espectaculos

Domingo, 6 de abril de 2008

VISTO & OIDO

El gobierno boliviano se enojó con James Bond. El viceministro de Cultura Pablo Groux envió una carta al productor Marc Forster protestando porque en Quantum of solace se señala al país como un lugar de narcotraficantes. “El estigma del narcotráfico no debe caracterizar a los bolivianos”, señaló el funcionario en su nota, en la que de paso señaló que Bolivia “tiene todas las condiciones para ser escenario de producciones de cine de primer nivel”. Es que las escenas en Bolivia fueron filmadas esta semana... en Chile.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.