espectaculos

Viernes, 6 de junio de 2014

CULTURA › HISTORIETA LA REVISTA FIERRO SALE MAñANA CON PáGINA/12, UNA SEMANA ANTES DE LO HABITUAL

Se adelanta, pero no queda en offside

El Mundial impone la agenda y los hacedores de la revista de historietas, que cada mes acompaña la edición de este diario, recogen el guante... de arquero: toda la edición está dedicada al fútbol, con la premisa de abordar el reglamento desde las viñetas.

 Por Andrés Valenzuela

Este mes, Fierro se adelanta. Se adelanta al Mundial, se adelanta a publicar nuevos autores... se adelanta, incluso, a sí misma. Porque, como no podía ser de otro modo un mes cada cuatro años, el fútbol copa la agenda planetaria. Y también la de las revistas de historietas. No debería resultar raro, en la Argentina el deporte rey y las viñetas se volvieron progresivamente populares prácticamente al mismo tiempo.

Dice Juan Sasturain, en las “Contraindicaciones” que ofician de editorial, que este número salió como un modo de gambetear la fiaca de los dibujantes más pendientes del resultado de Argelia-Corea del Sur o Grecia-Japón que del siguiente cuadrito. Así que, con su adlater Lautaro Ortiz, propuso al team de plumines una consigna: que cada uno agarrara un concepto o una regla y lo usara para inspirar una historieta. ¿El offside? Está. ¿Los temibles penales? Están. ¿La pelota parada? También. A la vista de los resultados, esta propuesta casi de emergencia terminó siendo una habilitación entre los defensores centrales con la bola al pie.

El equipo, entrañable: Eduardo Maicas y Pipi Spósito, El Tomi, Iñaki Echeverría, Alejandro García y Nicolás Sánchez Brondo, Emilio Utrera, los volantes de contención Guillermo Saccomanno y Domingo “Cacho” Mandrafina (la experimentada dupla, claro, hace el policial “Tarjeta roja”). Además, se la juegan en este número Gustavo Sala, Jok y Alejandro Farías, Nine, Diego Agrimbau y Saborido, Diego Parés y Esteban Podetti, Angel Mosquito, el debutante Emilio Utrera y, cual capitán, mariscal (nunca mejor dicho) de la cancha, Francisco Solano López. Y si alguien objeta que el fútbol también es cosa de mujeres, pues tiene razón. Por eso están allí la maravillosa Alejandra Lunik y la académica (literalmente) Laura Vazquez Hutnik.

La selección que armaron los DT tiene cierta experiencia. Agrimbau narró más un picadito barrial en sus novelas gráficas (uno de los más originales en Cieloalto en esas mismas páginas, incluso), la pelota en el patio es una figura recurrente en el Barrio gris de Spósito y Maicas. Mosquito, por su lado, supo hacer Morón Morón en la web, siguiendo la campaña del equipo del ascenso, y el juvenil Utrera es el creador del feroz fanzine Barras, repleto del “folklore” parafutbolero.

Lo que llamará la atención, sin embargo, es el rescate de una de las historietas que Solano López realizó para la editorial inglesa Fleetway. Se trata de un capítulo de la serie Raven on the Wing, que data de 1974 y que –según consigna Vazquez Hutnik en un artículo dentro de la revista– tuvo guión del editor británico Tom Tully. El artículo de Vazquez Hutnik es profuso en detalles y tiene la virtud de, en poco espacio, abordar tanto aspectos técnicos de la etapa “inglesa” de Solano López, como ofrecer contexto histórico e industrial para la llegada del co-creador de El Eternauta y otros tantos colegas a las firmas afincadas en Londres. Su lectura, además, sirve para refrescar un hecho no siempre recordado: Solano supo cambiar de técnicas, estilos y métodos conforme sus distintas historias y trabajos lo exigían. Como si todo eso no alcanzara, la investigadora y doctora en Ciencias de la Comunicación analiza lo que de común tienen las narraciones de gestas deportivas y las historietas bélicas (pista mucho más que decir que un delantero tiene “un cañón en el pie”). Un artículo que es un tiro al ángulo.

Ahora, en lo que tiene que ver concretamente con historietas, en esta de Solano que se recupera aquí, el lector apreciará un trazo más suelto que de costumbre para contar la historia de un jugador gitano que, estrella de su equipo, debe llevar a los muchachitos ingleses a la victoria en una final del mundo contra un club del Perú, de visitantes y con un técnico rival más preparado para jugadas “bilardistas de La Plata” que para una contienda donde prime el fair play. El contraste entre picardía, técnica rigurosa e influjos climáticos casi que hacen pensar en Tully como un guionista argentino. El hombre hasta reconoce que los ingleses se llevan mejor con la número cinco si la cancha está embarrada.

Imposible ahondar en cada una de las otras muchas historietas de este número, pero vale la pena destacar dos. Por un lado, “Chamuyo”, de Agrimbau/Saborido, por su planteo inteligente. Por otro lado, la de Mosquito, con vicisitudes propias de club de barrio, épica de ascenso y muchísimo humor grotesco.

A modo de resumen y antes de mandar esta nota a tiempo de descuento, con el Mundial comenzando el miércoles próximo, Fierro anticipa su salida una semana. Si de costumbre llega a los kioscos cada segundo sábado, esta vez llegará mañana, el primer fin de semana de junio. Eso sí, Fierro pica antes, pero no queda en posición adelantada.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.