espectaculos

Viernes, 5 de marzo de 2010

SACHA BARON COHEN QUEDO AFUERA DE LA CEREMONIA DEL OSCAR

¿Cameron no se banca una joda?

 Por Guy Adams *

Desde Los Angeles

El tiempo que Hollywood dedicará a reírse de sí mismo este domingo fue reducido ayer, cuando un sketch protagonizado por Sacha Baron Cohen fue eliminado de la ceremonia para proteger los sentimientos de James Cameron. Los organizadores de la entrega de los Oscar confirmaron que el comediante inglés no aparecerá en el escenario mayor de Hollywood, luego de que trascendiera que el productor del show, Bill Mechanic, se negó a darle luz verde a una sátira de Avatar.

El sketch, para el que Baron Cohen fue contratado para coescribir y actuar junto a Ben Stiller, hubiera mostrado al hombre detrás de Borat, Bruno y Ali G interpretando a una integrante de los Na’vi, la tribu de alienígenas de piel azul que es el centro del film multinominado al Oscar. Los reportes, no confirmados pero hasta el momento no desmentidos, sugieren que el segmento iba a culminar con el personaje revelando que está embarazada del mismo Cameron, para luego caminar entre el público para confrontar al director en el estilo del escandaloso show televisivo de Jerry Springer. Mechanic no dio explicaciones de qué lo convenció de cortar el sketch tan cerca de la ceremonia. Pero él supo conducir el estudio que colaboró con Cameron en Titanic, lo que significa que está muy al tanto de cómo puede reaccionar el cineasta ante esa clase de bromas. Un segmento de esa clase, además, podría correr el riesgo de caer como un balde de agua fría en la ceremonia en vivo. Y si Cameron o los millones de familias estadounidenses que siguen el evento por TV se sintieran ofendidos por el contenido, sus quejas podrían ensombrecer todo el evento.

Un vocero de la Academia, que incluyó a Baron Cohen y Stiller como performers de la ceremonia recién la semana pasada, confirmó que la estrella inglesa no aparecerá el domingo, pero declinó dar alguna explicación de por qué. Matt Labov, publicista de Baron Cohen, señaló al diario New York Times que “odio usar el término porque es sumamente trillado, pero hubo ‘diferencias creativas’. No hubo peleas odiosas, pero ambas partes sintieron que ya que no podían llegar a un acuerdo, era mejor que Cohen se quedara en Londres”. Cohen no es la única víctima de los intentos de la organización para que nada cause controversia. El martes se confirmó que a Nicholas Chartier, productor de Vivir al límite, se le prohibió la entrada por romper las reglas sobre campañas publicitarias, tras enviar un mail a los votantes de la Academia urgiendo a apoyar una película independiente como la suya y no “un film de 500 millones” como Avatar.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Baron Cohen iba a hacer una sátira de Avatar.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.