espectaculos

Viernes, 9 de septiembre de 2011

CULTURA › RICHARD STALLMAN EN LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE SOFTWARE LIBRE

Entre el software libre y la provocación

El creador del GNU y fundador de la Free Software Foundation abrió la CISL 2011 con sus acostumbradas diatribas, aunque cruzó una delicada línea al afirmar que “se reprime” a los chicos que quieren desinstalar Windows en el Programa Conectar Igualdad.

 Por Facundo García

El inicio de la Conferencia Internacional de Software Libre (CISL 2011) levantó la temperatura en los salones de la Biblioteca Nacional: lo primero que dijo ayer Richard Stallman –uno de los líderes del movimiento– es que está en contra del Plan Conectar Igualdad. El encuentro recién empezaba y su opinión armó un revuelo que todavía sigue. Y si bien hay posturas encontradas, Página/12 habló con el legendario hacker para que expresara su perspectiva sobre ese y otros asuntos relacionados con la tecnología, la cultura y la política. No es un tipo fácil. Los comentarios sobre el carácter de Stallman han adquirido dimensiones de mito, aunque su crítica es interesante en la medida en que no viene de cualquiera. En los ’80 el barbudo creó GNU, que luego se acopló con Linux para conformar un sistema operativo libre. En cuanto a sus férreas convicciones, no es la primera vez que el fundador de la Free Software Foundation “la pudre”. Ya en la inauguración de Wikimanía 2009 les dio con un caño a quienes editaban la enciclopedia en español por haber bloqueado los vínculos al sitio rebelión.org.

–Afirmó que se opone a Conectar Igualdad porque las máquinas están preparadas para arrancar con Windows o sistema libre. Lo llamó “Conectar a maldad” y rebautizó al Plan Sarmiento que lleva adelante el gobierno porteño como “Plan Esclavizamiento”. Alguien podría decir que no todos los gobiernos están en condiciones de concretar políticas de manera ideal.

–Si lo que me está diciendo es que no se puede pelear contra la presión de las corporaciones, deberíamos escandalizarnos. El Estado argentino tiene que ser soberano y tomar decisiones éticas en educación, y la única decisión ética aquí es que las computadoras de los alumnos tengan software libre y no Windows. Lo que hace Microsoft es repartir muestras de sus productos de forma gratuita, como si fueran una droga. Genera chicos que salen de la escuela dependiendo de esos programas, porque no saben usar otros. Los políticos honestos deberían condenar eso.

–¿El público y los políticos tienen conciencia de este debate?

–No sé. No estoy hablando de intenciones ni de motivos, sino de los efectos que tendrán. Una maestra me dijo que a los jóvenes se los obliga a usar Windows en clase, e incluso un chico me aseguró que los reprimían si decidían borrar ese sistema operativo.

Poco antes, cuando Stallman pronunció esas palabras frente a funcionarios y periodistas, consiguió que los semblantes atravesaran varias paletas cromáticas. “Usted no puede hablar de represión porque un pibe le haya dicho eso, y mucho menos en un país como el nuestro, donde han ocurrido tantas cosas”, refutó alguien. El educador popular Javier Castrillo –promotor de la primera escuela en el país que usó el sistema GNU-Linux y miembro del equipo de evaluación y seguimiento de Conectar Igualdad– tampoco se calló. “Hemos visitado más de 470 instituciones educativas de todo el país. En el plan trabajan técnicos y programadores salidos de las aulas donde enseñábamos siguiendo su filosofía de programación y GNU–Linux. Trabajamos con cooperativas productoras de software libre, desarrollando nuestros programas. Y de tres millones y medio de netbooks, ya entregamos un millón doscientos mil. Así que puedo disentir con cierta autoridad”, argumentó. Stallman permaneció impasible.

–Tras lo sucedido en Túnez y Egipto, se habla del vínculo entre tecnologías y movilización popular. ¿Existe esa asociación?

–Las tecnologías pueden ser útiles y al mismo tiempo engañosas. Muchos han encontrado en las redes sociales una forma de organizar protestas. Yo estoy a favor de estas protestas, pero no usaría Facebook, porque acumula datos personales de la gente para abusar de ella, reconocer sus caras, etc. “Desamíguense” de Facebook hoy mismo. Es una trampa.

–Tras los saqueos en el Reino Unido, se supo que el gobierno consideraba pedir que empresas como Blackberry, Twitter y Facebook entregaran a la policía información de sus usuarios.

–El régimen de derecha del Reino Unido quiere utilizar un pequeño saqueo para distraer la atención de los saqueos descomunales de corporaciones y banqueros. Los ricos siguen igual y se castiga a los pobres. En cuanto a las protestas, sé que derivaron en incidentes sin demasiado sentido político. No estoy a favor de eso, pero es preciso reconocer que son crímenes pequeños comparados con los otros.

–¿Cree que seguirá este avance sobre los datos personales?

–Seguro. Estamos hablando de gobiernos de ocupación que responden a las grandes corporaciones.

–¿Qué opina de la organización Anonymous, que ha atacado los sitios de varias compañías?

–Anonymous realiza el equivalente digital a lo que eran las “sentadas”. Sus protestas suelen ser contra organizaciones o empresas que han hecho cosas horribles, crímenes o estafas. Por lo tanto, cuentan con mi apoyo.

–¿Cuál es, entonces, su ideología política?

–Apoyo la lucha contra el imperio de las empresas. Muchos optan por otros métodos. A veces logran algo, pero lo que percibo es que esto va de mal en peor. En 30 o 40 años se producirán desastres donde van a morir cientos de millones de personas.

Compartir: 

Twitter
 

“Muchos encontraron en redes sociales un modo de organizar protestas. Estoy a favor, pero no usaría Facebook.”
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared