espectaculos

Miércoles, 20 de abril de 2016

OPINION

Los vendehumo “creativos”

 Por Pedro Patzer *

Hasta que un día me cansé de escuchar a tipos que no podrían llenar una carilla con un texto artístico, y que no saben distinguir entre un silencio estético y un bache, hablar de cómo se escribe en radio. Y estos tipos no son autores, son “creativos”. La figura del creativo en radio es una especie de eufemismo utilizado para nombrar a empleados que no son ni autores, ni periodistas. Son un híbrido entre “neoproductores artísticos”, sin agenda y pocas ideas y “neorredactores” publicitarios, sin formación publicitaria y mucho menos, estética; un Big Mac cocinado por el gerente “artístico” de turno, un empleado hacedor de humo que te habla de la “praxis popular” pero no se le ocurre hacer una serie artística institucional especial ante la muerte de un artista, figura o personalidad, o ante un hecho que modifica el ánimo y la vida del oyente. Así es que escuchamos, ante tragedias nacionales o muertes de figuras que impactan en el corazón de la sociedad, a radios que no modifican sus ritmos desenfrenados. De este modo, emisoras de rock continúan con su artística al palo el día que muere Spinetta, y radios de “cultura”, prosiguen con su artística indiferentemente pulcra el día que muere Leonardo Favio.

El origen de la confusa figura de “creativo” no es mera ingenuidad, más bien un atropello planeado por los dueños de los medios, para hacer de la figura del autor de radio un pieza que pueda ser reemplazada por un empleado sin profesión y sin identidad. El resultado, además de la falta de conciencia autoral en radio, y del vaciamiento de identidad artística de las emisoras, es un asunto jerárquico económico, pues un autor le da estilo a una emisora, se hace fundamental para que ésta suene con una coherencia desde lo textual, para que se muestre artísticamente viva ante circunstancias que lo ameriten; no es lo mismo una radio un día de sudestada que un día de 42 grados; no debe sonar igual una radio un domingo a la noche que un lunes por la mañana. Lamentablemente, la radio de hoy, la radio no autoral, no consigue hacernos saber, a través de cómo “suena”, si es domingo por la noche, lunes por la mañana, Navidad o algún día trágico. Todo suena igual, y es porque estamos sonados...

Uno de estos “creativos” o “productores artísticos” en estos días declaró: “las piezas artísticas nacen de tormentas de ideas realizadas por productores... los productores escriben generalmente estas piezas...” Es decir, la palabra artística institucional de la radio, la palabra que construye identidad estética, la palabra que es la imagen del oyente, según estos muchachos, está en manos de gente que no es profesional de la palabra. Nosotros, los autores de radio, consideramos que la identidad no es el resultado de una tormenta de ideas, ni de la afiebrada desesperación de un “gerente artístico” o productor “artístico”; la identidad es el espejo sonoro en el que el oyente consigue reflejarse, es el resultado de una elaboración autoral que construirá estilo. No es lo mismo el resultado de una tormenta de ideas acerca de la palabra “tango”, que el producto que puede hacer un autor del imaginario cultural del tango.

En resumidas cuentas, el autor no es un “creativo”, ni un “productor artístico”, el autor, aunque tanto cueste decirlo, es AUTOR. El que hace contenidos, el que tiene la palabra.

Sueño con un sindicato que trabaje para que la palabra AUTOR vuelva a sonar en la radio. Radio de autor.

* Guionista radial, integrante del Consejo de Argentores y de la comisión directiva del Sindicato de Autores de la Argentina (SADA).

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared