espectaculos

Lunes, 8 de septiembre de 2014

SERIES › MINDY KALING AHORA TIENE SU PROPIA COMEDIA ROMANTICA

“Todos tienen algo de Mindy”

En The Mindy Project, la actriz, directora y guionista de The Office, deambula entre el posfeminismo, los chistes étnicos y los gags físicos. “Realmente disfruto encarando un tipo de rol que no suele ser el que se ve en las ficciones”, destaca.

 Por Federico Lisica

La voz de Mindy Kaling podría ser la de una típica chica estadounidense. Al teléfono, la creadora de The Mindy Project (va los miércoles, a las 20.10, por TBS) suena despreocupada, algo chiclosa y nasal. Diferente en la uniformidad, así se percibe a Kaling y a su nuevo programa. Humorista multitask que escribe los guiones de esta comedia romántica, como ya lo había hecho en The Office (serie que también dirigió). ¿A qué proyecto hace referencia el título? Aquí Kaling interpreta a la doctora Mindy Lahiri, una ginecóloga y obstetra (como su madre india en la vida real) que se esfuerza por lograr un balance entre su vida personal y el trabajo, conseguir el amor y con los parámetros de belleza occidentales martillándole la cabeza. “Claramente, en los últimos diez años, la industria del entretenimiento permite que aparezcan distintos tipos de mujeres. Y es por eso que yo puedo hacer este personaje, ella va de acá para allá, no puede quedarse quieta un segundo”, así define Kalling a su alterego en una entrevista con medios latinos de la que participó Página/12.

–¿Por qué cree que los actores se lanzan más que antes a escribir su propio material y dirigirlo? ¿Cuál ha sido su fórmula?

–Para mí fue natural porque siempre lo hice. Si te lo ponés a pensar es lo más fácil del mundo: actuás lo que vos escribís teniéndote como modelo. No es que uno de ellos ha sido el más difícil, porque todos me encantan. Lo más difícil es poder hacerlos bien uno por vez. Mi mayor responsabilidad, a lo sumo, es la de hacer un programa gracioso.

–Por el tipo de personajes que usted ha encarado hubo quien se animó a definir esta era como la de Mindy Kaling, ¿es consciente del rol que encarna desde lo femenino?

–Obviamente no. Si lo hubiera querido hacer desde esa lógica no habría salido. Pero habiendo dicho esto, realmente disfruto encarando un tipo de rol que no suele ser el que se ve en las ficciones. Es una de las mejores cosas de este trabajo. Inspirar desde tu propio lugar. Puede que en realidad la mayoría de las chicas jóvenes se sientan dislocadas como Mindy, con todos sus sueños a mitad de camino, y eso es algo que quería poner en primer plano en esta comedia.

–En un episodio hay un homenaje a Cuando Harry conoció a Sally. Mindy la menciona como su película favorita. ¿Fue un simple guiño o le sirvió de influencia?

–Tuve muchísimas influencias de distintos tipos de comedia al momento de concebir The Mindy Project. Pero diría que la mayor de todas ellas fue Cuando Harry conoció a Sally. Es simplemente perfecta. Pero también me marcó el trabajo de Emma Thompson, quien no es sólo una actriz, escribe su material, es muy versátil. Me gustaron películas como Vicky, Cristina Barcelona y El diario de Bridget Jones. Son diferentes tipos de historias y están encaradas desde distintos ángulos.

Cabe decir que la película basada en la novela de Helen Fielding y estelarizada por Renee Zellweger no sólo influyó sobre Mindy Kaling. En el modelo de feminidad en primera persona aparecen varias ficciones televisivas (Girls, Mom, Appartment 23, Super Fun Night) con chicas tan cascoteadas como orgullosas, contradictorias y desfachatadas. The Mindy Project se destaca en que las bromas incluyen también a la platea masculina, y por cada cachetazo hacia su propia criatura luego viene una caricia. Es una comedia romántica (muy consciente del género por el cual transita), pero sin un príncipe azul claro. Más que médica, Mindy trabaja de plomero, arreglando las grietas de sus relaciones con el otro sexo.

–Por su programa han pasado varios invitados como James Franco y Seth Rogen, que le roban el corazón a la protagonista. ¿Cómo lo logra? ¿Se apegan a un guión o hay espontaneidad?

–Lo más difícil es coordinar las agendas, pero la mayoría viene en plan de amigo. Con Seth sabía que iba a ser de ida y vuelta. Pero el que más me sorprendió fue James, porque se apegó al guión y a su personaje, no jugó a ser James Franco haciendo de otra cosa.

–¿Cómo fue la decisión de ponerle su propio nombre a su personaje? ¿Es tan parecida a ella? ¿Tuvo la intención de generar cierto tipo de confusión en este sentido?

–En un principio no lo pensé. Entiendo la curiosidad que eso provoca. Siempre vi al personaje como algo más, algo distinto, pero que sale de mi cabeza. Todo lo que Mindy hace es en función de la historia. Creo que nos enojamos por las mismas cosas y tenemos posiciones tomadas muy parecidas. Pero cuando hacés una ficción tu personalidad, en realidad, está repartida en todos los personajes, no sólo en quien lo protagoniza. Todos tienen algo de Mindy.

Compartir: 

Twitter
 

Kaling interpreta a la doctora Lahiri en The Mindy Project, que se puede ver los miércoles por TBS.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.