espectaculos

Viernes, 11 de abril de 2008

UNA NUEVA EDICION DE FIERRO, MAÑANA CON PAGINA/12

Cumplir la mayoría de edad

El número 18 de la revista que dirige Juan Sasturain ofrece nuevas entregas de historietas de Carlos Trillo, Pablo de Santis, Gustavo Sala y El Marinero Turco y presenta más trabajos ganadores del concurso que consagró a nuevos ilustradores.

 Por Oscar Ranzani

Si bien el próximo número de Fierro –que podrá adquirirse mañana como compra opcional con Página/12– es el 18, no hace falta señalar que esta revista que revolucionó la manera de hacer historieta en la Argentina ya cumplió la mayoría de edad hace tiempo. Logró capturar el gusto adulto gracias a dibujantes que saben manejarse con frescura en la utilización de sus plumas y con reflexión, ironía y humor. Para mencionar el contenido de esta edición conviene comenzar por la tapa: se trata de una ilustración de Juan Bobillo, realmente exquisita tanto en el trazo como en su estética.

Luego del concurso Hora Fierro, que planteó a los ilustradores el desafío de redibujar una historieta del recordado Héctor Germán Oesterheld, se siguen presentando trabajos ganadores. En este caso, se publicarán dos historietas basadas en la historia La madre Charlie, de Oesterheld-Bre-ccia. Se trata de uno de los capítulos más cortos de la serie Mort Cinder, considerada la “obra cumbre” de la inolvidable dupla. En España, por ejemplo, una encuesta realizada en la década del ’80 la consideró dentro de las diez historietas más prestigiosas de la historia mundial. La madre Charlie vio la luz por primera vez hace 45 años en la última época del semanario Misterix, publicado por Editorial Yago. Ambientada en una estación de trenes inglesa, la historia pega un salto mágico hacia la Primera Guerra Mundial, donde el tema del valor y la cobardía, una constante en Oesterheld, está presente a través de un tratamiento crudo y adulto. Vale destacar que los autores de este trabajo Oesterheld Redibujado son Teleniño (que recibió el primer premio en la categoría 3 para menores de 23 años) y Adolfo Bayúgar, que obtuvo el tercer premio en la categoría 2, de 23 a 40 años. Como los dos eligieron redibujar la misma historia, se publican alternadas para que el lector pueda discernir las diferencias en las resoluciones del dibujo, bajo un mismo guión.

La nueva edición de Fierro contiene también el último capítulo de El síndrome Guastavino, una historieta con guión de Carlos Trillo y dibujos de Lucas Varela, que tiene como protagonista a Elvio Guastavino, hijo del capitán Aarón Guastavino, un personaje siniestro y miserable por su condición de torturador durante la última dictadura militar. La historia promete un final sorprendente e imperdible, escrito por Trillo. Con este capítulo fueron 68 las páginas de Fierro pobladas por esta historieta que ya tiene asegurada su publicación en Europa. Otra de las novedades es el suplemento Picado Grueso que, en esta oportunidad, está dedicado al recordado dibujante Dani The O, considerado uno de los grandes nombres de la historieta argentina. Este Picado Grueso contiene un cálido homenaje de sus amigos y compañeros y está acompañado por un emotivo texto de Esteban Podetti sobre Dani The O. Otras perlas de Fierro son El baño, la primera historieta de Gustavo Sala, el regreso de Copi con todo su talento, la publicación del penúltimo capítulo de Minaverry y otro celebrado regreso, esta vez al blanco y negro de El Marinero Turco.

Los amantes de El Hipnotizador, de Pablo de Santis y Juan Sáenz Valiente, podrán disfrutar de un nuevo capítulo de la historia del hipnotizador Arenas a quien un colega le robó el sueño. Por si hace falta aclararlo, El Hipnotizador se trata de una de las series más celebradas que publica Fierro. Un pequeño resumen de ayuda memoria, entonces: mientras estudiaba medicina, Arenas conoció al especialista en hipnosis, el doctor Corelli y se convirtió rápidamente en su segundo ayudante. El primero era Pedro Darek, quien estaba de novio con Livia, la hija de Corelli. Arenas llegó a ser amante de Livia. Finalmente, la hija del doctor Corelli se casó con Darek, situación que desató un sufrimiento mayúsculo para Arenas. Pero la muerte prematura de Livia, producto de una picadura de víbora, lo puso a Arenas como el principal sospechoso del deceso. La policía, entonces, comenzó a investigarlo y, para librarse del cargo, Arenas se dejó someter a una sesión de hipnosis. Pero este “trabajo” no lo hizo Corelli sino Darek para robarle su sueño. Desde entonces, encontrar a Darek es la obsesión de Arenas.

Compartir: 

Twitter
 

Fierro incluye el capítulo final de El síndrome Guastavino, de Carlos Trillo y Lucas Varela.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.