espectaculos

Sábado, 23 de julio de 2016

THE FUNAMVIOLISTAS SE PRESENTA EN EL MAIPO KABARET

“Esto tiene mucho que ver con el 15-M”

El trío español, que incluye a la contrabajista argentina Lila Horovitz, está mostrando su espectáculo en Buenos Aires. No se limitan al gag musical, sino que incursionan en el teatro físico y narran la historia de tres artistas despedidas que se instalan en un banco de plaza.

 Por Andrés Valenzuela

“Desde el principio la cosa había cuajado muy mal con el productor y nos terminaron echando a las tres, sin cobrar nada”, recuerda la contrabajista argentina Lila Horovitz sobre el proyecto que la hermanó con las españolas Mayte Olmedilla (viola) y Ana Hernández (violín). En esa época, recuerdan, en España estaba de moda el concierto con humor y muchos grupos de varones se dedicaban al gag musical. El grupo dio con Rafael Ruiz, docente de la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, quien las animó a profundizar y lanzarse al proyecto autogestivo. El resultado es The Funamviolistas, que tras centenares de funciones y múltiples premios en España, finalmente recala en Buenos Aires. El grupo –con Sarai Pintado reemplazando a Hernández, embarazada– se presenta hasta el 13 de agosto en el Maipo Kabaret (Esmeralda 443) con tres funciones semanales: martes a las 21, viernes y sábados a las 23.

Aunque la premisa de hacer humor sobre el escenario se mantiene, las tres mujeres no se limitan al gag musical, sino que incursionan decididamente en el teatro físico, construyen personajes distintivos y narran una historia. “A Ruiz lo había visto trabajar con gente muy diversa y sé que está acostumbrado a analizar y sacar virtudes de cada persona”, comenta Olmedilla. “Tras llevar algunas semanas ensayando se atrevió a contarnos la dramaturgia que estaba pensando”, recuerda la violista. Allí el director retomó las vivencias personales de sus músicas-actrices y propuso contar la historia de tres artistas despedidas que se encuentran en un banco de plaza, se instalan y viven allí. En el aire español flotaban todavía las consecuencias del 15-M y los jóvenes acampando en la Plaza del Sol. “Tiene mucho que ver”, concede Olmedilla, quien estuvo un mes en esa Plaza. “Lógicamente de eso han pasado algunos años, todo ha ido evolucionando de manera muy compleja, pero en ese momento donde teníamos una vivencia de mucha injusticia, donde veníamos de un proyecto donde habíamos aportado muchas cosas y no se nos había respetado casi ningún derecho laboral, además de la situación personal había una situación nacional muy relacionada con la gente joven, muy relacionada con los artistas también, por la desprotección absoluta que tenemos en España, que hizo que emocionalmente quisiéramos entrar a defender esa historia desde ese sitio”, reflexiona.

El trío gambeteó el interés de nuevos productores inescrupulosos y se volcó a la autogestión. Por financiamiento colectivo obtuvo los fondos para las primeras funciones y allí se encaminó todo. Incluso la propia Sarai, hoy sustituta de Hernández, y en ocasiones de Olmedilla, fue una de los 113 aportantes originales al proyecto, pese a ni siquiera vivir en Madrid como sus compañeras.

“Creo que aquí se interpreta justo al contrario, pero uno de los cánticos más fuertes del 15M y que avaló la revolución social era el ‘sí se puede’, porque a la gente joven allí todo el tiempo le dicen ‘bueno, la cosa es así y no se puede hacer nada, hay que conformarse’. Somos una compañía que se autogestiona desde el comienzo sin ningún medio de nada”, plantea Olmedilla.

“Cuando vi el espectáculo por primera vez, sin saber que algún día sería sustituta, me fascinó”, cuenta Pintado. “Creo que la palabra justa es que me había parecido elegante y me gustaba su capacidad para llevar con humor la música clásica, que es de donde yo vengo, al gran público y la gente joven”. The Funamviolistas hacen, en rigor, eso que suele llamarse “música del mundo”. Ahí entran el tango, la música clásica, clásicos populares como “La cucaracha” y otros géneros. “En España la música clásica tiene un circuito muy elitista, con un promedio de edad muy alto y luego sólo ves a los estudiantes de conservatorio, si acaso, en los conciertos”, explica la violinista.

The Funamviolistas es un espectáculo que fluye con notable naturalidad y que se sostiene en buenos arreglos musicales, pero sobre todo en una gran química entre las artistas y una buena interpretación de sus roles. “Hay muchos grupos en Europa, sobre todo masculinos, que hacen una suerte de humor en concierto, que deviene en concierto desastre”, señalan. “Ahí el gag se basa en lo musical, que nosotras cuando estábamos en el proyecto teatral del que nos echaron sí trabajamos en esa línea, pero cuando entramos en creación con Rafa nos propuso alejarnos de ese camino y trabajar la comedia desde los personajes”. La novedad prendió en España y les valió numerosos premios, como el Talent Madrid 2013, el revelación del Max de Artes Escénicas 2014 y el de la Asociación de Artes Escénicas de Andalucía. Pero además, las empujó a desarrollarse como actrices e incluso ahondar en su formación musical: Mayte y Sarai, por caso, apenas tenían relación con el tango antes de toparse con Horovitz, quien en Buenos Aires se formó en la Escuela de Música Popular de Avellaneda y formó parte de la Cantata Rea, una de las primeras formaciones que revisitaron el tango milonguero de la década del 40 desde una perspectiva contemporánea.

¿Alguna vez debieron tocar en la calle, como sus personajes? Horovitz cuenta que hizo el experimento. “Es durísimo, una situación que te endurece y te hace valorar, te obliga a salir de vos misma, de tocar en casa en una situación cómoda”, considera. Olmedilla, en tanto, cuenta que Madrid no es muy amiga del artista callejero. “Se lo persigue mucho y en España hay una marginalidad muy grande, por eso me encanta que aquí tomo el metro y escucho al menos dos o tres músicos al día, eso te da una sensibilidad más viva pues te acostumbra a escuchar cosas distintas todos los días”, celebra. “En cierto modo, esta obra también es un pequeño homenaje a esos músicos callejeros”.

Compartir: 

Twitter
 

Las Funamviolistas actuarán en Buenos Aires hasta el 13 de agosto, a razón de tres shows semanales.
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared