espectaculos

Miércoles, 5 de noviembre de 2008

CARLA PETERSON Y EL MEDIO SEGúN LOS EXITOSOS PELL$

“En la Argentina, la tele tomó un lugar demasiado importante”

Como con Lalola, la actriz llegó a último momento al proyecto, que incluso cambió de nombre: “Fue una propuesta muy generosa, pero que sólo se plasmó porque Mike también estaba de acuerdo”.

 Por Emanuel Respighi

Los roles protagónicos que la maquinaria televisiva le reserva a Carla Peterson deben tener un componente sorpresivo o no serán para ella. Esa máxima, absurda desde el mismo momento en que se la anuncia, sin embargo toma en la actriz status de verdad irrefutable. En su primer protagónico, Lalola, la rubia entró tardíamente y por la puerta de atrás luego de que Nancy Dupláa desechara la idea de protagonizar el programa, aun cuando había grabado el piloto de la tira. Exito mediante de la comedia de Underground Producciones y Dori Media en América, a seis meses de haber sobrepasado con soltura el ansiado protagónico televisivo, Peterson vuelve a encabezar el elenco en Los exitosos Pell$, la comedia que Telefé estrena hoy a las 22.30. Y lo hizo a su manera: incorporándose al programa de un día para otro, con el proyecto ya comenzado. “Es una cábala que tengo”, dice, más en broma que en serio (por ahora). “Debe ser que los productores no me tienen mucha confianza y tienen que madurar la idea de verme a mí como protagonista”, bromea.

Peterson sabe que se encuentra en uno de esos momentos definitorios de la carrera de una actriz. Aunque cultiva el perfil bajo, es consciente de que con Los exitosos Pell$ se juega algo más que un papel en un programa de TV: del andar del ciclo dependerá, probablemente, su futuro como actriz en la pantalla chica. Es que si bien con Lalola demostró que sus cualidades de comediante le bastaban para ser cabeza de elenco, en el proyecto que comienza hoy deberá ratificar su condición de líder de equipo y de actriz apta para el gran público en Telefé, una pantalla con mayores necesidades económicas y de audiencia que la de América. De hecho, el mismo nombre del programa y parte del guión se modificó a partir de que se decidió su ingreso como coprotagonista, junto a Mike Amigorena. Inicialmente, la telecomedia se iba a llamar El exitoso Sr. Pells. Las malas lenguas señalan que la variación en el nombre de la tira se debió a una exigencia de la actriz.

“La modificación del título del ciclo fue una propuesta de Sebastián Ortega (dueño de Underground Producciones, productora del programa junto a Endemol Argentina y Telefé Contenidos). Desmiento que haya sido un pedido mío. No se me hubiera ocurrido algo así. Soy muy nueva e ingenua como protagonista. Pero prometo que seré más vivilla a futuro”, le dice a PáginaI12, y suelta esa extraña carcajada silenciada, contenida, que la caracteriza. “Obviamente, no puse ningún reparo a la propuesta. ¿A quién no le gusta que cambien el nombre del programa por el ingreso de uno al staff? Fue una propuesta muy generosa, pero que sólo se plasmó porque Mike también estaba de acuerdo”, aclara, aceptando el mimo televisivo que le hicieron, pero desterrando cualquier tipo de divismo.

–Por lo general, el nombre de un programa no suele modificarse tan fácilmente. Esa propuesta habla de que usted ya se ganó un lugar en el medio. ¿Cómo vive ese cambio de categoría actoral?

–Trato de no creérmela ni de ponerme en estrella. Encaré este proyecto de la misma manera que hice Son amores, Sos mi vida o Lalola. La mayor diferencia es que ahora trabajo mucho más, porque uno está más tiempo al aire que cuando hace un personaje más chico. Y que al ser la cara del ciclo debo entrar más en contacto con los medios, e incluso estar siempre espléndida y con pilas porque una protagonista le transmite energía al equipo. Yo probé muchas cosas en la tele, trabajé con muchos actores... Mi carrera no tuvo saltos enormes ni caídas estrepitosas. Lo mío siempre fue de a poco, paulatinamente. Cada lugar que gané lo hice a puro esfuerzo. Entonces, este momento me llega con el conocimiento suficiente para no marearme.

–¿Tuvo reparos con respecto a protagonizar durante años seguidos una comedia en horario central? Hay quienes consideran que hacer tira dos años seguidos, con personajes en el mismo género, desgasta a la audiencia.

–Soy de las que creen que no hay que agotar a la gente, más que los que piensan que hay que aprovechar el momento. Pero uno no decide cuándo le llegan proyectos interesantes. Llegan y punto. Quería salir un poco del ritmo diario televisivo, pero cuando me propusieron hacer Los exitosos... no pude negarme. Todavía tengo la energía de trabajar todos los días. De todas maneras, Lalola finalizó los primeros días de abril, con lo cual creo que pasó un tiempo prudente como para no hastiar al público. Pero no tengo dudas de que para un actor es necesario que los demás se tomen un tiempo de uno y hacerse el espacio y el tiempo para que uno busque otras formas de expresión, otros lenguajes y personajes. Porque hacer tira te desnuda ante la gente. No es lo mismo que estar en una película, donde uno por un rato compone un personaje con el que el público se relaciona en ese momento y listo. La exposición diaria televisiva es tan rica como desgastante para la imagen de un actor.

Detrás de las noticias

En tono de comedia satírica, Los exitosos Pell$ contará el funcionamiento de un canal de TV y, específicamente, del noticiero principal, en una mirada que se promociona como “original sobre el mundo de la manipulación de la información y de las personas”. La historia se desarrollará haciendo foco en Sol y Martín Pells, la pareja del informativo Meganews que, además de compartir trabajo, están casados en la vida real. Ellos son la pareja estrella del canal, el matrimonio más querido del país. Pero detrás de esa vida soñada que aparentan se esconde un gran misterio que pone al descubierto que no todo lo que la TV muestra de sus hacedores es real. Mucho menos si la pareja pública es obra de alguien como Franco Andrada (Hugo Arana), el poderoso dueño del canal y gran manipulador de esta historia.

Contando con el mismo equipo creativo de Lalola, Los exitosos Pell$ está escrita por Esther Feldman y Alejandro Maci. Andrea Bonelli, Mirta Busnelli, Claudia Fontán, Diego Ramos, Walter Quiroz, Mex Urtizberea, Diego Reinhold, Federico Amador, Fabián Arenillas y Gastón Ricaud son algunos de los actores y actrices que forman parte del elenco de la comedia que reemplaza en horario a Vidas robadas. “El programa muestra la doble vida que llevamos quienes trabajamos en la tele: una es cuando estamos en pantalla y otra distinta, a veces más, a veces menos, cuando dejamos de ser personajes para ser personas”, subraya la actriz.

–De alguna manera, ¿Los exitosos Pell$ busca exponer alguna parte del funcionamiento de ciertos universos mediáticos?

–Los exitosos... es una comedia de ficción, inspirada en cierta realidad mediática. Es cierto que es un programa que, pese a ser una comedia, permite varias lecturas. El público se reirá de las ironías sobre cierta realidad que uno puede ver o sospechar. El humor aparecerá por la ironía de los libros, aplicada a situaciones paralelas con las cosas que suceden. Cuanto más inteligente sea el público, más podrá ver y disfrutar del programa. La TV no sólo depende de los contenidos, sino también de lo que la gente quiera ver. Por eso digo que es un programa “3D”: se puede ver desde diferentes ángulos y en cada posición se ven cosas distintas.

–Los exitosos Pell$ va a ser un programa que satirizará cierta realidad mediática, pero con actuaciones subidas de tono, que se alejan del costumbrismo.

–No es costumbrismo, pero tampoco un vodevil. Es otro registro actoral con respecto a Lalola. No es tampoco la típica comedia de gags que se suceden todo el tiempo, cual sitcom. Es una comedia que tendrá sus momentos más o menos dramáticos. Lalola era un producto en donde todo estaba muy arriba: los libros, las actuaciones, las improvisaciones... En Los exitosos Pell$ no hay mucho lugar para la improvisación: está todo muy planificado y esquematizado.

–Pero tanto Amigorena como usted son muy histriónicos...

–Cuando empezamos a jugar demasiado, los productores nos pegan en la cabeza con una varita... No, en realidad, la gestualidad es necesaria en una comedia que no pretende ser realista. Además, como en la trama Sol y Martín actúan ser algo que no son, nos dan la libertad para gestualizar un poco más que lo habitual.

–¿Qué piensa que va a atraer de Los exitosos Pell$?

–El programa tiene una imagen impecable, una realización impresionante desde lo visual. Si en Lalola la estética era muy shining, acá, en cambio, hay una puesta de luz que busca más texturas. Creo que va a gustar mucho ese doble juego de conocer el mundillo televisivo y, a la vez, ingresar a un mundo de ficción divertido. Es una comedia coral, con muchos personajes, que logra no depender únicamente de los personajes protagónicos. El programa cuenta el día a día de la gente que convive en un canal de TV con una inmediatez espantosa, con un exitismo casi obsceno... Y es interesante ver cómo el programa muestra lo que no suele verse de la TV, los secretos que existen y sus egos. Los exitosos Pell$ juega con todos esos materiales.

–¿Hacer este programa le hizo reflexionar sobre el medio en el que se mueve?

–No me hizo dar cuenta de nada nuevo a lo que yo conocía del universo televisivo, artístico y mediático. De todas maneras, se trata de personajes que satirizan a quienes manejan el poder de la información. Hay muchas situaciones de la ficción que son parecidas a lo que ocurre en los canales, que son familiares. De todas formas, hoy la gente no es tan ingenua como décadas pasadas con respecto al manejo de los medios de información.

–Hasta hace unos años, la TV era un universo misterioso que se cerraba en sí mismo. Hoy, el medio pareciera tener las puertas abiertas al público. Además de los programas que hablan sobre la tele y muestran su funcionamiento, ahora también se sumaron ficciones como Los exitosos... y Todos contra Juan, que en cierta manera satirizan la fama televisiva y la farándula. ¿Cree que es una apertura exagerada?

–Lo que la tele muestra de la tele es bastante parecido a lo real. A mí me parece bien que la tele se muestre tal cual es. Lo que no apoyo es esa idea extendida que se tiene de que la televisión es lo más importante que hay en la vida y las personas que trabajan en la tele son las más poderosas. Hay gente que no mira TV todo el tiempo. Hay gente que ni sabe cómo me llamo... ¡y eso que vengo haciendo fuerza! (se ríe) En la Argentina, la TV tomó un lugar demasiado importante. Y así nos va.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Alfredo Srur
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.