espectaculos

Sábado, 11 de julio de 2015

DANZA › GERARDO HOCHMAN PRESENTA SU NUEVA CREACION, ADN (ALGO DE NOSOTROS)

“Lo multidisciplinario me contagia”

Coordinador del área de Artes Circenses de la Universidad Nacional de San Martín, Hochman dice que su ámbito de trabajo lo inspira: “Esta nueva obra que parte de lo biológico, del ADN constitutivo del cuerpo, fue concebida en este marco”.

 Por Carolina Prieto

Desde que Gerardo Hochman coordina el área de Artes Circenses de la Universidad Nacional de San Martín, sus espectáculos respiran el cruce de arte y ciencia que domina en esa casa de estudios. En uno de sus últimos trabajos, Leonardo. Trabajo Práctico N.1, abordó la figura del genio renacentista, sus descubrimientos y obsesiones de la mano de una troupe de acróbatas prodigiosos. Su más reciente creación, ADN (algo de nosotros) se sumerge en aquello que determina al hombre, desde la carga genética hasta la herencia cultural. A diferencia de propuestas anteriores, en ésta no hay objetos ni elementos de circo: nada de trapecios, cuerdas, telas, colchonetas, ni malabares. Sólo los cuerpos de los jóvenes intérpretes accionando sobre el espacio, articulándose, trepándose, enhebrándose en una serie de escenografías naturales que se derriten y dan paso a otras. Una variedad de ritmos musicales, luces que van cambiando, emociones y estados acompañan este recorrido por la naturaleza humana, acaso tan marcada por la biología como por la historia.

“El ambiente multidisciplinario de la Unsam me contagia. Leonardo..., sobre un personaje que como pocos fusionó arte y ciencia, se concibió en ese marco y este nuevo trabajo que parte de lo biológico, del ADN constitutivo del cuerpo, las herencias y las marcas, también. Los dos proyectos no podrían haber sido imaginados fuera del contexto de la universidad. Al lado de la carpa de circo, que es nuestro bunker, está el Instituto de Biotecnología por ejemplo. En el bar nos cruzamos siempre con científicos, con investigadores. Es un ambiente muy estimulante para trabajar”, comenta a Página/12 el director, figura clave del circo contemporáneo en la escena local. A partir de la idea central del ADN fueron explorando en distintas direcciones a partir de consignas corporales muy simples, armando un material diverso que coquetea con cuestiones como “la información genética, la antropología personal con sus herencias culturales y sus mandatos, pero también con sus adquisiciones, invenciones propias y rebeldías. Todas esas cosas que nos hacen ser quienes somos con la misma intensidad que los datos genéticos”, destaca. Hay escenas físicas y coreografiadas que van desde dúos, tríos o cuartetos a una trama de doce personas en escena; desde un comienzo con aires darwinistas sobre la evolución de la especie hasta momentos más individuales y colectivos en los que surge la idea de unADN grupal, con la intención de ahondar sin artificios en los pliegues del ser humano. “Tenía ganas de prescindir de toda convención del circo, quería que sólo hubiera cuerpos. En las producciones anteriores había mucho despliegue de elementos, mucho tiempo de montaje, desmontaje, fletes. Estaba un poco harto de esa logística que distrae de lo meramente creativo y va desgastando. La atención acá está en los cuerpos”, advierte.

Además de dirigir la formación en circo de la Licenciatura de Artes Escénicas de la Unsam, Hochman tiene a su cargo ciertas materias y dirige el elenco de teatro acrobático de esa universidad. Con esa compañía está presentando Leonardo... en el marco del proyecto “Teatro, Escuela, Comunidad” junto al Ministerio de Educación de la Nación y el Teatro Nacional Cervantes. Durante casi un mes, la obra se presenta en una misma localidad del conurbano (Quilmes, Morón, Ituzaingó, Moreno) para un público de escuelas secundarias poco habituado a este tipo de espectáculos. “No son espectadores cómplices que ya saben un poco lo que a van a ver. Es otra cosa: la platea se llena de chicos que cantan como en la cancha y que nos desafían a convocar el interés y el silencio. Con el transcurrir la obra se va generando una atención increíble. Aparte es una obra que linkea con temas que los profesores pueden trabajar en el aula. Y por otro lado, la Capital está bastante saturada de propuestas, salir de ahí es bueno para todos”, opina. En forma paralela, está desarrollando con ese mismo elenco un proyecto que lo tiene muy entusiasmado: Gente urgente, una serie de obras breves, que describe en analogía con el cine como cortometrajes. “Es un formato novedoso para mí. Cada obra tiene su estilo, su identidad. Estamos viendo si el material puede empaquetarse en un solo formato o si son piezas independiente que tendrán que buscar su circuito propio, un poco como cortometrajes escénicos”, aventura. En el afán de cruzar fronteras, el director sigue cosechando satisfacciones con Fulanos, la obra estrenada en el 2004 en el Teatro de la Ribera, que ya se paseó por distintas ciudades del mundo y ahora viene de encandilar al público de Honk Kong. Poesía, humor, romance y vértigo en un puñado de increíbles intérpretes que hacen de todo con escaleras de distintos tamaños. Acciones y situaciones cotidianas que con esos objetos se transforman y encantan a grandes y chicos. “Nos presentamos en un teatro increíble, muy bien equipado. Sentir los aplausos, las risas y las exclamaciones durante el espectáculo fue increíble, además del impacto de ver los textos de la obra traducidos al inglés y al cantonés. También dimos un taller para grandes y chicos en el que habilitamos la cocina del espectáculo: algunas de las cosas que trabajamos en el proceso creativo. Ver cómo resuena en un cultura tan lejana fue maravilloso”, concluye.

* ADN, sábado 11 y 18 a las 20.30 y domingo 12 y 19 de julio a las 19 en El Galpón de Guevara (Guevara 326).

Compartir: 

Twitter
 

ADN: sólo los cuerpos de los jóvenes intérpretes accionando sobre el espacio, articulándose.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.