espectaculos

Domingo, 12 de mayo de 2013

RADIO › SPINETTA EN CLAVE DE FOLKLORE

Entre los libros de la buena memoria

Nacional Folklórica (98.7 FM) emite los martes y jueves, cuatro veces al día cada vez, canciones del Flaco en versiones de Vitale-Condomí, Chango Spasiuk, Lorena Astudillo, Mariana Carrizo, Franco Luciani, Suna Rocha, Bruno Arias, La Bruja Salguero y Laura Albarracín.

 Por Cristian Vitale

Difícil perderle el rastro a su ánima. Más bien lo contrario. Ahora –apenas como una prueba más de ello– el primus inter pares del rock argentino brilla con su luz en la Nacional Folklórica (98.7 FM). Martes y jueves, cuatro veces al día cada vez, un tema de Luis Alberto Spinetta suena en la radio del folklore por excelencia. No a través de su voz, pero sí mediante la de quienes, dentro del amplio abanico de estéticas que conforma la Música Popular Argentina, lo saben como influencia. Como faro, genio y referencia. “¿Acaso se puede comprender la Argentina del siglo XX sin la obra de Spinetta?”, se pregunta Pedro Patzer, guionista, autor de contenidos de la 98.7 FM, e ideólogo de la movida. Y la respuesta, claro, es un no rotundo. “La obra del Flaco es tan importante para la cultura popular como las canciones de Horacio Guarany, los poemas de Manuel J. Castilla y los cuentos de Landriscina”, sigue, confirmando la intención compartida por muchísimos más. Por los casi 90 músicos, como para arrancar, que le entregaron jirones de su talento, con mayor o menor vuelo pero igual entusiasmo, al universo Spinetta.

Por Liliana Vitale y Verónica Condomí, por caso, que grabaron una bella versión de “Será que la canción llegó hasta el sol”, con la pura compañía de una guitarra. “Desde que cantamos juntas, siempre hubo una canción de él en nuestro repertorio, y ésta la cantamos desde hace un par de años. Hacemos una versión muy simple, dos voces paralelas, a corazón y pases cortos. Así como el Flaco nos supo hablar de esos lugares inexpugnables del alma, en la canción que llega hasta el sol nos pide que hagamos silencio, que escuchemos el silencio, que casi ni cantemos, para disponernos a habitar lo que nos depare el camino del amor, y escuchar el eco el alma. Yo lo amo desde que tenía 11 años, ininterrumpidamente”, se confiesa Vitale, al borde de la devoción, sobre los motivos que la llevaron a grabar una de las gemas de Mondo di Cromo.

Otra (“No te busques ya en umbral”) recayó en el deseo de María de los Angeles Ledesma y su grupo María y Cosecha. “Con los chicos de Cosecha elegimos varios temas, pero ya estaban grabados por otros intérpretes, y fue Rodolfo García, amigo y compañero del Flaco, quien nos sugirió que escuchemos cuatro discos fundamentales para la selección del repertorio. Así, de uno de ellos (Los niños que escriben en el cielo, de Jade) nació esta versión de ‘Umbral’”, cuenta la Chiqui sobre la elección del tema que, bajo los sutiles arreglos de Pablo Fraguela y la participación de Taty Calá en contrabajo, Pedro Furió en guitarra, Matías Furió en percusión y Pablo Fraguela en acordeón, piano y quenas, quedó casi un huayno. “Quisimos dejar la huella de muestra impronta musical, tratando cuidadosamente de que la obra no pierda la esencia de la creación original. El Flaco fue un ser luminoso que nos atravesó desde la infancia. Vino a este mundo a marcar un camino y lo hizo a través de la poesía y la música. Defendió una estética jugada y nunca se vendió a los intereses del mercado, fue ético, y se comprometió por las causas justas. Por eso para nosotros, los que andamos en esto de decir la vida en la canción, Spinetta es un maestro”, clarifica la cantante.

Entre el resto de artistas que se sumaron al proyecto de visitar al Flaco figuran, entre muchos otros, el Chango Spasiuk (“Seguir viviendo sin tu amor”); Lorena Astudillo (“Quedándote o yéndote”); Mariana Carrizo (“Durazno sangrando”); Franco Luciani (“La miel en tu ventana”), Suna Rocha (“Y aparece tu piel”), Bruno Arias (“Bajan”), La Bruja Salguero (“Ekathe”) y Laura Albarracín, que se le animó a un cantado “Barro tal vez”. “Que, cuando me propusieron participar del homenaje, esta canción estuviera todavía entre las posibles a grabar me pareció una oportunidad absoluta. Además, por supuesto conocía la versión por mi ‘bandera’ que es Mercedes Sosa. La grabé con Jorge Giuliano y con todo el respeto del mundo”, sostiene la cantante, que encaró la zamba de Spinetta con el mismo empeño que suele aplicarle Chabuca Granda, Atahualpa Yupanqui o Raúl Carnota.

Las canciones de Spinetta giran en la radio que dirige artísticamente Marcelo Simón, en micros que van los martes 4.30, 9.30, 12.30 y 21.30, y los jueves 1.30, 5.30, 12.30 y 20.30 y, además de Patzer y los músicos, tienen otro responsable: Mauro Torres, operador técnico y fan absoluto del homenajeado. “La idea desde un comienzo fue que cada músico, sea folklorista o no, haga versiones de temas del Flaco con ritmos folklóricos y buen sonido. Entiendo que Spinetta es parte fundamental de un cancionero popular que va más allá de los géneros, está en la eternidad como Atahualpa, Gardel o Piazzolla. Hay un universo en la música del Flaco, en sus melodías, en sus poesías, que no está bueno perderse. De eso se trata esto que llamamos Spinetta se hace folklore en el aire de aquí”, explica Torres –también hacedor del blog Mundo Spinetta–, que fue el encargado de sumar a los músicos. “Hay una Argentina que no se entiende sin las canciones de Spinetta. El folklore no se podía perder una visión tan argentina y tan universal como la suya y el resultado es positivo: hacemos que los oyentes de La Folklórica descubran la riqueza poética de su obra, del mismo modo que sería hermoso que el rock no se pierda las obras poéticas de Ariel Petrocelli, Ramón Ayala y tantos otros poetas del folklore”, suma Patzer, y da redondo.

No es la primera vez que ocurre, claro, que músicos de diversas tendencias se reúnan bajo el fuego spinetteano. Un antecedente, en forma de disco, fue el de Abremente, muy buen trabajo originado en la producción de Revuelto Gramajo, programa de FM La Tribu, y que registró bellísimas versiones de “Plegaria para un niño dormido” (Liliana Herrero), “Cielo de ti” (Cecilia Zabala y Quique Sinesi) y “Los libros de la buena memoria”, por Franco Luciani Grupo. En otro, el no menos intenso Al Flaco dale gracias, disco triple (68 versiones), ideado por el productor marplatense Fabián Spampinato que, si bien canta mayoría rockera, también incluye versiones de músicos en las fronteras como Javier Malosetti (“Para ir”), Lisandro Aristimuño (“No te busques ya en el umbral”) o el María Elía-Diego Penelas Dúo, que le sacó jugo al bellísimo “Fuji”, de Estrelicia. Y puede que vengan varios más, porque, como sentencia Liliana Vitale, “un maestro iluminado nos tocó en suerte... a callar, a escuchar, a aprender, a seguir viviendo con su amor”.

Compartir: 

Twitter

Imagen: DyN
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.