espectaculos

Viernes, 21 de octubre de 2016

CULTURA › UNA JORNADA PARA CELEBRAR LA OBRA DE UN ESCRITOR QUE ES ALGO MAS QUE UN CULTO

Lovecraft, ese oscuro objeto del deseo

Mañana, en el Espacio Cultural Marcó del Pont, el décimo aniversario del portal Lovecraftiana servirá de excusa para una serie de actividades que celebra al escritor estadounidense.

 Por Andrés Valenzuela

Pocos autores tienen tantos cultistas como los monstruos sobre los que escribieron. Uno de ellos es Howard Phillip Lovecraft quien, por supuesto, tiene en Argentina su propia legión de voraces lectores de espantos cósmicos. Estos amantes del horror sobrenatural se reunirán nuevamente mañana a partir de las 14 en el Espacio Cultural Marcó del Pont (Artigas 202) para una larga y ominosa tarde de debates, películas, juegos de mesa, historietas y charlas. Será la celebración del décimo aniversario de Lovecraftiana, un portal dedicado al género y en particular a HPL, que vuelve al ruedo de la organización de eventos.

“Me di cuenta del aniversario cuando estaba en Providence, en la NecronomiCon, y viendo cómo estaba organizado eso, que es infinitamente más grande, me dio muchas ganas para retomar acá”, cuenta Agustina Piñeiro, alma mater de Lovecraftiana, quien en 2015 fue voluntaria durante la NecronomiCon, en la ciudad natal del escritor. La experiencia reactivó sus ganas de organizar su propio espacio en Buenos Aires, tras años de limitarse a leer y escribir papers. Así descubrió que, como las antiquísimas criaturas que el autor describía, sus viejos compañeros de andanzas estaban apenas dormidos y esperando la invocación adecuada. “Aunque no seguimos haciendo eventos, sí siguió el vínculo con un montón de gente que se prendió a participar enseguida”.

Así, habrá proyección de películas –incluyendo una selección de cortos del festival Buenos Aires Rojo Sangre–, conferencias sobre tendencias en weird fiction, un panel de dibujo con la presencia de Quique Alcatena y Salvador Sanz, una mirada sobre los videojuegos inspirados en la obra de Lovecraft con Darío Lavia (de Cinefania) y el desarrollador Agustín Cordes, espacios de relato oral y de juegos de mesa.

“Cordes estuvo diseñando dos juegos de corte lovecraftiano”, cuenta Piñeiro. Uno de ellos, Asylum, sigue en fase de producción tras conseguir financiamiento gracias a la plataforma Kickstarter. Del Alone in the dark (1992) para acá el universo lovecraftiano tiene cantidad de adaptaciones. “Las mejores –recomienda Piñeiro– son las aventuras gráficas, como Prisionero del hielo”.

“Más allá de usar a Lovecraft como eje conductor, buscamos dar espacio para que la gente cuente lo que está haciendo, analizar por qué nos gusta y por qué tiene el impacto enorme que muestra en la cultura pop: Cthulhu aparece hasta en los dibujitos”, plantea la organizadora. El cierre estará a cargo de Los Moustache Boys, una banda de jazz tradicional y manouche, para que los eruditos de lo prohibido y otros saberes arcanos muevan los piecitos. “A Lovecraft no le gustaba bailar, era un amargo; pero no importa, a nosotros sí”, invita.

Compartir: 

Twitter
 

H. P. Lovecraft tiene una legión de seguidores argentinos.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.