espectaculos

Jueves, 1 de junio de 2006

PAUL AUSTER GANO EL PRINCIPE DE ASTURIAS DE LAS LETRAS 2006

Un premio a la elegancia literaria

El escritor recibió la noticia en Portugal, donde despunta sus vicios de director filmando The Inner Life of Martin Frost. “Auster da un testimonio estéticamente muy valioso de los problemas individuales y colectivos de nuestro tiempo”, señaló el jurado.

 Por Silvina Friera

Uno de los escritores estadounidenses más relevantes de su generación ganó el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006: Paul Auster, el cuarto anglosajón que se alza con el galardón tras Doris Lessing, Arthur Miller y Susan Sontag, recibió ayer la noticia en Portugal, donde está dirigiendo The Inner Life of Martin Frost (La vida interior de Martin Frost), un relato incluido en El libro de las ilusiones, que interpretan Irene Jacob, Griffin Dunne, Michael Imperioli y Sophie Auster, hija del autor. Tras conocer el fallo, el escritor y cineasta dijo que estaba “contento pero helado”, según contó a sus colaboradores. El jurado señaló que Auster “ha creado un universo literario en torno del azar y la búsqueda de la identidad, donde realidad y fantasía invaden los espacios cotidianos del hombre”. Y destacó que fue premiado “por la renovación que ha llevado a cabo al unir lo mejor de las tradiciones norteamericana y europea”.

En Oviedo, donde se anunció el premio, el presidente del jurado, Víctor García de la Concha, explicó que “con su exploración de nuevos ámbitos de la realidad, Auster ha conseguido atraer a los jóvenes lectores, al dar un testimonio estéticamente muy valioso de los problemas individuales y colectivos de nuestro tiempo”. El autor de Trilogía de Nueva York, integrada por La ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada, se impuso en las votaciones finales a su compatriota Philip Roth y al israelí Amos Oz. Al premio de las Letras, considerado “el Nobel español”, se presentaron 26 candidaturas procedentes de 18 países, entre ellas las de los españoles Arturo Pérez-Reverte y Juan Goytisolo, el portugués Antonio Lobo Antunes, el turco Orhan Pamuk, el holandés Cees Nooteboom, los mexicanos José Emilio Pacheco y Elena Poniatowska, los peruanos Germán Belli y Alfredo Bryce Echenique, el argentino Ernesto Sabato y el uruguayo Mario Benedetti.

La directora de producción de la película que está filmando Auster, Diana Coelho, contó que fue ella quien le dio la noticia del galardón y le pasó el teléfono móvil por el que se comunicaron con el escritor. “Estaba realmente muy feliz –dijo Coelho–, pero inmediatamente siguió con su trabajo.” Mientras en el hotel donde se hospeda, en la localidad de Sintra, a unos 30 kilómetros del lugar del rodaje, no dejaban de recibirse llamadas de periodistas, Auster se aisló en su película como cada día desde que empezó a rodar hace un mes. Los escenarios del film se localizan en un paraje campestre y una casa apartada de Azenha do Mar, un pueblo marinero a unos 60 kilómetros al norte de Lisboa. “Ya sabe cómo son estas cosas, a uno siempre le emociona que se valore su obra”, dijo el autor, que reconoció sentirse “contento por todo lo que un premio como éste significa”. Aunque sabía que estaba entre los favoritos al Príncipe de Asturias, el escritor estadounidense –que se declara lector apasionado del Quijote– no esperaba ganarlo. “Este es el segundo premio que recibo en España, aunque el primero no recuerdo exactamente cómo se llamaba, porque me lo dieron hace tiempo”, bromeó el escritor.

Auster nació en Nueva Jersey en febrero de 1947 y estudió en la Universidad de Columbia, donde se especializó en Literatura Inglesa y Comparada. Tras un breve período como marino en un petrolero, vivió tres años en Francia, en los que trabajó como traductor (entre otros, tradujo a Mallarmé y a Sartre). Autor de novelas, cuentos, ensayos, poesía y guiones, el escritor norteamericano publicó La invención de la soledad, Trilogía de Nueva York, Música del azar, Leviatán (considerada por muchos su obra maestra), El cuaderno rojo, Mr. Vértigo, Tombuctú, Creía que mi padre era Dios, La noche del oráculo y, recientemente, Brooklyn Follies, entre otros libros. “Creo que lo que me interesa es la imaginación humana: cómo la imaginación crea –literalmente– el mundo. El mundo sólo cobra sentido cuando lo interpretamos, y quizá nadie trabaje tanto como los artistas para interpretarlo, entenderlo y experimentarlo en toda su complejidad”, dijo Auster a Página/12, durante su visita a la Argentina en 2002.

“Hará unos diez años encontré una vieja libreta de notas. La había olvidado por completo y de golpe ahí estaba, y la abrí y descubrí dos frases que había escrito a los 19, 20 años: ‘El mundo está en mi cabeza. Mi cuerpo está en el mundo’. Hoy sigo pensando que así es como vivimos nuestras vidas. Nuestro cuerpo va por el mundo a la deriva, flotando en algo grande, mucho más grande que él, y al mismo tiempo todos estamos aislados, encerrados en nosotros mismos, viviendo una vida puramente interna. Creo que en gran medida escribo sobre eso, sobre esa separación entre el adentro y el afuera, y sobre cómo la gente enfrenta o evita el abismo que hay en el medio”, confesó el escritor a este diario. En 1995, Auster escribió el guión de Smoke, film dirigido por Wayne Wang, con quien codirigió ese mismo año Blue in the Face. Y tres años después se colocó tras la cámara como máximo responsable de Lulu on the Bridge. “Hacer películas, en cierto sentido, es como hacer deporte. Una mezcla de deporte y de guerra, donde uno es un general que debe mantener alta la moral de la tropa y ganarse la lealtad de los soldados para ganar la batalla”, comparó el escritor.

El editor Jorge Herralde, responsable de Anagrama (editorial que viene publicando la obra completa del escritor estadounidense), destacó “la extrema elegancia” de Auster, un autor muy apreciado por los lectores españoles y latinoamericanos. “La administración Bush es la peor que hemos tenido nunca”, ha repetido una y otra vez el escritor. “No creo que el pueblo norteamericano vaya a estar siempre dormido. Una sociedad sana no puede tolerar este gobierno.”

Compartir: 

Twitter
 

“Ya sabe cómo son estas cosas, a uno siempre le emociona que se valore su obra”, dijo Auster.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.