espectaculos

Miércoles, 29 de enero de 2014

CULTURA › TRIBUTO A CORTáZAR EN PARíS

Letra y música para “Rayuela”

 Por Facundo Gari

La Casa Argentina en París se pobló una vez más de cronopios, famas y esperanzas: la segunda edición de Círculo de lectores, movida que combina lecturas de obras fundamentales de la literatura vernácula con interpretaciones musicales en vivo, estuvo dedicada el viernes pasado –y en el año del centenario de su natalicio– a Julio Cortázar. Más precisamente, a su Rayuela, novela que, para más aniversarios, cumplió medio siglo el año pasado. Los fragmentos fueron leídos en español por Cecilia Mazzufero, Natalia Iñón, Pablo Maritano, Diego Romero Mascaró y Marcelo Delgado; mientras Cecilia Fernández y Juan Ignacio Guerra aportaron, respectivamente, flauta y bandoneón. Todos argentinos “residentes en” o “de paso por” el Viejo Continente, reunidos de pie en círculo, con el sonido de gargantas e instrumentos y las lucecitas de los atriles combatiendo la penumbra de la noche francesa, frente a un concurrido auditorio (la entrada fue libre y gratuita).

Organizada por la Maison de l’Argentine, dirigida por el cantante Marcelo Balsells, y con el apoyo de la Dirección General de Asuntos Culturales de la Cancillería argentina, la iniciativa contó con la batuta de Marcelo Delgado. “Esta tarea recorre un doble camino. Por un lado, determinar la sonoridad que emana del texto, no sólo por sus referencias musicales explícitas sino por ese otro plano expresivo que el texto mismo propone como posibilidad de sonido. Por otro, reflexionar de qué manera un texto literario en prosa puede compatibilizarse con uno musical, y así pensé que el ritmo, la textura y el timbre son espacios de significación compartidos”, explica en diálogo con Página/12. Añade en ese sentido que la textura de la pieza “se da como resultado de la propia convivencia de las voces y los instrumentos, que pueden yuxtaponerse, sobreponerse, subordinarse o complementarse”.

La jornada dedicada al autor de Todos los fuegos el fuego tuvo una “significación especial”, apunta Delgado. “Cortázar se alojó en esta Ciudad Internacional Universitaria en su primeros viajes a París, en la década del ’50. De hecho, en la habitación 40 hay una placa que recuerda su paso.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.