espectaculos

Miércoles, 24 de octubre de 2012

CULTURA › NUEVOS ATAQUES DE MARíA KODAMA A LA FIGURA DE BIOY CASARES

El arte de injuriar (a Bioy)

En un reportaje, la viuda de Jorge Luis Borges definió al autor de El sueño de los héroes como “cobarde”, “desecho humano” y “el Salieri de Borges”. La Sociedad Argentina de Escritores realizará hoy un “multitudinario” acto de desagravio.

 Por Silvina Friera

El lenguaje es un repertorio de “convenientes desaires”, se plantea en “El arte de injuriar”, una pieza incluida en Historia de la Eternidad que en tiempos de escaladas retóricas vale la pena repasar. No es la primera vez que ocurre, pero algunos opinan que en esta ocasión se pasó de la raya. Que rompió un límite. Como cada vez que le preguntan, María Kodama repite que Borges decía que Adolfo Bioy Casares era un “cobarde”. Nada nuevo bajo el sol de la adjetivación. “Un alfabeto convencional del oprobio define también a los polemistas.” La frase borgeana, prudentemente encomillada, podría aplicarse al “gasto principal de las controversias”. Kodama, tentación harto fácil, echó más leña al fuego. “Desecho humano”, eso es Bioy para ella. Lo declaró en un reportaje que concedió al diario La Nación en el Instituto Cervantes de Manhattan (Estados Unidos), donde estuvo presentando una muestra de fotos. “Si vos mirás las entrevistas de Borges, sólo elogia dos cuentos de Bioy y esos cuentos fueron recontracorregidos por Borges. Eso Bioy no se lo perdonó nunca. Bioy es el Salieri de Borges”, afirmó. La Sociedad Argentina de Escritores (SADE) realizará un acto de desagravio al autor de El sueño de los héroes hoy a las 18 en una de sus sedes, la Casa Leopoldo Lugones (Uruguay 1371), en el que hablarán Alejandro Vaccaro, Roberto Alifano y María Esther Vázquez. Estarán presentes familiares y amigos de Bioy Casares, Horacio Salas, Vicente Battista y Juano Villafañe, entre otros escritores.

Vaccaro, presidente de la SADE, subraya “las agresiones totalmente desmedidas” de Kodama hacia Bioy Casares en esa entrevista publicada el pasado 10 de octubre. “Lo trata de cobarde y lo pone en boca de Borges, lo cual es todavía un poquito más grave. Dice que Borges decía que Bioy era un ‘cobarde’. Dice que Bioy es un ‘desecho humano’; lo acusa de ser el Salieri de Borges, o sea que lo pone al nivel de un asesino. Ese es el verdadero significado cuando ella dice que Bioy era el Salieri de Borges”, plantea Vaccaro a Página/12. “Además, lo descalifica como escritor; los únicos dos cuentos buenos que tenía eran buenos porque Borges se los recontracorrigió. Y no estoy exagerando –aclara–. Nos parece un disparate. Como entidad que representa a los escritores, queremos reivindicar la figura de Bioy Casares, que está muy lejos de lo que esta mujer dice. Una cosa es que cada lector opine si le gusta o no Bioy, pero descalificarlo de esta manera es muy grave.”

–Una objeción posible al sentido del desagravio es que las declaraciones de Kodama incurrirían en un sentimiento cercano al “resentimiento”, al “rencor” o al “odio” en su empeño por defender a Borges. Incluso los comentarios de los propios lectores del diario cuestionaron los dichos de Kodama.

–Sin duda, el lector de La Nación está más cerca de Bioy que de Kodama. Acá hay dos posturas muy definidas, es cierto. Yo hablé con Daniel Martino –editor del Borges de Bioy– y él sostiene que Kodama no existe y por lo tanto no puede contestarle. La nieta de Bioy, Lucila Frank, me dijo que ellos están acostumbrados a estos ataques, pero le pareció bien que la SADE como entidad gremial le pusiera un límite a Kodama. El agravio a Bioy es también un agravio a Borges, porque fueron amigos durante cincuenta y cinco años y escribieron juntos. Aunque sin duda tenían diferencias, agraviar a Bioy es también agraviar a Borges. Y descalificarlo literariamente es descalificar a los que lo premiaron. Bioy obtuvo el Premio Cervantes, que es el más importante de nuestra lengua. Hay opiniones, ¿no? Pero te confieso que nunca recibimos tantas adhesiones como en estos días. Creo que será un acto multitudinario. Como presidente de la SADE, tengo la obligación de poner un freno a este tipo de ofensas, hacia Bioy o hacia cualquier otro escritor, porque en esto no hacemos distinciones de ninguna naturaleza. No compartimos esta forma de ultrajar a Bioy.

–¿Hay alguna propuesta más allá del acto, una instancia judicial?

–No. Eso lo podrían hacer los nietos, pero nosotros no tenemos un legítimo derecho para ir a una instancia judicial a cuestionar las declaraciones de Kodama por injuriosas. El desagravio es una respuesta política a un ataque exacerbado.

Ironía del destino mediante, el acto se hará en la Casa Leopoldo Lugones. “El título señor, de omisión imprudente o irregular en el comercio oral de los hombres, es denigrativo cuando lo estampan –se lee en ‘El arte de injuriar’–. Doctor es otra aniquilación. Mencionar los sonetos cometidos por el doctor Lugones equivale a medirlos mal para siempre, a refutar cada una de sus metáforas. A la primera aplicación de doctor, muere el semidiós y queda un vano caballero argentino que usa cuellos postizos de papel y se hace rasurar día por medio y puede fallecer de una interrupción de las vías respiratorias. Queda la central e incurable futilidad de todo ser humano.”

Compartir: 

Twitter
 

“Los únicos dos cuentos buenos que tenía Bioy eran porque Borges se los corrigió”, dijo Kodama.
Imagen: DyN
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.