espectaculos

Jueves, 20 de marzo de 2014

PENGUIN RANDOM HOUSE COMPRA LOS SELLOS DE EDICIONES GENERALES DEL GRUPO SANTILLANA

Cada vez más en menos manos

Los dos gigantes del mercado editorial firmaron un acuerdo que le permitirá a Penguin Random House quedarse con la empresa del grupo Prisa. La operación, por 72 millones de euros, convertirá al comprador en el jugador más importante del negocio en idioma español.

 Por Emilia Erbetta

El rumor era cierto: tras meses de versiones, desmentidas y negociaciones, la supereditorial Penguin Random House anunció la compra de los sellos de ediciones generales del grupo editorial Santillana, la empresa que pertenece al grupo Prisa (dueño, por ejemplo, del diario español El País). Por 72 millones de euros, los dos gigantes firmaron un acuerdo en el que los sellos en español Aguilar, Alfaguara, Punto de Lectura, Suma de Letras y Taurus pasarán a ser parte de Penguin Random House, que tiene presencia en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, India, Sudáfrica, España, México, Argentina, Uruguay, Colombia y Chile con los sellos Caballo de Troya, Debate, DeBolsillo, Grijalbo, Literatura Random House, Lumen, Plaza & Janés, RHFlash y Sudamericana, entre otros.

Santillana rescató del megaacuerdo su área de educación, la más rentable, y por la que es líder en España y América latina. Es que la línea educativa representó en 2013 el 28 por ciento de su facturación, un porcentaje nada despreciable si además se tiene en cuenta que el grupo Prisa tiene una deuda de 3100 millones de euros. Sin embargo, para explicar por qué la venta no incluyó su línea más tradicional, Miguel Angel Cayuela, consejero delegado de esa compañía, aseguró en un comunicado de prensa que en un contexto de plena innovación tecnológica, el sector se transforma y Santillana busca poner todo su “conocimiento, ideas y saber hacer al servicio de una nueva y mejor educación”. En el mismo comunicado, el representante de Penguin Random House, Markus Dohle, señaló que esta unión “será una excelente oportunidad para acercar a los autores de lengua española y portuguesa a un público más amplio a escala mundial”. “La operación responde a dos de nuestros principales objetivos estratégicos: fortalecer nuestro compromiso a largo plazo con la publicación de libros en español, al tiempo que incrementamos nuestro potencial comercial y literario en uno de los mercados lingüísticos más dinámicos del mundo, y establecer una fuerte presencia en Brasil”, explicó Dohle.

Penguin Random House existe como tal desde 2013, cuando la empresa de comunicaciones alemana Bertelsmann –dueña de Random House Mondadori– se unió a la inglesa Pearson –propietaria del sello de libros de texto Penguin–. Penguin Random House Grupos Editoriales es su versión española, que a partir de este acuerdo se transforma en el mayor grupo editorial en ese idioma, con 250 sellos propios, y suma fuerza para competir con Planeta, hasta ahora líder en el negocio editorial de España. Además, la venta incluye a las editoriales Alfaguara, Foglio, Fontanar, Objetiva, Punto de Lectura y Suma de Letras, de Brasil, y representa la llegada de este grupo a Portugal.

Muchos sellos implican mayor variedad de autores: en el nuevo catálogo convivirán los ganadores del Premio Nobel J. M. Coetzee, Gabriel García Márquez, Orhan Pamuk, Elfriede Jelinek, Doris Lessing, Toni Morrison, Gao Xingjian, Mario Vargas Llosa y Ernest Hemingway con autores como Isabel Allende, Florencia Bonelli, Umberto Eco, Albert Espinosa, Rodrigo Fresán, Junot Díaz, Stephen King, Laura Esquivel, Ken Follett, Carlos Fuentes, Elizabeth Gilbert, John Grisham, Quino y Stephenie Meyer (la autora de la saga Crepúsculo), entre muchísimos otros.

Esta nueva fusión es una muñeca más que se suma al juego de mamushkas en que se ha convertido la concentración y transnacionalización del mercado editorial en español. Así como ahora los sellos editoriales de Santillana pasan a formar parte de Penguin Random House, en 1998 la editorial argentina Sudamericana fue comprada por Random House Mondadori, que en 2013 dejó de existir con ese nombre, cuando Random House se fusionó con Penguin. Lo mismo pasó con otras editoriales, como Grijalbo, que se fusionó con Mondadori en 1989, o la española Plaza&Janés, que hizo lo mismo en 2001.

Compartir: 

Twitter
 

La venta hará que el mercado del libro se concentre aún más.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.