espectaculos

Lunes, 11 de abril de 2016

SERIES › SHADES OF BLUE POR UNIVERSAL

Diva de la maldita policía

Shades of Blue tuvo su estreno la semana pasada por Universal Channel (jueves a las 21). La serie, estelarizada y producida por Jennifer López, ubica a la diva en el universo de Martin Scorsese, más precisamente en Los Infiltrados. Su Harlee Santos es Matt Damon y Leo DiCaprio al mismo tiempo, ya que es una policía corrupta y una soplona. Mejor dicho, hay una pizca de lo hecho por el director de Buenos Muchachos en la comarca de la cantante y actriz de raíces boricuas, en especial por la presencia de Ray Liotta. ¿Un ejemplo? Para encubrir sus pecados, la detective destroza un auto contra una valla al ritmo de Rihanna. Este drama policial, original de la NBC, dura trece episodios y tiene confirmada una segunda temporada. El precinto 64 de Brooklyn es la tapadera para que sus integrantes cometan toda serie de ilícitos. Su teniente, Matt Wozniak (Liotta), reclama lealtad para “la familia” y lidera a los suyos como un padre estricto y bonachón. De todos los que conforman su escuadrón, Wozniak dice poner las manos en el fuego por Santos. La agente es una de las más experimentadas y embanderadas con la causa: recibe coimas para la caja, ensucia escenas de investigación y organiza el crimen antes que combatirlo. La premisa de Shades of Blue tiene su atractivo, colocar a un personaje sin ningún tipo de encanto como protagonista. Tras apresarla en un ilícito, el FBI acorralará a Santos para que sea su infiltrada. Esa delgada línea es la que trabaja la serie. Soplones, malos policías que justifican sus peores acciones, morales grises, y una López siempre de escote tratando de salvar su pellejo.

Se nota que López es la estrella y productora ya que aparece en todos los segundos, salvo en dos escenas. En estos dos escasos instantes, el personaje de Liotta se desata como Jack Nicholson en la película de Scorsese. En una manda al muere a un pandillero: “Esto es proteger y servir”, le dice. En la otra le hace tragar cenizas de muerto a un mafioso que se pasa de vivo. No es The Wire, tampoco The Shield, es JLo reconvertida en una maldita policía.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.