espectaculos

Sábado, 16 de julio de 2016

CHICOS › EMPIEZAN LAS VACACIONES Y LA CARTELERA PORTEÑA MULTIPLICA SU ACTIVIDAD

Guía práctica para sobrellevar ese invierno tan temido

Varias superproducciones, desde Disney on Ice hasta Peter Pan, atraerán la atención de grandes y chicos. Pero también habrá espectáculos gratuitos, en Tecnópolis y en el Centro Cultural Kirchner, entre otros espacios. En estas vacaciones habrá mucha oferta musical.

 Por Karina Micheletto

Peter Pan, todos podemos volar, con Gabriel Goity.

La cuenta regresiva final (a la cronista se le cayó una sota) ha dado inicio a las tan mentadas... ¡vacaciones de invierno! Y con ella a hordas de niños y niñas sueltos por ahí, durante eternas dos semanas, con sus fines de semana incluidos. Hasta que todo vuelva a la normalidad, gracias a las instituciones de encierro, la sección Chicos acerca este resumen de invierno. Solo apto para padres, madres, tutores o encargado dedicados, de esos que, además de enchufarlos a la play, cada tanto llevan “a ver algo” a esos niños y niñas que ahora –¡qué lindo!– están de vacaciones.

Superboleterías

La cartelera porteña luce pletórica de ofertas de “superproducciones”, también para los chicos. Son superproducciones que también vienen con superboleterías: las entradas pueden trepar hasta los 1500 pesos per cápita, como el caso del palco vip en Disney on ice. Mundos fantásticos, el espectáculo que todos los años cubre de hielo el Luna Park. Con funciones que se siguen agregando hasta el final de las vacaciones (algunos fines de semana hay hasta tres por día, a las 11, a las 15 y a las 19), el espectáculo arriba a Buenos Aires tras presentarse en Córdoba, y antes, en Brasil, Panamá y Perú. Esta superpatinada producción tiene su fuerte, justamente, en las habilidades de los patinadores, grandes atletas provenientes de Estados Unidos, Rusia, Uzbekistán, Reino Unido, Alemania, Japón, Canadá. Con menos despliegue de chirimbolos en escena que en otras ediciones, y manteniendo siempre la misma estructura narrativa –con Mickey y Minnie oficiando de maestros de ceremonia, y una sucesión de cuadros que hacen eje en diferentes películas–, este Disney on ice viene con más princesas que nunca, en dos horas de espectáculo con su correspondiente corte para comprar, a precios de segundo semestre: entre 80 y 150 pesos los pochoclos y los copos de nieve.

Otra gran superproducción, en cuanto a despliegue escénico, actoral y de producción, es la que trae por tercera temporada, con gran éxito de convocatoria de público, Shrek. El musical, un gran show de Broadway, con todo lo que ello implica, muy bien adaptado a los guiños locales y planteado desde su concepción para toda la familia. Si bien incluye sin restricciones a los chicos, está pensado y dirigido también para el público adulto –al igual que la película en la que se basa–, de modo que resulta una buena salida para compartir.

La historia es la de aquella peli: la del ogro que, forzado a dejar la seguridad de su pantano, termina conociendo a la princesa Fiona, que en realidad es, también, una ogra (o, mejor dicho, decide serlo, con el beso del final). Y la del maravilloso y ocurrente burro (papel por el cual Talo Silveyra ganó como “revelación masculina” uno de los cinco Premios Hugo que tuvo esta obra el año pasado, incluido el Oro). En el medio, desfilan todos los personajes de los cuentos (genial el Pinocho de este musical), pero dados vuelta. “Es hora de actualizar los cuentos de hadas. Es hora de aceptar las diferencias y de ser uno mismo”, invita el eslogan. Y es que aquí está claramente resaltado este mensaje –mucho más que en la película–, con guiños incluidos al público gay, y hasta la bandera multicolor en el final. Shrek se destaca tanto por los 25 artistas que se lucen cantando, bailando y actuando –entre ellos, hermosas Fionas niñas–, como por el gran despliegue de producción, vestuario, escenografía. La sección Chicos la recomienda como salida familiar (está todos los días de vacaciones de invierno en el teatro Maipo, Esmeralda 443, y las entradas van de los 200 a los 400 pesos).

La superproducción estreno de estas vacaciones es Peter Pan, todos podemos volar, donde Gabriel Goity es el malísimo Capitán Garfio, con dirección de actores del ex Macoco Daniel Casablanca. Promete acción, suspenso, aventuras, un poco de romance y muchos efectos especiales, con un Peter Pan que –claro– vuela. Siguiendo la trama del cuento original de Sir James Mathew Barrie, transcurre en la fantástica Tierra del Nunca Jamás, un mundo habitado por indios aguerridos y hermosas sirenas. Allí Peter Pan comanda la banda de los Niños Perdidos, en lucha permanente con los piratas capitaneados por su archienemigo, Garfio. Está en el Gran Rex, con dos funciones diarias, de martes a domingos de vacaciones, y entradas de 200 a 650 pesos. En el mismo escenario, otra obra está batiendo records: Peppa Pig llevada al teatro, con La búsqueda del tesoro. Los organizadores anunciaron que ya se vendieron más de 15 mil entradas para el Gran Rex, con lo que, sumado a los teatros que hicieron en Córdoba, Mar del Plata, Rosario y Mendoza, llegan a 25 mil espectadores. Lo que se dice, una chancha con convocatoria. Las entradas van de los 250 a los 650 pesos (los menores de un año, a upa, pagan un seguro de 100).

Opciones gordas para bolsillos flacos

Hay otras opciones de peso, que salen menos pesos. La (buena) música es la protagonista de varias de estas opciones. En La Boca, la Usina del Arte tiene una programación gratuita que se destaca por su calidad y cantidad (las entradas se retiran el mismo día de cada función, dos horas antes). Mañana estará Mundo Arlequín presentando su espectáculo A pura jarana; le siguen Mariana Baggio (el lunes), Koufequin (el martes) el Dúo Karma (miércoles), Cuatro Vientos (el viernes). La lista de buenas propuestas sigue allí todas las vacaciones. Entre la oferta del espacio ubicado en Caffrena 1 está también Zick Zack Puff, un espectáculo suizo de danza teatro; un segmento dedicado a la historieta, donde los grandes autores del comic argentino (Gustavo Sala, Delius, El Bruno, J.J. Rovella, entre ellos) contarán los secretos de su oficio en talleres y harán una “fábrica de revistas”; una disquería y una librería para chicos, que anuncian tooodo lo que no se consigue asì nomás; y la original invitación de Vibra, estaciones sonoras con asombrosos instrumentos (algunos gigantes) para que toquen y toqueteen a piacere.

El lunes reabre Tecnópolis, en el predio de Villa Martelli (General Paz y Constituyentes), con entrada gratuita. Los organizadores adelantan que seguirán atracciones como los dinosaurios animatrónicos o el acuario, y se sumarán novedades como “un sector dedicado a las redes sociales”. En el estadio de este predio, anuncian a Magdalena Fleitas. La megamuestra de ciencia, tecnología, industria y arte que se mantuvo desde 2011 vuelve a abrir en estas vacaciones de invierno, todos los días de 12 a 20 (después seguirá jueves y viernes, de 10 a 18, y fines de semana de 12 a 20). En el Centro Cultural Kirchner, el espacio infantil dirigido por Magdalena Fleitas programa para mañana a las 18 a Magdalena Fleitas, el domingo 24 a Mariana Cincunegui, y el 31 nuevamente a Magdalena Fleitas con Músicos Clásicos de Buenos Aires, siempre en la Ballena Azul. Allí estará además, el próximo miércoles a las 19, la Orquesta Sinfónica Nacional haciendo Pedro y el lobo, con Luis Pescetti como narrador. Todos los días tiene lugar allí además la Feria del Libro Infantil y Juvenil, con una intensa propuesta de talleres, narraciones y espectáculos en continuado y, por supuesto, el paseo de libros que implica en sí misma esta feria. Todo con entrada libre y gratuita.

Más buena música es la que programó el Momusi en el ECuNHi, el Espacio Cultural Nuestros Hijos, de Madres de Plaza de Mayo, dentro del ciclo Crece desde el pie, que sigue todos los sábados durante el año. Hoy a las 15 actuará Naranja Dulce, el sábado 23 La Banda de las Corbatas, y el 30 Ronda de Canciones. En este caso, hay un bono contribución que se destina a seguir sosteniendo este espacio, actualmente desfinanciado por el Estado.

Más buena música para chicos

Llama la atención, dentro de la tan intensa y variada agenda de vacaciones, la gran cantidad de propuestas de música para chicos, mayor aún que otros años. Dentro de este panorama expansivo se presenta una nueva banda: Capitán Sanata, comandada por Pablo Herrero (integrante de Los Cazurros) y con grandes músicos en su formación. Es una invitación muy lúdica en escena, así que, más allá de que todavía no se conozcan las canciones de Paseando calefones (su disco debut), chicos y grandes la disfrutan. Va los sábados de julio a las 15.30, en la Sala Siranush (Armenia 1353). Otra banda que recomienda la sección Chicos es Koufequín, con La fórmula de la canción. Llevan ya diez años rodando y consolidaron una propuesta que hace base en el rock, pero dispara a otros géneros, y también al juego. Los integrantes, además de músicos, son profes de jardín, y eso se nota y luce en escena. Además de actuar en forma gratuita en La Usina, preparan shows en el Konex (Sarmiento 3131), los próximos sábados 23, 27 y 30 de julio. Dentro de la programación del Konex para chicos hay otra buena propuesta con Anda Calabaza sin fin, el nuevo espectáculo de Anda Calabaza, con un despliegue musical y teatral para chicos y grandes. Está hoy, el miércoles, y los próximos viernes y domingos, siempre a las 15. Los santafecinos Canticuénticos, con su super hit “El monstruo de la laguna”, desembarcan en Buenos Aires con una serie de shows en el teatro ND Teatro (Paraguay 918).

En la Sala Caras y Caretas de Sarmiento 2037, el ciclo Caritas y Caretas programa más buena música, de esa que los padres y madres acompañantes no tienen que sufrir, sino que también pueden disfrutar, aunque esté pensada para los chicos como receptores privilegiados. Mañana a las 16 Mariana Baggio presentará allí Barcos y mariposas IV; el jueves 21 y domingo 24, Los Musiqueros –verdaderos pioneros de esta fértil movida musical– harán música con sus voces, manos, cuerpo, instrumentos tradicionales y los que inventa Julio Calvo. El viernes 22 y sábado 23 será el turno de Lalá y El Toque Toque, con Karina Antonelli, Osvaldo Belmonte, grandes músicos en la banda e invitados como Lidia Borda, presentando flamante CD, Muevequetemueve.

Pan y circo

Otra disciplina en expansión es la del circo, con todos sus estilos, variantes y disciplinas, más o menos ligado al teatro o al humor, al clown o a las destrezas físicas. En estas vacaciones una cantidad de propuestas despliegan esa capacidad única del circo: la de atraer a chicos de edades bien distintas, que a veces son difíciles de juntar en una misma propuesta (se han dado casos de madres dedicadas que mandaron a sus hijos de diferentes edades a diferentes espectáculos, y luego perdieron a alguno a la salida. Esta opción soluciona ese tema). Dentro de este rubro es ya clásico, y de calidad garantizada, La Pipetuá con 13 años! (la edad del pavo). Se trata de un rejunte de premiados espectáculos anteriores, “cosido” escénicamente por la directora y coreógrafa Teresa Duggan, que vuelve los sábados y domingos al teatro Apolo (Av. Corrientes 1372) y emprende de lunes a viernes una intensa gira por el Gran Buenos Aires.

En el teatro El Cubo (Zelaya 3053), la compañía Circo Alboroto estrena Hoy función, hecho de humor, acrobacia, magia y trucos propios del lenguaje circense. Nacidos en el arte itinerante, este es su primer espectáculo netamente teatral. También desde el arte callejero al teatro, y con esa impronta predominante, Iván Sirczuk e Iván Zlachevsky –“Les Ivans”– armaron Volver a jugar en el Konex, entre tantas propuestas que pueblan la cartelera infantil. Pero el patriarca de los payasos callejeros es, sin dudas, el payaso Chacovachi, que muchos papis y mamis recordarán de sus juventudes en Plaza Francia, y que ahora es una de las muchas propuestas del ciclo Super vacaciones de invierno en Timbre 4, en la sala de México 3554. Allí Chacovachi presenta, solo, Cuidado! Un payaso malo puede arruinar tu vida, y con Maku Jarrak –otra payasa itinerante– Fritos refritos.

Desde otro lugar ácido y con juegos, títeres y música en vivo, Laberinto Masticable hace Multifruta, ideal para chicos un poco más grandes (de esos que ya proclaman que el teatro para chicos es para chicos). Allí el tío Gabichu tiene que lidiar con la incipiente adolescencia de Seba, en situaciones tan parecidas a la vida misma. La oferta sigue, inabarcable: desde ópera para chicos (hay puestas de La flauta mágica y de La bella durmiente en el bosque, que invita a “ópera y chocolatada”), hasta la intacta magia de los títeres. En este rubro hay titiriteros de años en el tema, como Silvina Reinaudi y Carlos Martínez, que estrenan Con esta lluvia en el Cervantes, o los de El Nudo, creadores de entrañables muñecos y de historias ideales para los más, más chiquitos, como El viaje de Azul, su estreno en el Centro Cultural de la Cooperación (Av. Corrientes 1543), o Julia Sigliano, que hace El mundo de Dondo en el mismo teatro.

Mucha y diversa, la oferta para pibes sigue. Gratuita o a valor de factura de gas, para chicos chicos o para los que la van de grandes, directo de la tele o amasada en el off. Parece fácil perderse entre tanta agenda. Tranquilos, papis y mamis: todo concluye al fin. También, en quince días, las vacaciones de invierno.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared