espectaculos

Martes, 9 de agosto de 2016

FOTOGRAFIA › XIX ENCUENTROS ABIERTOS. FESTIVAL INTERNACIONAL DE FOTOGRAFIA

El festival de las iluminaciones

La nueva edición del Festival de la Luz, que este año tiene a Corea como país invitado, presenta 110 exposiciones que incluyen a 300 autores de 26 países, distribuidos en 62 espacios a lo largo de 25 ciudades de la Argentina.

 Por Elda Harrington y Silvia Mangialardi *

En un mundo donde hacer humor –o ir en busca de la verdad– puede ser peligroso, la irrealidad se enreda y entreteje con los hechos cotidianos. Es preciso pensarlo y repensarlo para que el asombro no se lleve puesto lo real, para que no nos gane el engaño, ni nos venza la desilusión, para saber que podemos construir castillos en el aire mientras no pretendamos habitarlos.

La fotografía, a través de sus autores, puede aportar muchas irrealidades diferentes porque qué es la irrealidad sino una realidad distinta... Otro punto de vista. Otra lectura. Otra opinión. Otro sueño…

Hay irrealidades que lastiman: pretender combatir la violencia con más violencia, arriesgarse sin medir las consecuencias, desechar alimentos por demandas del mercado en un mundo donde el hambre abunda, alterar las estadísticas, disfrazar los acontecimientos. Los totalitarismos, las guerras, los fanatismos, la locura.

Pero también hay irrealidades que nos permiten seguir adelante, sueños sobre los que se empieza a construir un camino mejor, esperanzas hacia metas posibles. E irrealidades que vuelven más amable el tránsito por la vida: la literatura, el teatro, el cine, la música.

Hoy tenemos muchos amigos por Internet, muchos más de los que podríamos tener de carne y hueso, nos comunicamos con cualquier lugar, a cualquier hora, inmediatamente. Pero ¿estamos más cerca?

Consumimos productos que solo nos generan nuevas necesidades, los chimentos de la farándula desplazan a los talentosos, el vértigo de la noticia convierte en efímero lo trascendente. Nos sentimos bien porque donamos computadoras usadas a países del tercer mundo, que se convierten en el mismo acto en chatarra electrónica y asistimos atónitos a la explosión de una burbuja inmobiliaria o a las más inverosímiles oscilaciones del precio del petróleo.

La fotografía da cuenta, relata, expresa y es una enorme posibilidad de acercarnos a los más diversos matices de los “rastros de irrealidad”, tema al que convocamos a los autores de todo el mundo.

Lejos estábamos de imaginar, en el momento en que decidimos trabajar sobre “rastros de Irrealidad”, el territorio kafkiano que atravesaríamos. El tiempo convirtió lo que había sido un concepto teórico, en una experiencia vivencial que recorrimos acompañados por autores y colaboradores. Cada trabajo recibido fue enriqueciendo el tema propuesto y, capa tras capa, se fue desplegando un abanico de irrealidades. Irrealidades en las que a veces estamos tan inmersos que se nos vuelven naturales, compartidas, verosímiles. La mirada de un tercero, la potencia de su mensaje, el efecto de la obra, hace marca. Es lo que, tal vez, pueda hacernos ver las cosas desde otro lugar y desnaturalizar algunas de las irrealidades que nos rodean.

El altísimo consumo de medicamentos, la gente que cargando historias inimaginables transita inadvertida por la calle, las reacciones dispares provocadas por prejuicios, lo cotidiano en tiempos de guerra, la noche como invento del hombre que al iluminarla la hizo vivible, o las promesas de los carteles publicitarios como telón de fondo de personas en condición de calle, entre tantas otras contradicciones, son parte de los rastros que han subrayado los artistas.

También se han ocupado de los jóvenes, de los que se disfrazan buscando una identidad que no aciertan a delinear con precisión, y de los que “desaparecen” porque luchan por sus derechos y por ser quienes son.

Nos incitan a preguntarnos por una época en la que se corre cualquier riesgo para conseguir una selfie, un tiempo en que las imágenes íntimas recorren el mundo por las redes sociales, mientras que el derecho a la propia imagen –en el espacio público– obliga a recurrir a diversos métodos para disimular la identidad de los fotografiados.

Esbozan, además, que sin saberlo formamos parte de un paisaje impredecible, donde apenas somos un dato en las gráficas estadísticas que el artista transforma en montañas. Y nos muestran la repetición de los inter-momentos como un pentagrama en el que la melodía se reitera, dando cuenta del esfuerzo que implica recomenzar el mismo trabajo indefinidamente.

Indefinidamente habremos de atrevernos a preguntarnos hasta lo que parece obvio, sin dar nada por sentado, para poder sabernos vivos, capaces de indagarnos hasta ser realmente nosotros mismos.

Si el arte logra conectar la emoción con las ideas, la transmisión se vuelve posible. Eso es lo que lo hace imprescindible.

Se cumplen veintisiete años y XIX ediciones. Después de evocar nuestro pasado y proponer Migraciones; de poner la mirada en lo que nos depara el Horizonte, el eterno esperar; o de mirar hacia adentro y descubrir nuestras Pasiones, decidimos detenernos.

Y convocar a los artistas a dejar volar su imaginación, hablarnos de sus sueños utopías o quimeras... De los rastros de irrealidad.

Fue así que recibimos más de 600 maravillosas propuestas de artistas de todo el mundo. Se hizo difícil elegir. Y pensamos que a través de muestras colectivas y ciclos de proyecciones podríamos mostrar más trabajos de artistas talentosos, que sueñan y fantasean el mundo de otra manera.

Lo que nunca imaginamos fue que la irrealidad nos envolvería... Tampoco imaginamos que los infortunios que surgieron durante la organización se convertirían en la alegría de sabernos acompañados por los fotógrafos de toda Latinoamérica y de la solidaridad y apoyo de los directores de espacios. ¡A todos ellos nuestro agradecimiento!

Disfrutemos de esta gran fiesta y sigamos amando la fotografía, una de las artes más bellas concebidas.

* Directora general y directora artística del Festival de la Luz.

Compartir: 

Twitter
 

Fotografía de István Borbás (Suecia - Hungría), uno de los artistas invitados para el Festival de la Luz.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared