espectaculos

Martes, 28 de julio de 2009

CóMO SERá EL GABINETE DE JORGE COSCIA EN LA SECRETARíA DE CULTURA

Los nombres que se anunciarán hoy

Rodolfo Hamawi será director de Industrias Culturales; José Luis Castiñeira de Dios irá a la Dirección de Artes, mientras que Alejandra Blanco será la jefa de gabinete. La Biblioteca, el Cervantes, el INT y la Conabip, sin cambios.

 Por Silvina Friera

El secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, se tomó el fin de semana para consultar con la almohada, meditar y terminar de completar los nombres del equipo que lo acompañará durante su gestión. El gabinete se presentará hoy a las 19 en un acto que promete ser multitudinario, descontracturado y atípico, en consonancia con el alto perfil político que le quiere imprimir el cineasta a la política cultural. Fuentes inobjetables confirmaron a Página/12 que Rodolfo Hamawi, secretario de la Cámara Argentina del libro (CAL) y miembro de Carta Abierta, asumirá como director de Industrias Culturales, área clave por las expectativas que está generando el proyecto de creación del Instituto Nacional del Libro, ley “proactiva, pro industrial, que beneficia al conjunto de la actividad”, según la definió el secretario de Cultura, que de aprobarse en el Congreso “favorecerá al eslabón más débil de la producción”. Al frente de la Dirección de Cooperación Internacional será designada Mónica Guariglio, ex directora general de Museos de Buenos Aires; la Dirección de Acción Federal quedará en manos de María Valeria Ceron; la Dirección de Patrimonio estará a cargo del arquitecto Alberto Petrina, que viene de integrar la Comisión Nacional de Museos y Monumentos, y el elegido para la Dirección de Artes será el músico y compositor José Luis Castiñeira de Dios. La jefa de gabinete, de 28 años, una de las más jóvenes del equipo, es Alejandra Blanco, egresada del Teatro Colón de amplia trayectoria en la gestión como asesora de Coscia.

Horacio González seguirá al frente de la Biblioteca Nacional y María del Carmen Bianchi como presidenta de la Conabip (Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares); Rubens Correa y Raúl Brambilla continuarán en el teatro Cervantes y en el Instituto Nacional del Teatro respectivamente. El gabinete, analiza una de las fuentes consultadas por el diario, tiene un “perfil técnico con amplia experiencia en la gestión”. Con estos nombramientos, el secretario de Cultura de la Nación busca reformar el organigrama del área sumando a las cuatro direcciones existentes una más: la de Acción Federal. Coscia se propone viajar mucho, recorrer el país de Jujuy hasta Tierra del Fuego, y necesita que la Dirección Nación de Acción Federal tenga una auténtica jerarquía en la articulación de las políticas culturales.

“Los directores elegidos no son todos peronistas de la primera hora, pero pertenecen al campo nacional y popular y lo expresan a través de diferentes disciplinas artísticas y personalidades políticas”, opina Coscia sobre los antecedentes de su gabinete, aunque no confirma los nombres. Apoyado por una pluralidad de sectores de la cultura, el arte y la política, comprometieron su asistencia a la presentación del gabinete, entre otros, los integrantes de Carta Abierta, funcionarios y militantes de La Cámpora, el Movimiento Evita y Estrella Federal. “Yo no estoy movilizando a nadie –aclara el secretario–, pero percibo que hay un gran entusiasmo político de muchos sectores por defender ciertas ideas políticas y culturales. Me parece que estaba haciendo falta gente que desde la cultura se comprometiera en la defensa de este proyecto.”

Así, el acto tendrá un aire curioso: hace tiempo que en la asunción de un gabinete cultural no se ven agrupaciones políticas manifestando su apoyo. Con ironía, Coscia afirmó en una entrevista televisiva reciente que le costaba mucho “imaginar a Francisco de Narváez dando un discurso en la OEA o en la ONU”. La pregunta del millón que muchos se hacen sotto voce es si durante el acto se cantará la marcha peronista. “Soy el secretario de Cultura de todos los argentinos”, responde Coscia. “Si quieren cantar la marcha, que la canten. Yo no le pido el carné de peronista a nadie para que pueda ingresar al salón. Pero puede que ocurra que quieran cantar, aunque no estoy pensando todo el tiempo en eso. La incorrección me desborda porque yo soy incorrecto por naturaleza”, señala.

–Pero si cantan la marcha, ¿usted cantará?

–Al menos sé la letra.

Compartir: 

Twitter
 

“No son todos peronistas de la primera hora, pero pertenecen al campo nacional y popular”, dijo Coscia.
Imagen: Rafael Yohai
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.