espectaculos

Viernes, 20 de noviembre de 2015

CULTURA › ANUNCIAN LA PRIMERA BIENAL INTERNACIONAL DE ARTE DE LA UNASUR (BIAU)

“La idea es estar en pie de igualdad”

Hoy, en el Museo de la Inmigración, artistas, críticos, curadores y pensadores de distintos países comenzarán a delinear el “formato y funcionamiento de manera plural” del encuentro, bajo el nombre Sur Global-Hacia la Bienal de Unasur.

 Por María Daniela Yaccar

Los preparativos para la Bienal Internacional de Arte de la Unasur (BIAU), prevista para 2017 en Buenos Aires, comienzan temprano: hoy se desarrollará la primera acción pública conectada con este acontecimiento tan relevante para la región. En el Museo de la Inmigración, artistas, críticos, curadores y pensadores de distintos países comenzarán a delinear su “formato y funcionamiento de manera plural”. El encuentro llevará el nombre de Sur Global-Hacia la Bienal de Unasur. “Es el comienzo efectivo de trabajo hacia la bienal, que se va a ir construyendo con voces múltiples”, define Aníbal Jozami, director ejecutivo de esta iniciativa. “Nos vamos a explayar sobre líneas de pensamiento e intenciones”, adelanta Daniel Santoro, el primero en imaginar un suceso de estas características. Más que como un evento de carácter único, la bienal se revela, a partir de este encuentro, como un “proyecto continuo”, en palabras de Jozami.

Sur Global será inaugurado a las 10 por la ministra de Cultura, Teresa Parodi, y Aníbal Jozami. Entre los expositores se encuentran la investigadora del Conicet y curadora del Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Diana Wechsler; la crítica de arte Alicia de Arteaga; el filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetszky; el director del Museo del Barro del Paraguay, Ticio Escobar; Luis Camilo Osorio, del Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro; el curador del Museo Hirshhorn de Estados Unidos, Stéphane Aquin; y el director de la Escuela de Bellas Artes de Chile, Ramón Castillo. Por su parte, los artistas Jorge Macchi (Argentina), Días&Riedweg (Suiza-Brasil), Voluspa Jarpa (Chile), Claudia Casarino (Paraguay), Tatiana Trouvé (Francia) y Charly Nijensohn (argentino residente en Berlín) dialogarán con curadores, críticos y coleccionistas y presentarán proyectos. Durante la jornada se lanzará un concurso internacional de diseño gráfico para crear el logo de la bienal. También uno de proyectos curatoriales. “Esta no será una bienal de autor. No es que un curador solo elegirá artistas y temáticas, por eso vamos a realizar un concurso. Los elegidos, junto a otros que vamos a invitar, integrarán un comité de curaduría”, resume Jozami, rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero y apasionado coleccionista, además de sociólogo y empresario.

En mayo de este año, Parodi, el canciller Héctor Timerman y el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, presentaron el proyecto de la bienal en el Palacio San Martín. A comienzos de septiembre, la ministra llevó la propuesta a sus pares de los países que integran el organismo, quienes la respaldaron, y también estuvieron de acuerdo con que la dirección ejecutiva quedara en manos de Jozami. Parodi propuso, además, que la BIAU se desarrollara en el CCK. El primero que tuvo en mente la propuesta fue Daniel Santoro, quien soñaba con un espacio que combinara una “mirada latinoamericana” con “proyección internacional”. “Cuando uno va, por ejemplo, a la Bienal de Venecia, es una especie de invitado menor dentro de los países centrales. Y en general uno está ahí tratando de actuar como puede su propia identidad, para mostrarse ante una especie de ‘gran amo’, que serían los mandatos estéticos de los países centrales. Las presentaciones de Estados Unidos y de Europa en general tienen supremacía. Y los pequeños países están ahí, tratando de mostrarse como pueden”, dice Santoro a Página/12 sobre el espíritu que cruzará a la bienal y, también, a los preparativos que desde hoy estarán en marcha.

La dupla Santoro-Miguel Rep empezó, entonces, a “remar” el asunto, hasta que Samper lo impulsó como tarea de la Unasur. “Prosperó en el tiempo, llevó años de elaboración y de idas y vueltas”, dice el artista. “La base de la cuestión es que no se lo postula como un espacio de arte latinoamericano específicamente, sino que se buscará el diálogo con los países centrales. La idea es estar en pie de igualdad. No sentirnos bendecidos por la presencia de un gran artista internacional que se digna a venir a Sudamérica; no ser subsidiarios de una homologación externa”, explica. Santoro brindará una charla titulada “Arte y tradición” esta tarde a partir de las 17.40, junto a la crítica de arte Alicia Arteaga. Uno de los ejes de su exposición será la identidad nacional. Inicialmente, se había previsto que el encuentro de hoy ocurra en el CCK, pero se lo trasladó al Museo de la Inmigración (Avenida Antártida Argentina 1355). Según explica Jozami, esta modificación tuvo que ver con que se inscribieron para participar más personas de las previstas, y en el ex Palacio de Correos habían reservado una sala con capacidad para poco más de 280 personas. Todavía hay tiempo para acreditarse a través de [email protected]

Arte contemporáneo y popular, la trama internacional del arte y coleccionismo son algunos de los tópicos que aparecerán en las exposiciones, que estarán estructuradas como diálogos. Seguramente sea interesante, teniendo en cuenta aquello que decía Santoro sobre la “homologación externa”, lo que tenga para aportar Stéphane Aquin, curador en jefe del Hirshhorn Museum, de Washington. “La estetización del mundo” se denomina el diálogo que mantendrán a las 18 Gilles Lipovetszky y Jozami. “Vamos a tratar lo que él llamó estetización del mundo en relación con el capitalismo artístico: el arte se ha mezclado ya en demasía con el negocio y el lujo. Este es otro de los elementos que vamos a tener en cuenta en la bienal. Queremos recuperar un sentimiento trascendente de búsqueda de la belleza, como decía Paul Valéry”, sostiene Jozami.

“Lo que justifica a este proyecto es que el arte de América del Sur no está suficientemente representado en la escena internacional. El hecho de que haya algunos artistas sudamericanos bien conceptuados implica una excepción a la regla. El arte de nuestros países se recibe más en las bienales y exposiciones internacionales dentro de la diversidad, y no en una paridad de equilibrio con los artistas del norte”, recalca Jozami. Además, apunta que “otro objetivo” de la BIAU es “el diálogo sur-sur”, en tiempos de integración. “Hoy el sur no es sólo un concepto geográfico, sino político. Pensamos que podemos hacer algo para remover la escena internacional del arte con nuestro pensamiento del sur”, desliza. Finalmente, aclara que el desarrollo de la bienal no está atado a los resultados del ballottage: “Los referentes culturales de ambos candidatos están totalmente al tanto y están invitados a esta primera jornada. Se trata de un proyecto que está por encima de los avatares políticos: está ligado a elementos de políticas de Estado, de difusión cultural y de resituar a la Argentina en América latina y en el mundo”.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Santoro y Aníbal Jozami son los fogoneros de la Bienal Internacional de Arte de la Unasur.
Imagen: Rafael Yohai
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.