espectaculos

Sábado, 13 de diciembre de 2014

CULTURA › ENCUENTRO ARTISTICO-SOCIAL YA ME CANSE. ACCION POR LOS 43

Alegato artístico contra la impunidad

Artistas y activistas de diferentes nacionalidades se han sumado a esta iniciativa que se concretará hoy en La Casona Iluminada. Habrá videos, performances, entrevistas públicas y teatro en miniatura. El foco estará puesto en los estudiantes mexicanos desaparecidos.

 Por María Daniela Yaccar

Juan de Dios Ramos, alias Malandrín, tiene 36 años y es artista y activista. Se instaló en la Argentina en abril, escapándole a la muerte. A la suya y a la de su familia. Llegó desde México, más exactamente de la ciudad de Pachuca, capital del estado de Hidalgo, a 96 kilómetros de la Ciudad de México. “Dice mi madre que salí a tiempo. Que no regrese. Que está complicado”, se convence Malandrín. Solía hacer arte en las calles, apuntando a narcos y políticos, a menudo burlándose. Dice que no lo atraparon porque siempre tuvo estrategias. Que, allá, lo fundamental es eso: pensar bien los horarios para salir a la calle, dar atención a la vestimenta que se lleva. Su secreto fue tener una suerte de doble vida: profesor en la universidad, donaba una escultura de piedra a la casa de estudios por semestre y, a cambio, tácitamente, recibía protección. “No lo hice para sacar provecho, sino para mis alumnos. Era maestro en el día y en la tarde o en la noche andaba haciendo actividad artística en la calle. No dormía. Daba una apariencia en la sociedad. Era una estrategia performática”, revela, todavía adaptándose a la vida en Buenos Aires.

Malandrín vino a la Argentina escapando de la muerte y el “pretexto” fue estudiar. Está haciendo una maestría en Teatro y Artes Performáticas en la Universidad Nacional de las Artes. Junto a dos compañeros, el argentino Martín Seijo (actor, dramaturgo y director) y la chilena Fiorella Cominetti decidieron organizar un encuentro artístico-social en el que se piense y se aborde la actualidad mexicana. Un encuentro realmente necesario. Se llama Ya me cansé. Acción por los 43 y sucederá hoy en La Casona Iluminada. Participarán artistas y activistas de diferentes nacionalidades –se han sumado colombianos, ecuatorianos e incluso una alemana– y habrá videos, performances, entrevistas públicas y teatro en miniatura. El eje, el puntapié, es la desaparición de los 43 estudiantes detenidos por la policía municipal de la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, el 26 de septiembre.

“Lo interesante de este hecho trágico fue que se pudo mediatizar, que a nivel internacional se hizo presión, porque las matanzas no estaban teniendo visibilidad”, aporta Cominetti. “La impunidad despertó una alarma roja. Eso es algo positivo, ya no podemos seguir haciendo oídos sordos. Es algo que viene pasando hace muchos años con una impunidad total: con esto se fueron al carajo. Uno de los objetivos de nuestra acción es llevar la reflexión al campo teatral”, sostiene la artista chilena. En la misma línea, Malandrín reflexiona: “Con los 43 pasó como con los zapatistas: para que el mundo volteara a verlos se tuvieron que cubrir el rostro. Ahora que los desaparecieron, los hicieron aparecer más. La gente está harta. Hasta perdimos el miedo. Muchos están alzando la voz”. 

Por esto es que la acción hará hincapié en lo sucedido con los normalistas de Ayotzinapa, pero no será presentado este caso como un hecho aislado: las cifras de la Secretaría de Gobernación desnudan que en el país hay más de 23 mil personas no localizadas. “En el municipio de Ecatapec cada 24 horas de-saparece una mujer. Estamos hablando de un municipio nada más. Las muertas de Juárez es un caso que sonó mucho, pero al mismo tiempo, en el estado de México, mataban tres veces más. Cada estado tiene sus problemas, sus soldados, su autodefensa. En Puebla, este año se aprobó la ley bala. Al mes, en una manifestación, arremetieron contra un niño indígena que pasaba. Es muy complicado, la violencia está muy desatada, no les importa, se ha perdido el valor de las personas, del cuerpo”, dice Ramos, que destaca la importancia de las redes sociales para que todas estas cosas se sepan y critica el rol de la prensa mexicana, “narcotizada” respecto de las violaciones a los derechos humanos.

“El mexicano es muy sumiso a Estados Unidos. Nuestra cultura es sumisa, siempre usamos una palabra clave: para todo decimos ‘mande’. Las zonas marginadas siempre son las que tienen problemas, ya no aguantan. Quedan pocas escuelas normalistas, un 25 por ciento. Estas escuelas crean maestros que van a las zonas marginadas. Al gobierno no le interesa tanto. Llevamos cuarenta años de una violencia muy fuerte. La corrupción está por todas partes; la cultura es corrupta”, sentencia el artista, que estará presentando dos videos de su autoría, Recopilación de la historia de Ayotzinapa y Vivos se los llevaron, vivos los queremos.

El encuentro en Avenida Corrientes 1979 comenzará a las 19 y finalizará a las 23. Habrá dos entrevistas públicas, a Hugo Pérez Gallegos (artista y activista mexicano) y Horacio Banega (doctor en filosofía, dramaturgo y director teatral, de Buenos Aires). A las 21 se verá la obra de teatro en miniatura Tezcatlipoca blues, de José María Seoane (argentino que vivió nueve años en el DF), una adaptación del poemario de Xhevdet Bajraj. Cominetti y Martín Seijo presentarán Desapariciones, un trabajo realizado con moldeo (plataforma de código fuente abierto para el desarrollo de instalaciones interactivas que combinan elementos de sonido, imágenes y video). “México por mexicanos” es otra propuesta: Edén Bastida, Mónica Mexicano, Ramos, Paola Traczuk y Grace Escamilla estarán brindando sus testimonios (de 19 a 23). Finalmente, habrá un espacio participativo diseñado por María Paula Doberti, llamado “Ya me cansé”. La organización corre por cuenta de La Casona Iluminada, la Maestría en Teatro y Artes Performáticas de la Universidad Nacional de las Artes, la Asamblea de Mexicanxs en Argentina, la Compañía de Funciones Patrióticas, Umbral espacio de arte y el Combinado Argentino de Danza, que también presentará un video, con dirección de Ana Servera. “Es una jornada en la que sucederán simultáneamente muchas actividades, la gente puede entrar y salir, son instalaciones muy cortitas”, describe Cominetti. “No tenemos que convencernos de que está todo mal con Peña Nieto. Lo que buscamos es ampliar lo que se sabe y pensar otras posibilidades desde la discusión”, concluye. 

Uno de los videos de Ramos mostrará testimonios de amigos de los estudiantes desaparecidos: “Otros países de Latinoamérica, como la Argentina y Chile, han tenido problemas fuertes, entonces empiezas a platicar con alguien y se identifica con lo que pasa en México. Nosotros no pensábamos que el mediometraje era tan fuerte... nos damos cuenta de que lo es. El que es de otro país lo lleva a su contexto. Es importante el apoyo de otros países latinoamericanos, ahorita ha servido bastante. Hace una presión fuerte”.

Compartir: 

Twitter
 

El mexicano Juan de Dios Ramos, alias Malandrín, y la chilena Fiorella Cominetti, dos de los organizadores.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared