espectaculos

Lunes, 21 de enero de 2008

SU OBRA SE REPRODUCE HASTA EL INFINITO

Andy Warhol no para de vender

 Por Andrea Aguilar *
desde Nueva York

Lo anunció en la sección de clasificados del Village Voice en 1966: “Promocionaré con mi nombre cualquiera de las siguientes cosas: ropa, cigarrillos, cintas, equipos de sonido, discos de rock and roll, cualquier cosa, películas y equipos cinematográficos, comida, helio, látigos, ¡dinero! Besos. Andy Warhol”. Pasados 20 años de la desaparición del archiconocido artista pop norteamericano, la Fundación Andy Warhol, constituida el mismo año de su muerte, en 1987, vela por su legado y se mantiene fiel a sus principios. Los productos Warhol inundan el mercado y desde la sede de la fundación, en el Soho neoyorquino, controlan las licencias. Hay una próspera vida más allá de las postales. “De ninguna manera nos queremos alejar de los calendarios y otros productos más tradicionales. Simplemente estamos creciendo”, explica el director de licencias comerciales de la fundación, Michael Hermann.

Buena prueba de ello son los sombreros de Philip Treacy, la ropa de Levi’s (sólo a la venta en Estados Unidos) o las vajillas de Rosenthal. Apenas a una manzana de distancia de la fundación se encuentra el perfume Andy Warhol Silver Factory, un superventas indiscutible, según los encargados de la tienda Bond Nº 9, la firma que sacó la colonia al mercado estas navidades. En primavera sacarán otro perfume: Andy Warhol Union Square. Un par de calles más allá, en la tienda de deportes de invierno Burton, confirman el éxito de sus productos Warhol. “Las tablas de snowboard de la sopa Campbell se han vendido muy bien y también las camisetas polares de Edie Sedgwick”, explica una empleada. “Warhol no hizo distinciones entre arte y comercio, rompió las barreras y nosotros nos identificamos con ese legado”, explica Hermann. “El pensaba en sí mismo como una marca y lo que hacemos está en línea con ello.” Al fin y al cabo, el artista inició su carrera en el mundo de la publicidad y no dudó en afirmar que “hacer un buen negocio es el mejor tipo de arte”.

Hoy, su fundación, de carácter benéfico, destina sus ganancias a la promoción del arte. Han donado 11 millones de dólares (7,39 millones de euros) para ayudar a financiar programas de becas para artistas en 2008. Entre las más de 35 instituciones culturales beneficiarias figuran el Art Institute de Chicago y el Museo del Bronx. Según sus cuentas, 2 millones de dólares (1,34 millón de euros) fueron recaudados este año gracias a la explotación de la marca Warhol; el resto procede de ventas e inversiones.

La última de las iniciativas comerciales se presentará en la feria Bread & Butter en Barcelona. Se trata de la Colección Warhol, de la firma española Pepe Jeans London. Presenta ropa para hombre y mujer, y una línea de accesorios que llegará en primavera a las tiendas. “Todo el mundo conoce el trabajo de Warhol, aunque no sepan el nombre de la obra o quién es el autor; él es una atmósfera”, asegura Nish Soneji, director de Pepe Jeans London. ¿Vuelve la moda Warhol? “El está de moda porque su obra y sus conceptos son imperecederos”, dice Soneji. La marca Warhol disfruta de muchos más de los 15 minutos de fama que el artista auguró a todo el mundo en una de sus más célebres frases.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.