espectaculos

Viernes, 26 de agosto de 2011

CULTURA › RECRUDECE EL CONFLICTO ENTRE LOS TRABAJADORES DEL COLON Y EL GOBIERNO DE LA CIUDAD

Ocho despidos, nuevo clima de tormenta

La medida implementada por Pedro García Caffi dejó cesante a toda la comisión interna que responde a la Asociación de Trabajadores del Estado. Hoy se decidirán las acciones a seguir.

Es un nuevo episodio en un conflicto que no parece tener fin y que seguramente comenzará a escalar otra vez. Al cierre de esta edición se supo que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través del director general del Teatro Colón, Pedro García Caffi, dejó cesantes a ocho trabajadores, entre los que se encuentra toda la comisión interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y un delegado paritario del mismo gremio. “Todo esto tiene tinte de persecución gremial”, sentenció Rodolfo Arrechea, secretario general de ATE Capital, en declaraciones a la agencia Télam.

Arrechea afirmó que la única intención del gobierno de Mauricio Macri es “borrar a ATE del Teatro Colón. Echaron a toda la comisión interna y al delegado paritario de nuestra organización”, a lo que agregó: “No se puede pasar por encima de los derechos laborales”. Según el representante gremial, “el gobierno porteño se equivoca y cree que el acompañamiento de la ciudadanía en las urnas es un cheque en blanco para desguazar la representación de ATE en el Colón”.

Los trabajadores del teatro acusan a García Caffi de presionar y perseguir a los trabajadores y su representación gremial después de las sanciones y judicialización de la protesta. “Estábamos construyendo la normalización laboral en el Colón, con esfuerzo y buena fe. Pero parece que para algunos el apoyo de la gente en las urnas los confunde. No había necesidad de hacer esto con un conflicto que estaba archivado”, puntualizó Arrechea.

Por esa razón, los representantes se reunirán hoy a las 10 en la sede de ATE Capital (Carlos Calvo 1378), para un plenario de delegados de todas las dependencias pertenecientes al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “En este plenario decidiremos las medidas de fuerza a seguir, pero seguro constará de paros progresivos. Asimismo, ya nos estamos contactando con los delegados de todos los teatros del país”, contó el secretario gremial.

Cabe recordar que en el mes de junio pasado, en sede judicial, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acordó desistir de la demanda por 63 millones de pesos contra ocho trabajadores del Teatro Colón que participaron de una huelga durante la ópera El gran macabro. Asimismo, en dicha audiencia de conciliación realizada en la Sala I de la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, entre representantes de los trabajadores y del sector de Recursos Humanos de la administración Macri, se incluyó una cláusula de “armonía laboral mutua y recíproca”. Los sindicalistas de ATE siguieron reclamando por la revisión de los 25 sumarios abiertos y la recuperación de los salarios caídos por el conflicto.

El sindicato consideró que la inusual demanda iba en contra del derecho de huelga de los trabajadores, la mayoría músicos o artistas, especializados en sastrería, pintura para escenografías o recuperación de los materiales del teatro dedicado a la lírica. El martes 29 de marzo la presentación de la ópera El gran macabro, del grupo catalán La Fura del Baus, tuvo complicaciones y las autoridades de la Ciudad y del teatro resolvieron abrir la sala para que el público pudiera presenciar gratis el ensayo general. En ese momento, García Caffi dispuso suspender la venta de abonos. Tanto la Orquesta Estable del teatro como la Filarmónica del Colón formaron parte de la huelga en demanda de salarios y por las condiciones en que quedó el teatro.

Compartir: 

Twitter
 

Los trabajadores despedidos por el GCBA habían realizado protestas durante la puesta de El gran macabro.
Imagen: Télam
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.