Acorde con el aniversario de Alicia en el país de las maravillas (el clásico de Lewis Carroll está cumpliendo 150 años), los espacios de esta Feria del Libro se llamarán, en Polo Circo, Conejo Blanco para la “Zona cuentos” (donde se prevén actividades de narración oral y lectura en voz alta), Sombrerero Loco para la “Zona creativa” (el espacio de talleres) y Alicia en el país de las maravillas para el sector destinado a los espectáculos. En Tecnópolis, en tanto, estará la Plaza Conejo Blanco y la Plaza Oruga Azul.

Hacia la J de LIJ

Para buscar captar la atención de ese segmento al que todavía “hay que buscarle la vuelta” en eventos de este tipo, la feria ha previsto un sector especial, el Polo Joven, programado en la sede de Polo Circo. Allí, la mirada estará puesta en booktubers y bloggers, todo un fenómeno actual creado y protagonizado por jóvenes alrededor del mundo. Desconocidos para muchos y parte del cotidiano para otros muchos, los booktubers son adolescentes y jóvenes que graban sus propias reseñas de libros en video y las suben a YouTube. Tienen sus seguidores (a veces de a miles y miles) y se arman grandes debates alrededor de estos comentarios literarios. Es todo un fenómeno de la web que ya impacta en el consumo de un segmento lector en crecimiento, y que de alguna manera hoy reemplaza a los (prácticamente inexistentes) canales de crítica tradicionales.

“Lo interesante es que es un envión al libro que llega, justamente, desde aquel canal que se suponía que iba a matar al libro, el de Internet”, señala Califa. El asunto tiene también sus críticas y sus detractores, o tal vez sus prejuicios, y estos serán abordados también en los eventos previstos en la Feria del Libro. “Es un público adolescente que tiene preferencias de lecturas marcadas, no exclusivas pero sí marcadas. Son numerosos los lectores de sagas, y en este punto hay un determinado prejuicio en algunos agentes culturales, de pensar que todo lo que se produce en ese campo no es de valor”, observa Califa. “Yo creo que es un error, y tampoco creo que la gente quede anclada en las lecturas de los 14 o 15 años. A mí, al menos, no me pasó”, advierte.

En este punto, los organizadores tienen expectativas fundadas en la experiencia de la última Feria del Libro Internacional: allí el evento pensado alrededor de booktubers y youtubers superó las previsiones de convocatoria, hubo que poner una pantalla afuera de la sala y muchos, directamente, quedaron sin ingresar. Julieta Ferraro, Macarena Yanelli, Matías Gómez (elegido por la gente como el Booktuber de la Feria), Matti Saldunga, Meli Corbetto, Leo Teti, Fede Vallotta y Flor Méndez son algunos de los blogueros y booktubers reconocidos que estarán opinando, debatiendo y firmando en la feria.

Entre las actividades pensadas para este Polo Joven, el próximo sábado a las 17.30 tendrá lugar un “Juicio al realismo” en el que blogueros y booktubers debatirán sobre libros y autores contemporáneos, con el veredicto del público. El domingo a las 15, en un concurso en dos categorías se propone “La Feria se viste de ¡Cosplay!”. El sábado 25 de julio, a las 17, se programó un “Juicio a las distopías”: Blogueros y booktubers debatirán sobre Los juegos del hambre, Divergente, The maze runner y otras sagas de un género en expansión. El domingo 26 de julio, a las 17, en “Soy blogger, soy booktuber, soy las dos cosas”, jóvenes de diversos canales contarán lo que hacen, su forma de leer y de vivir la comunidad y la lectura. Y el sábado 1 de agosto, en el cierre de la feria, se abrirá un “Paraíso joven”.

Hacia la escuela

Como todos los años, en el marco de la feria tendrán lugar las Jornadas para Docentes y Mediadores de Lectura, previstas para los días 23 y 24 de julio. Algunas charlas destacadas del programa son “El cuerpo y la voz de las palabras. El desafío de la comunicación oral”, a cargo del peruano Gianfranco Brero, “El humor en la obra de María Elena Walsh”, “De agua, viento y verdor. La literatura y sus reverberancias en la infancia temprana”, dictada por María Emilia López, y la actividad especial #NiUnaMenos en la escuela (más información en [email protected] y www.ellibro.org.ar).

A esto se suman las actividades previstas para colegios y educadores, las visitas para grupos, escuelas y delegaciones, las propuestas especiales para docentes y bibliotecarios. La feria se proyecta de este modo hacia ese puente sólido tendido entre la escuela y la literatura infantil y juvenil. Y, en vacaciones, tiende otros puentes posibles, esperando multiplicarlos en nuevos públicos.

Compartir: 

Twitter
 

En las últimas ediciones la feria llegó a ser visitada por unas 300 mil personas.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.