espectaculos

Lunes, 21 de noviembre de 2005

“TRY JAPAN 2005” EN LA CIUDAD CULTURAL KONEX

Para acortar las distancias

Desde este miércoles hasta el domingo se desarrollarán jornadas de cultura japonesa, que incluirán desde animé hasta pintura, pasando por muestras y talleres de gastronomía y diseño.

 Por Oscar Ranzani

Si bien la división entre cultura oriental y occidental es arbitraria y simplista (como si dentro de estos dos extremos del mundo no hubiesen identidades culturales distintas acentuadas en cada territorio), la complejidad de las culturas orientales es vista con los ojos de Occidente como más lejanas a la cotidianidad de los habitantes de este lado del mapa. Con el objetivo de achicar esa barrera construida hace años, se realizará Try Japan 2005 desde este miércoles y hasta el domingo en la Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131). Se trata de un evento que apunta tanto a jóvenes como a adultos que quieran disfrutar de la gastronomía nipona, de desfiles de indumentaria japonesa, ferias de productos y artesanías autóctonas del país asiático y una serie de talleres y demostraciones de cultura samurai y sumo, entre otras opciones. Alicia Sesoko, directora del Centro Cultural y de Estudios Japoneses comenta a Página/12 el arte del Shodo (caligrafía japonesa), cuya técnica será expuesta en Try Japan 2005. Básicamente, consiste en escribir una frase “con armonía”. “Las letras japonesas –agrega Sesoko– tienen tres formas de escritura. Una consiste en detener el trazo del pincel. Después hay otro trazo en el que hay que deslizar el pincel, como esfumarlo. Y la otra forma es como que tiene que saltar el pincel.” Esos son los tres trazos básicos de la escritura japonesa compuesta por 5 mil ideogramas.
Uno de los géneros que más furor está provocando en la Argentina desde hace unos quince años es el animé. “La diferencia que hay con Argentina es que normalmente alguien que acá mira animé está considerado como un fan pero en Japón es absolutamente normal, toda la gente lo hace”, comenta Agustín Graham Nakamuro, que dictará un breve taller en Try Japan 2005. “Lo que tienen tanto el manga como el animé –define Nakamuro– es que no son cuentos de hadas lo que narran sino que están basados en cosas más cotidianas. Tanto el espectador como el lector tienen un nexo más sentimental con la animación o con el manga.”
La docente Sachiko Higa brindará una demostración del proceso de construcción del origami (plegado de papel). La etimología de la palabra estipula que “oru” significa “doblar” y “gami”, papel. “El origami –cuenta Higa– nace durante la Edad Media en China y después pasa a Japón que lo perfecciona. Es un arte popular y, a la vez, una ciencia matemática que se realiza con papeles cuadrados y rectángulos”. Los papeles son de diferente gramaje (de acuerdo al trabajo a realizar) y se puede crear todo tipo de figuras: desde las más simples hasta las más complicadas. Otro arte japonés que podrá apreciarse es el diseño del ikebana, un arreglo floral que, a diferencia de los occidentales, tiene sus propias normas a la hora del armado, según comenta Felisa Sakata, presidenta de la Escuela Argentina de Ikenobó. Sakata lo define como “el arte de colocar pocas flores en un buen lugar” y se arma “en un recipiente adecuado que puede ser de muchos materiales como cerámica, bronce, cristal”.
Tomás Yamada es docente del Instituto Privado Argentino Japonés y hará una demostración de Sumi-e que, según describe, “es una técnica de pintura japonesa que surge en el siglo XI”. El Sumi-e se realiza con una tinta conocida como “sumi que es negro de humo amalgamado con resina y cola”, dice Yamada. A la hora de pensar este tipo de pinturas, el docente afirma que sus principios son totalmente distintos respecto de los occidentales. “El principio oriental se basa siempre en el tema de la energía: tanto de unidad como de complementación de energía. En cambio, acá no importa. La forma de tomar el pincel es totalmente distinta. Los tres verbos son distintos: hacer, pensar y sentir”, expresa Yamada.
Otro de los atractivos de Try Japan 2005 será la presentación musical de tambores japoneses a cargo del grupo Medetaiko. “Nosotros realizamos temas con un estilo típico de Okinawa, la isla de donde viene la mayoría de la población japonesa a la Argentina”, cuenta Emiliano Sánchez Higa, uno de sus integrantes. “Otra de las particularidades es que hacemos dos estilos diferentes como la danza y la percusión con tambores que, por lo general, la mayoría de los grupos japoneses las practica por separado y se especializa en alguna de las dos variantes”. Antiguamente los tambores japoneses se usaban en diferentes tipos de ceremonias para pedirles a los dioses por las buenas cosechas y también para otros ritos. “Además –agrega el integrante de Medetaiko– el tambor se utilizaba no solamente para hacer música sino para marcar las horas del día o para comunicarse entre diferentes pueblos. En Try Japan 2005 el público también podrá participar de un taller de tambores japoneses: “va a ser algo muy corto, introductorio y básico”, especifica Sánchez Higa, quien detalla las diferencias entre la percusión oriental y la occidental: “por lo general la percusión oriental se toca con tambores muy grandes y está mucho más focalizada en el tema postural y en el manejo de la energía. Con esas posturas se trabajan determinadas formas como si se tratara de un arte marcial”, dice Sánchez Higa.

* La programación completa y los horarios de Try Japan 2005 pueden consultarse en www.thecooltours.com

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro en el Konex tendrá un enfoque multidisciplinario.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared