espectaculos

Martes, 12 de marzo de 2013

HISTORIETA  › LOS RESPONSABLES DE LYON BD EN BUENOS AIRES

A la caza de nuevos talentos

“Conocemos a los clásicos, pero venimos aquí y descubrimos autores con estilos muy diferentes y trabajos que rebasan de ideas”, dicen los scouts de Lyon BD, que en 2013 centrará su actividad en el intercambio entre Francia y Latinoamérica.

 Por Andrés Valenzuela

“París o Marsella no tienen un evento grande de historietas, Lyon es la primera ciudad importante del país en tener un festival que se desarrolló mucho.” Así explica su director, Mathieu Diez, las particularidades de Lyon BD, el encuentro internacional dedicado al noveno arte de la ciudad del este francés, una de las más importantes del país. Paradójicamente, en Francia los grandes festivales están en las ciudades más pequeñas, como Angoulême. A su lado se encuentran Philippe Brocard, presidente del Lyon BD; el guionista Jean Christophe Deveney y la editora Claire Latxäge, especialista en historieta latinoamericana y, especialmente, en las viñetas argentinas de Quino. Los cuatro forman la delegación que vino a Argentina a estrechar lazos con los autores y festivales locales. Llevan días de reunión en reunión y aún les restan otros varios encuentros, cafés y cenas con editores, guionistas, libreros y distribuidores argentinos.

La edición 2013 de Lyon BD, que se realizará entre el 14 y el 16 de junio, centrará su actividad en el intercambio entre Francia y Latinoamérica, y otro tanto sucederá en la del 2014. “Hace unos años decidimos que debía haber algo que se pudiera hacer a nivel internacional, pero que fuera un poco distinto de lo que sucede en la mayoría de los festivales –explica Diez–. A menudo los festivales eligen un tema o un país, le dedican dos días, una exposición y basta; nosotros queremos algo a más largo plazo, que los actores a cada lado del océano se conozcan mejor.” Hicieron eso con el festival francófono de Quebec en 2011 y 2012, con quienes seguirán colaborando, aunque ahora se concentren en otras geografías. “A ellos les escribimos y fuimos allí a encontrarnos con todo el mundo, tal como estamos haciendo acá.”

Los franceses encuentran similitudes entre la historieta de la ciudad canadiense y la Argentina. “Hay muchos autores, mucha creatividad, pero poco mercado en comparación con Francia”, puntualizan. Sucede que los galos tienen una de las tres industrias de historieta más importantes del mundo. El informe anual de la Asociación de Críticos y Periodistas de Historieta (ACBD) del mercado francófono consigna 5565 novedades para el 2012 y la reedición de 1069 títulos. Además, Francia alberga casi 500 festivales dedicados a la bande desinée y cuenta con 326 editores especializados.

“Algo que sucede aquí es que los autores están entre la influencia del comic de Norteamérica y el estilo que viene de Europa. Muchos aquí trabajan para los dos mercados o para Argentina, porque aquí también hay ediciones, eso nos parece muy interesante, y además aquí hay una tradición muy fuerte, más que en Canadá”, puntualiza el director.

Deveney interviene y asegura que la historieta argentina es parte de su formación como guionista. “Revisando el material que tiene aquí Judith Gociol (se refiere al Archivo de Historieta y Humor Gráfico de la Biblioteca Nacional) me di cuenta de que leí un montón de historieta argentina sin saber que lo era. Carlos Trillo publicaba en las revistas Gotham y Golem, que compraba cuando era adolescente, y en álbumes en la editorial Alban Michel, que yo leía.”

Brocard, el presidente del festival, advierte que en Francia se conoce a los grandes nombres argentinos, como Alberto Breccia o José Muñoz, pero coincide con sus compañeros en que el gran público desconoce el detalle de la producción argentina. “Conocemos a los clásicos, pero venimos aquí y descubrimos autores con estilos muy diferentes, influencias muy distintas y trabajos que rebasan de ideas”, considera.

Por eso será importante la participación de este año y del siguiente. Lyon BD dura tres días. El primero, que cae viernes, está ocupado en jornadas profesionales. Los otros dos, sábado y domingo, el festival se abre al público. En 2012 asistieron 25.000 visitantes para recorrer las muestras y congeniar con los cien invitados oficiales del evento. Este año las actividades se repartirán entre el Ayuntamiento, el Palacio de Comercio, una de las sucursales locales de la FNAC (suerte de Yenny europea) y un teatro, pues también organizan espectáculos en vivo relacionados. “A quienes vengan de Argentina queremos incluirlos en las jornadas profesionales, para que conozcan editores y, quién sabe, quizá nazcan proyectos de esos encuentros”, se ilusiona Diez.

Por lo pronto, ya en 2013 habrá presencia editorial argentina en el este francés. Así se lo confirmó a Página/12 y a la delegación del festival Martín Ramón, codirector del sello Moebius Editora y de dos locales de venta de historieta y objetos de diseño. “El fue el primero en decir que iba sí o sí, así que al menos habrá un librero para mostrar la producción argentina”, señala Latxäge. En rigor, su propio sello –Insula Editions– también aportará algo, pues para junio ya podrá adelantar sus primeros libros: las versiones en francés de Bife angosto, de Gustavo Sala; El asco, de Diego Agrimbau y Dante Ginevra, y Alien triste, de Pedro Mancini, todos ellos programados para llegar a las bateas europeas en septiembre de este año. “Luego, si pueden venir libros de Francia para aquí ya dependerá de cómo Crack Bang Boom o Viñetas Sueltas quieran organizar las cosas, con qué editoriales quieran trabajar o a qué autores inviten”, considera.

Los principales encuentros con los argentinos son un ítem fundamental para la delegación y uno de los impulsos para cruzar el Atlántico. “Enviamos una carta de intención presentándonos y contando lo que queríamos hacer”, recuerda la editora y Diez cuenta que encontraron buena recepción en sus dos contrapartes. ¿Qué puede surgir de la colaboración? “Muchas cosas: hemos hablado sobre conferencias, libros con autores de cada lado, un blog común a los dos festivales, que fue algo que nos funcionó muy bien con Quebec, el proyecto Web Trip (http://www.webtrip-comics.com/) que incluye autores latinoamericanos y europeos (con historietas traducidas en inglés, francés, español y portugués). Pero esto es sólo el comienzo, porque ayer hemos visto a Dassance, hoy a Szama y mañana a Risso, y aunque ya estuvimos hablando por Skype, iremos definiendo estas cosas en las próximas semanas.”

Por lo pronto, puede atisbarse algo de la producción lyonesa en uno de los locales de Moebius (en la Galería Patio del Liceo, Av. Santa Fe 2729, local 13, Capital Federal). Allí se exponen páginas de dos de los últimos álbumes de Deveney. Además, puede seguirse el recorrido de la delegación por el blog (http://blog.lyonbd.com/), donde narran en francés y castellano cada jornada a la búsqueda de talento local. Entretanto, ya apalabraron a varios autores para que vuelen a Francia en junio. Será cuestión de desearles bon voyage.

Compartir: 

Twitter
 

Mathieu Diez, Philippe Brocard, Jean Christophe Deveney y Claire Latxäge, de reunión en reunión.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.