espectaculos

Lunes, 16 de noviembre de 2009

TERESA PARODI Y VíCTOR HEREDIA EN EL FESTIVAL DE MúSICA DEL LITORAL

Un rato antes del temporal

 Por Karina Micheletto

Desde Posadas

El violento temporal que se desató el sábado pasado sobre la capital misionera dejó media ciudad sin luz, voló techos, dio vuelta automóviles, con vientos huracanados y una lluvia que continuó durante todo el domingo. El anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, levantado al aire libre, frente al río Paraná, y preparado para albergar al Festival Nacional del Litoral, también sufrió las consecuencias de tamaña demostración de la naturaleza, y aun cuando el sábado por la noche la lluvia dio una tregua de algunas horas, la última fecha de este tradicional encuentro quedó suspendida. Las dos jornadas vividas de festival alcanzaron, sin embargo, para trazar algunas líneas sobre el presente de la música litoraleña, y sus cruces posibles con otros sonidos. La propuesta de esta 40ª edición del festival tuvo la amplitud suficiente como para que cupiesen en ella las propuestas más tradicionales de chamamé, polca, chotis o galopa, y también las búsquedas más personales. Y para que se generaran jugosos debates como el que surgió en el simposio que se realiza a la par del festival, esta vez entre Chango Spasiuk –ganador del Mensú de Oro, la máxima distinción que entrega este festival– y el músico y poeta Ramón Ayala (alias El Mensú), autor de clásicos como “Posadeña linda” y “El cosechero”.

Pero en la cancha se ven los pingos y en el escenario es donde se generaron los cruces más potentes. El viernes fue el turno de Teresa Parodi, que además de hacer un repaso por su repertorio más clásico sumó algunos temas de su nuevo disco, Corazón de pájaro, donde se posiciona como intérprete de un abanico amplio de géneros y geografías. “Hace muchos años que tengo un vínculo fuerte con Misiones porque viví y enseñé aquí, aprendí muchas cosas en esta provincia”, destacó la cantautora, recordando sus tiempos de maestra rural, allá por los ’70. “Siempre dije que vine a enseñar, pero en realidad vine a aprender, y esa experiencia me cambió la canción, la mirada, la vida. Desde entonces escribí en ese sentido en que los niños y la gente que conocí en esos años me enseñaron a mirar.”

Víctor Heredia fue otra de las figuras convocadas en la jornada del viernes, quien describió con honestidad su relación con la música del Litoral: “No puedo decir que me sienta inspirado por esta región para componer, porque soy un hombre de la Capital Federal, porque soy cosmopolita, porque he hecho una mezcla entre el folklore y el rock. Meterme con algo tan sugestivo y tan importante como la música de esta región sería quizás una falta de respeto, y tengo mucho afecto por compositores que lo pueden hacer porque éstas son sus raíces, como el Chango Spasiuk, Teresita Parodi, Antonito Tarragó Ros. A mí me puede salir una litoraleña, pero hacer música del Litoral son palabras mayores”.

Los locales Salamandra, Pato García y Ñanderetá Misiones fueron algunos de los grupos y artistas que el viernes también lograron encender algunas antorchas, el símbolo de este festival, improvisadas por la gente con papeles y diarios retorcidos como demostración de aprobación, y de reconocimiento al artista por haber “dejado todo” en el escenario. Y aunque no brillaron tantas antorchas como en años anteriores, el aplauso o la ovación alcanzaron para el reconocimiento de algunos artistas, como ocurrió con Chango Spasiuk el jueves, cuando se convirtió en la gran figura de la primera noche del festival. El chamamecero correntino Mario Bofill, el humorista y multiinstrumentista Hugo Varela y Ramón Ayala estaban entre los números más esperados de la malograda programación del sábado. Esa que se llevó el temporal.

Compartir: 

Twitter
 

“Aquí aprendí mucho”, dijo Parodi.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.