espectaculos

Miércoles, 28 de marzo de 2012

CULTURA › HERNáN LOMBARDI RECIBIó A LOS MúSICOS PARA DECIRLES QUE NO

El vetador serial no da marcha atrás

Aunque afecta apenas el 0,0147 del presupuesto, el ministro de Cultura insistió con que la Ley 4021 de Reconocimiento para la Actividad Musical es inviable. La norma había sido aprobada incluso por el PRO; los músicos anunciaron nuevas protestas.

 Por Karina Micheletto

Entre los 107 vetos que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dio el año pasado a leyes sancionadas por la Legislatura, hay uno que preocupa especialmente en el ámbito de la cultura. Se trata del veto a la ley que otorgaba un subsidio mensual a músicos mayores de 65 años, con 20 como mínimo de trayectoria, que no cuentan con ninguna otra forma de sostén. Una situación en la que se encuentran artistas mayores que han seguido un camino tan poco regulado y ecléctico como el de la música, en especial la popular. Ayer, después de varias movilizaciones, el ministro de Cultura Hernán Lombardi aceptó recibir a un grupo de artistas y representantes de diversas organizaciones. Bien temprano llegaron al ministerio Leopoldo Federico, presidente de la Asociación Argentina de Intérpretes (en representación también de Sadaic, con el mandato otorgado por Atilio Stampone); Teresa Parodi; Ricardo Vernazza, secretario general del Sindicato Argentino de Músicos; Adriana de los Santos, de Músicos Organizados; Celsa Mel Gowland, de Músicos con Cristina, y Diego Boris, de la Unión y Federación de Músicos Independientes. Todos ellos se llevaron de la reunión un rotundo no: el ministro explicó que respalda el veto de Macri, por considerar que la ley puede comprometer el presupuesto de la ciudad. La marcha musical que esperó a los representantes en la calle, con batería armada y todo, volverá a sonar y a desplegarse cada martes, en el mismo lugar, para seguir pidiendo por la ley.

La Ley 4021 de Reconocimiento para la Actividad Musical, sancionada por la Legislatura en noviembre pasado, contemplaba el otorgamiento de un subsidio mensual y vitalicio a músicos mayores de 65 años, que residan desde hace por lo menos 15 años en el distrito y acrediten una trayectoria de 20 años. Los músicos que fueron a pedir la vigencia de esta ley, explicaron en la reunión de ayer por qué consideran que no hay manera de que ponga en riesgo el presupuesto: en su redacción la norma especifica que no puede afectar más del 0,0147 por ciento del presupuesto total de la ciudad, y que no se pueden incorporar más de 20 beneficiarios por año, previamente evaluados por un comité designado por el Ejecutivo porteño. El subsidio estimado para cada músico beneficiario es de 3200 pesos. El presupuesto previsto para este año es de 32.705 millones de pesos.

Se destacó también que ya existe una ley de Régimen de Reconocimiento a la Actividad Literaria, que protege con un subsidio vitalicio a los escritores mayores de 60 años que no cuentan con otro ingreso o haber jubilatorio equivalente; un subsidio del mismo tipo que el que ahora se plantea para los músicos. Según relataron los asistentes a la reunión –Lombardi no respondió a la consulta de Página/12–, el ministro reflexionó sobre este argumento que, en todo caso, el error fue haber permitido que saliera con anterioridad la ley para los escritores. Quedó planteado así el peligro de un “un efecto dominó”, con sucesivos pedidos de otras artes. Originalmente impulsada por el músico y ex legislador porteño Chango Farías Gómez, con el apoyo de numerosas entidades y asociaciones relacionadas con el quehacer musical, esta ley fue aprobada el 24 de noviembre pasado, con el voto positivo de 45 legisladores, incluidos los 17 representantes del PRO. A principios de este año, una nota en el Boletín Oficial de la Ciudad alegó que “un subsidio mensual y vitalicio implicaría comprometer a futuras administraciones, afectando sus ejercicios presupuestarios, motivo por el cual se estima inconveniente conceder el mismo con las citadas características”. “Si en algo fue muy cuidadosa la redacción de la ley es, justamente, en que fuera presupuestariamente viable. En su tratamiento pasó por la Comisión de Presupuesto y Hacienda, entonces presidida por un legislador del PRO, Alvaro González. Le preguntamos al ministro si éste y los otros legisladores de su partido estaban haciendo mal su trabajo”, relató Diego Boris. Leopoldo Federico se disculpó ante las preguntas de la prensa tras la reunión: “La verdad, estoy muy triste. No tengo palabras para lo que pasó”, se limitó a decir.

“El maestro Federico le habló a Lombardi con el corazón, le dijo algo tremendo y contundente”, contó Teresa Parodi a Página/12. “Le explicó que el grupo de músicos beneficiarios del subsidio no va a ir en aumento año a año que, por el contrario, va a ir mermando, porque son los mayores los destinatarios. Lo dijo desde un lugar que me conmovió. Aclaró también que no estaba pidiendo un beneficio para él, sino para muchos colegas que están en situaciones acuciantes.” “Fue una reunión inútil, porque nos encontramos ante una posición tomada e inamovible”, siguió contando la cantautora. El argumento fue que iba a cundir el ejemplo y que todos los grupos iban a ir a pedir esto. Insistió en llamarle ‘jubilación’; insistimos en explicarle que era un reconocimiento a un grupo de músicos de determinada edad, que la ley fue muy pensada y cuidadosa. Preguntamos si tenemos que dejar de confiar en las instituciones, porque llevamos la propuesta a los legisladores, la trabajaron, la votaron los del propio partido gobernante, y ahora nos dicen que es inviable. Explicamos también que es un reconocimiento que ya existe en varias provincias, como Mendoza y Córdoba. El ministro insistió con que se trataba de un tema previsional, y entonces no era de su competencia, algo que ya escuchamos para otros temas. En definitiva, aceptó recibirnos para decirnos que no.”

Además de las marchas musicales frente al Ministerio de Cultura para seguir reclamando por la ley –que ya quedaron fijadas para los martes a las 14–, diversas agrupaciones de músicos comenzarán a hacer oír su reclamo de diferentes maneras. En La Boca, ya están convocando para el próximo jueves 5 de abril a partir de las 16 al festival La Boca dice Basta. “Lo pensamos no sólo para rechazar este veto, sino contra todos los vetos: el que afecta a los trabajadores de empresas recuperadas, el que les quita el subsidio a los chicos con Síndrome de Down, todos”, explican los organizadores. “Vamos a convocar a un representante por cada ley vetada, para mostrar que no estamos hablando de números o de expedientes, sino de personas.”

Compartir: 

Twitter
 

Durante la reunión hubo una movilización con música en vivo en la puerta del ministerio.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.